El cliente siempre paga

Vuelvo a estar en minoría absoluta. Si ayer les confesaba que no entendía los motivos para festejar una decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que no pasa de palmada en la espalda, hoy les cuento que tampoco alcanzo a comprender el rasgado de vestiduras ritual a cuenta de la yenka del Supremo español con el impuesto de las hipotecas. Me suena, ya siento ser tan directo y seguramente inoportuno, a cabreo programado o a modelo de pataleta para armar.

En todo caso, si hay algo sorprendente, casi misterioso, en el episodio, es la evacuación de la sentencia ahora autocorregida. Resultaba imposible de creer que un órgano judicioso como el que nos ocupa le atizara semejante bofetón a la banca, y más —a ver quién se atreve a reconocerlo— en una cuestión que el común de los mortales, con o sin préstamo hipotecario, daba por hecho que le tocaba apoquinar al firmante. No digo que fuera lo justo. Apunto que es exactamente como está montado el invento este del capitalismo: en el precio del bien o del servicio están repercutidos todos los costes de producción, incluidos los impuestos.

Poca escapatoria hay a ese principio. Y si el gobierno justiciero de Robin Sánchez acaba endiñando por ley el impuesto de marras a las entidades, serán los bolsillos de los clientes los que se resientan. Ese “la banca siempre gana” que ha dado para tanto titular ingenioso es literal. Incluso si sus supremas señorías hubieran mantenido el fallo inicial, no hacía falta ser un lince en materia financiera para tener claro que los paganos finales seríamos de forma alícuota todos los usuarios de los servicios bancarios. Así de triste.

3 comentarios sobre “El cliente siempre paga”

  1. Hola

    De forma alícuota todos los usuarios. Hasta quien no ha pedido una hipoteca en su vida, sin embargo, tiene cuatro duros ahorrados metidos en acciones bancarias. Bajonazo de la Bolsa que culpan al rollo hipotecario. Que bien

  2. La banca no va a dejar de ingresar el dinero de ese impuesto aunque haya sido un abuso.
    De una manera u otra nos los cobraran con creces.
    La banca como bien dices siempre gana y como pobretones que somos no nos queda mas remedio que acudir a ella.

  3. ..seguirán pagando a las mafias banqueras los ciudadanos de a pie. Ya se inventarán algo como el cobro de papel higienico o la pobre txabala esclava en atender al cliente y abrir la puerta cuando llaman al timbre mientras los aspirantes a subdirectores de tercera clase se tocan el poco rabo que tienen.
    Pero a lo que ibamos, es mejor hacer algo y mojarse, que no hacer nada y esonderse.
    El gobierno de Sánchez ha hecho lo que tenía que hacer. Y culpable de todo el Tribunal Supremo que tiene que juzgar a los presos catalanes politicos.
    Digno de una película de Groucho con su hermanos Marx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *