De Nexus a Pixel, ¿un paso en la dirección correcta, o un salto al vacío?

Cuando quedan horas para el evento del día 4, que ha sido calificado como histórico desde Google; y teniendo en cuenta que los terminales Pixel han sido ya filtrados desde todos los ángulos posibles, por lo que pocas sorpresas podemos esperar ya, desde El Rincón Androide vamos a dedicar unas líneas al análisis de la nueva dirección que Google parece querer adoptar.

Vaya por delante, como muchos ya sabréis,  que todos mis móviles Android han sido Nexus: desde el  Nexus One (el primero y, hasta ahora, curiosamente el último de HTC), hasta el actual LG Nexus 5X, siempre he priorizado la experiencia de usuario «android puro», y los precios contenidos, antes que las prestaciones extraordinarias en uno u otro aspecto.

Sin embargo, hay que reconocer que los últimos Nexus baratos, lo que se dice baratos, no eran; al menos, no en el momento de su lanzamiento. Sin embargo, las filtraciones acerca de la gama Pixel, en lo referente a los precios, nos hablan de unos 650 $ en el caso del de menor tamaño…lo que lo pondría, de salida, al cambio y tras impuestos, más caro que el Huawei Nexus 6P, y con precios más propios de un iPhone recién salido de la caja. Los del Pixel XL se irían a niveles del Samsung Note 7, de modo que estaríamos hablando de topes de gama.

Por supuesto, Google tiene derecho a querer su parte del pastel de la gama alta; e incluso, por qué no, a comenzar a presentar productos con características de hardware novedosas (no sólo el software), algo que Samsung parecía monopolizar en los últimos tiempos.

Si algo se le puede criticar a Google es la poca vida útil de muchas de sus líneas de producción. Con Android One y su, aparentemente, poca penetración en el mercado, ahora le toca el turno a los Nexus que, previsiblemente, caerán rápidamente en el olvido en favor de los Pixel. Google ya ha mostrado en el pasado que pueden ser tan rápidos creando como destruyendo conceptos nuevos, y mucho me temo que los Nexus serán los siguientes; si quieres Android puro, tendrás que pagar por ello…y mucho, por lo que parece, a partir de ahora.

Afortunadamente para aquéllos que entendemos el móvil como una herramienta de trabajo, y no como un símbolo de estatus, el mercado nos da cada vez más opciones de gama media/alta a precios aceptables y con soporte de actualizaciones aceptable. En nuestro país, Bq, aunque con aspectos mejorables, es un buen ejemplo de ello; y, probablemente, un buen lugar en el que acabar si, como parece, Pixel se postula como los iPhone de Google.

Un comentario sobre “De Nexus a Pixel, ¿un paso en la dirección correcta, o un salto al vacío?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *