Kuartango, tan cerca y tan desconocida

Antes de que comenzará a llover a cántaros, pusimos rumbo a Altube y una vez allí, decidimos seguir carretera arriba a ver adonde nos llevaba el asfalto. Después de deliberar unos minutos, decidimos coger dirección Logroño y una vez llegados al impresionante paso de Subijana, tomamos la decisión de parar nuestro viaje para hacer un pequeño recorrido por Kuartango. Digo pequeño, porque anochece muy pronto y además, si en Bilbao y alrededores hace frío, ahí arriba (en algunos puntos podemos alcanzar hasta los 700 metros) la sensación de fresco es aún mayor. Eso sí, la altitud hace que el aire que se respira sea inigualable.

No solo la atmósfera te transporta a plena naturaleza, un paseo por este rincón es como un viaje a la Edad Media. Nuestro territorio vecino tiene ese eco medieval que es incomparable. Casonas, iglesias, callejuelas. Araba, tan cerca y en ocasiones tan desconocida. Tenemos auténticas joyas en Euskadi muy bien conservadas y restauradas con mucho gusto. Aquí os dejo un resumen de algunos lugares que pudimos grabar, es poco para todo lo que hay por ver en Kuartango.

Un jardín tropical repleto de mariposas

No hace falta ir muy lejos para deleitarse con un auténtico jardín tropical. A escasa hora de Bilbao, en Santillana del Mar (Cantabria), se encuentra el Zoo y Parque Cuaternario de Santillana que alberga esta maravilla natural. Cuando te adentras en este espacio enseguida puedes sentir el contraste de temperatura, nada tiene que ver con el frío y húmedo clima de la cornisa cantábrica.

Un ecosistema ideal para las cientos de mariposas que revolotean en su interior. Es un lugar sin duda mágico. Sobre todo porque el visitante, también tiene la oportunidad de adentrarse en este jardín y sentir a estos lindos invertebrados revolotear por su cabeza.

La mariposa hoja, la monarca o las de alas transparentes; así más de 35 de especies viven y se crían aquí.

A continuación, un pequeño vídeo de este mágico lugar:

Este no es un zoo al uso, es un lugar levantado con cariño y pasión por José Ignacio Pardo de Santayana de la Hidalga, hijo de Gonzalo y María, mitad alavesa, mitad guipuzcoana. Cuenta en su biografía que de los veranos en Eskoriatza guarda recuerdos de cuando iba al río con su cazamariposas para abastecer el estanque del jardín. Sin duda un amante de los animales y la naturaleza que le llevo allá por 1977 a abrir este lugar donde hoy día sigue viviendo con su mujer, Maribel. Un zoo del que dice ellos son dos más de sus habitantes.

José Ignacio Pardo de Santayana de la Hidalga en su jardín tropical

Datos útiles para tu visita:

La dirección: Avda. del Zoo, 2 de Santillana del Mar, Cantabria. Si tienes un GPS las coordenadas geográficas son:

Latitud: 43º 22′ 58.53» N

Longitud: 4º 6′ 6.47» W

Contacto: 942818125

El otoño se despierta en la naturaleza

El otoño ya está aquí. Quizás sea en este comienzo del año cuando más poéticos e íntimos nos ponemos. Y es que cuando hablamos de la primavera se nos llena la boca de palabras como perfume, flores, alegría. El verano nos transporta a la playa, nos recuerda al sol, al bullicio de las terrazas. Y aunque el invierno sea otra estación de lluvia, nieve y frío, también es cierto que es momento de fiesta y alegría. Así que únicamente nos queda el otoño para la verdadera inspiración y momentos introspectivos, a la vez que melancólicos. También es cierto que el choque entre agosto y septiembre es enorme. Quizás sea hasta sano y normal sentir cierto desasosiego. Es un cambio importante que se produce en muy poco tiempo.

Atardecer en Getxo

Hay signos inequívocos de que aun sin mirar el calendario, nos descubren que ha llegado la tercera estación del año a nuestras vidas. Imposible no hablar de las hojas y sus tonalidades marrones. Es una señal muy clásica, pero a la vez de las más bonitas, por no decir, la más bonita. Todos los años nos enamoramos de las mil y una tonalidades de los árboles, tonos marrones, ocres, cobrizos.

Y por cierto, exceptuando casos necesarios, sigo sin entender que haya a personas que les pueda molestar las hojas caídas en el suelo. Son una hermosura y además crean un entorno perfecto para el desarrollo de la vida natural.

El comienzo de este otoño está siendo algo seco y la naturaleza se encuentra algo extraña pero ya se pueden ver arboles pintados de tonos otoñales en muchos puntos de nuestro territorio. Hierba cubierta de hojas caídas.

La flor más bonita del otoño

Y aunque el terreno este poco húmedo, han salido ya algunas flores de otoño como el resplandeciente y precioso “Colchicum autumnale” también conocido como Colquico, Narciso de Otoño o Azafrán Silvestre. Lo cierto es que vimos pocas flores, eran escasas y dispersas. Pero eso no le quitó belleza a las pocas que conseguimos vislumbrar.

A pesar de ser familia del azafrán de cultivo, esta bella flor tiene algo de toxicidad, por lo que el ganado no la come y así es más fácil encontrarla. Además de porque llama muchísimo la atención su color. Esta especie consigue unas tonalidades lilas increíbles a pesar de estar en otoño. Resalta entre el verde de los campos. La podemos encontrar sobre todo en los pastos de alta montaña y a los bordes de los caminos de altitud.

Sus hojas se mantienen durante todo el otoño, incluso en invierno, para morir en primavera, momento en que comenzará su letargo. Y es sin duda, también una de las señales más bonitas del comienzo del otoño.

Otra señal inequívoca es, desde luego, la falta de luz solar. Se hace el día más corto y nos recogemos antes en nuestros hogares,…. A no ser que nos pongamos las botas de monte, nos hagamos con una cesta y una makila y nos vayamos a pasar el día al monte para ir a por setas! No podía faltar otra de las imágenes típicas de esta estación, ¿verdad?

Baño «zen» en Landa

Me encanta nuestra costa; el mar, la sensación de la brisa salada en la cara, nuestros escarpados y sinuosos acantilados, cargados de una memoria geológica fuera de lo común. También la silueta redondeada de nuestros verdes montes, salpicados de caseríos y bosques. Aunque tengo que confesar que Araba, me tira. No se si será mi cuarta parte alavesa o la sensación de quietud que se respira ahí arriba (Landa está a 555 m de altitud), pero lo cierto es que nuestro territorio vecino, me gusta y mucho. También ayuda el hecho de que goce de clima continental que siempre ayuda a los que tenemos problemas respiratorios.

Si os acercáis a Landa en primavera, os vais a quedar impactados con su belleza fuera de lo común. Es un paisaje quizás no tan conocido y eso seguramente lo haga aún más sorprendente. Estamos al noroeste del embalse de Ullíbarri-Gamboa, conocido como el Parque Provincial de Landa. Sus cuarenta hectáreas son un regalo para la vista pero también para el olfato, cada dos por tres os toparéis con plantas aromáticas como la menta.

Aunque sea un embalse para el abastecimiento de agua, se ha convertido en un lugar de gran cantidad de aves y plantas. También pequeños bosque de robles, pinos, encinas y más … Además está realmente bien conservado y limpio. En ocasiones pareces transportarte a tierras más lejanas, cuesta pensar que nos encontramos en Euskadi.

A los que les gusta la naturaleza pero las cuestas y los desniveles no tanto ¡aquí están de suerte! Existe un paseo muy bonito para ir a pie o en bicicleta alrededor de su orilla con 45 kilómetros de recorrido, ¡todo llano! Por el camino os acompañaran los cánticos de aves como fochas, somormujos, zampullines y azulones, o quizás tengáis la suerte de avistar especies más escasas como la garza imperial, el ánade friso o el cuchara común. 

Si queréis saber más acerca de como poder avistar aves, aquí os dejo los datos, ya que existe un Parque Ornitológico: Parque Ornitológico de Mendixur.
– Oficina del Parque Provincial de Garaio: Tf 695 782 498 garaio@galemys.com 

Un pequeño vídeo de los sonidos que nos regala el embalse.:

En este rincón de Euskadi, lo que casi con seguridad os acompañará será el sol y el buen tiempo. Así que seguro que lo que más os apetecerá será un chapuzón. Y haréis bien, no en vano estamos en la que se conoce como la playa de Vitoria. Se trata de una playa de arena fina con 500 metros de longitud y con duchas, un puesto de socorrista y bandera azul, como cualquier otra playa. Además, no se a vosotros, pero esa sensación de bañarse en agua dulce, es incomparable. Parece más refrescante el baño, pero tranquilos el agua no está especialmente fría.

Darse un chapuzón es más que recomendable. Si os lo encontráis medio vacío, tendréis la suerte de bañaros acompañados de los cánticos de las aves de fondo y con una paz fuera de lo común. Desde luego que es un sitio zen incomparable. Me declaro enamorada de Landa.

Un “Guernica” para comérselo

Esta mañana he ido a redesayunar a la pastelería Zuricaldai de Neguri, es uno de esos pequeños placeres de la vida. Si os acercáis, no solo os endulzaréis ¡que buena falta nos hace! en los tiempos que corren, sino que además os atenderán a las mil maravillas. Allí es donde el anfitrión, Kimetz Garate, nos ha contado la gran azaña de la que ha sido participe junto a otros 39 compañeros de profesión, nada más y nada menos que ¡elaborar un «Guernica» de chocolate a tamaño real! Una idea iniciada por la joven Federación Vasca de Gastronomía Dulce Artesana – Euskal Gozogileak. Una obra inédita y sin duda original, que hace la boca agua hasta al menos goloso.

Me imagino que no ha tenido que ser fácil recrear con sus propias manos un «Guernica» de chocolate de 7,70 metros de ancho por 3,50 metros de altura, una replica casi exacta del Picasso que duerme en el museo madrileño.

Mural de cerámica «El Guernica» de Pablo Picasso en Gernika-Lumo. Pixabay.

Esta original idea se engloba dentro de uno de los homenajes que se están llevando a cabo por el bombardeo de Gernika, cuando se cumple el 84 aniversario del trágico suceso.

Desde luego una obra de arte que apetece ir a ver. Se dió a conocer en la villa bizkaina el pasado 25 de abril pero será itinerante y viajará por distintos puntos de nuestro territorio como Bilbao, Iruñea o Baiona.

Me huele que Euskal Gozogileak nos va a dar en los próximos años ¡muchas sorpresas!

Mujeres y vino, amor a primera vista

Las mujeres siempre han sido claves en el mundo del campo, diría más bien, que han sido imprescindibles a lo largo de la historia. No obstante, su papel siempre ha estado relegado a un segundo plano, como un accesorio o como un complementario al trabajo del hombre. Aunque a lo largo de las ultimas décadas ha habido casos como el de las enólogas, que cada vez van tomando más terreno en el mundo del vino. Un claro ejemplo es el de Isabel Mijares (no hay bodega donde no se respete a esta veterana enóloga). Dicen algunas en el sector que el ser mujer ayuda a su labor en el arte de crear vinos, ya que al parecer la féminas tenemos un sentido del olfato más desarrollado que el de nuestros compañeros varones. No solo las mujeres están presentes en el arte de producir vino, también nos encontramos con bodegueras como Mercedes López de Heredia que ha sido nombrada bodeguera del año por el británico Tim Atkin, en su Master of Wine, es así como una biblia de los vinos. Su bodega de Haro tiene un larga y exitosa historia que ahora está ligada a esta incansable bodeguera.

En Euskadi también tenemos buenos ejemplos de bodegueras, como es el de Asun Eguren, que capitanea la Bodega Eguren Ugarte. Y que Agroviajeros TV tuvo el placer de entrevistar. Asun nos recibió con una sonrisa y nos enseñó su bodega familiar, situada en la milla de oro de Rioja Alavesa, en Paganos, Laguardia. Sus vinos pero también su infraestructura son un ejemplo de innovación y tradición a partes iguales. Son increíbles sus vistas pero también sus bodegas subterráneas. Pero sobre todo se me quedó el buen sabor de boca de sus vinos y de conocer a esta genial empresaria de imborrable sonrisa.

Elaboramos cuajada con leche recién ordeñada

Me he propuesto llevaros de viaje a través de un recorrido por mi archivo de videos y fotos para rescatar agroviajes y aventuras rurales que guardo con mucho cariño. Uno de ellos es de cuando elaboramos cuajada con el pastor Patxi de Alluitz Natura, nos transmitió el amor que se le puede llegar a coger a un rebaño, y que además ese cariño puede ser reciproco.

Ordeñamos junto a él con el método tradicional, Kaiku incluido. Elaboramos cuajada también con dos métodos distintos. Uno de ellos muy tradicional como lo hacían los pastores, pasteurizando la leche de oveja con piedras que calentaban en el fuego. ¿Queréis saber más acerca de esto y ver lo fácil que es elaborar cuajada?

Pues aquí os dejo el fragmento de cuando hicimos el programa en Urkiola y visitamos Alluitz Natura hace tres años (2017).