Google Docs, Drive, Keep, Sheets & Slides sufren problemas temporales

Durante el pasado Viernes, los usuarios de los servicios arriba mencionados de Google en la nube experimentaron la desagradable sensación de no poder acceder a los archivos en ellos almacenados, ya fuera desde las aplicaciones móviles o desde las versiones de escritorio.

Google Drive, por ejemplo, al pretender acceder a él, te ofrecía en lugar de tus archivos un icono giratorio en movimiento:

Y lo mismo pasaba con el resto de servicios mencionados. En mi caso, por necesidades de trabajo, tenía que cambiar los permisos de acceso de algunos de mis archivos almacenados en Drive … y no pude hacerlo. Hasta el Sábado.

Por supuesto, esta no es una nueva situación; y, como ya he comentado, en la mañana del Sábado parece que todo ha vuelto a la normalidad. Los servicios basados en la nube son de gran utilidad para todos los que vivimos / trabajamos con el ecosistema Android; y no hay que olvidar que Google nos suministra versiones gratuitas de todas estas aplicaciones, desde el momento que nos hacemos con un terminal Android (que, eso sí, no suele ser gratuito). Que funcionen como lo hacen, la gran mayoría del tiempo, ya es un logro en si mismo.

Sin embargo, eso no hace que el problema desaparezca. Con la llegada de Google for Work, se pretendía la utilización de estas mismas aplicaciones en un entorno profesional, lo que requeriría mayor seguridad tanto para los datos como, por supuesto, para poder acceder a ellos en cualquier momento. Pues bien, fueron muchas las informaciones referidas a empresas que también vieron afectados sus sistemas basados en Google for Work.

Por ello, hemos de esperar que estos “fallos” sea cada vez menos frecuentes; sobre todo porque yo he podido esperar hasta esta mañana para trabajar con mis archivos pero, sin duda, esta situación habrá producido pérdidas en empresas que confiaron en los sistemas de Google. No parece que, a estas alturas, el trabajar con sistemas basados en la “nube” vaya a ser un proceso que pueda dar marcha atrás.

¿Y vosotr@s, seguiréis confiando en la nube?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *