Comentarios concatenados el día en que se anuncian elecciones

Martes 17 de septiembre de 2019

Buenas Noches y Buena Suerte

Así terminaba sus informativos, Clonney padre, un periodista honesto y valiente que lucho contra aquel senador impresentable apellidado Mc. Carthy. “Buenas noches, y buena suerte” ,fue una película sobre el padre de Clooney que tiene reflejos y destellos de la actualidad, como toda buena obra, aunque manten¬ga el ancla puesta en hechos muy con¬cretos del pasado, Clooney deja que flo¬rezca la impresión de presente: la infor¬mación, la opinión, los medios de co¬municación y el poder siempre dis¬puesto a ponerles cerco y el periodista íntegro que nunca le pierde la cara a lo esencial, diga lo que diga el Consejo Audiovisual de turno y otros integrismos.

A Bocados.

Es un magnífico programa. Te ayuda a conocer la Euzkadi profunda. Joseba Argiñano lo hace muy bien. Y Ander González en verano, danzando por los pueblos y hasta este viernes, ha estado en los puertos costeros hablando con la gente, sus cocineros, sus tipos txirenes, sus historias y haciendo sus guisos. Era un placer. El viernes pasado estuvo en Bermeo con un pelotari Ormaetxea que se casó en Miami, con una afroamericana y su hijo lleva con él el Almiketxu. Salieron padre e hijo. Un gran programa. El lunes Ander volvió al formato habitual con Gabriela Uriarte. Bastante insoportable. Gabriela comunica bien, es muy guapa, tiene una carcajada explosiva, pero no le aporta nada al programa salvo sinsorgadas, arrumakos y obviedades. Seguramente no le dejan hablar de lo suyo que el nutricionismo, pero el caso es que un poco está bien, pero casi una hora de interrupciones vacías, cansan. ¿Por qué no le dan un programa a ella y dejan que Ander hable de cocina?.

En julio Ander, con cocineros y cocineras, mantenía un diálogo fluido e interesante sobre el pueblo y sobre el plato que preparaban. Recuerdo un careo en Zarautz francamente interesante. Cada uno en su sitio. Lo malo es que eso ya ha desaparecido. Le deseo lo mejor a Gabriela, pero no me gusta nada el papel que le obligan a hacer.

Menos lobos, señores

Ortiz Osés, que presentó su obra en Bilbao, defendió la pluralidad de ideas y arremetió contra los dogmas y el heroísmo. “Las actitudes heroicas no conducen más que al absolutismo y a la imposición de los dogmas. Hay que asumir con más entereza la fragilidad de las verdades absolutas y promover una nueva razón cargada de afectividad. El heroísmo es creerse que somos dueños absolutos del destino, sin reparar en nuestras limitaciones”, señaló el pensador.

Delenda est Carthago.

El descargo del presidente del Supremo, la semana pasada, nos dieron la noticia de que hacía ocho años, ETA había desaparecido. El enemigo al parecer fue el terrorismo asesino, ya sea etarra o de cualquier clase. Una lección que nos ha costado aprender, pero que hemos aprendido a fuerza de muertos y de lágrimas. Catón el Viejo siempre terminaba sus discursos en el Senado Romano con una coletilla célebre: Delenda est Carthago. Cartago debe ser destruida. Con esa misma convicción, detrás de las discusiones generales y los planes económicos, ése debería ser el lema unánime de cualquier político, ya sea socialista, popular o nacionalista: Delenda est ETA.O, actualizándola, ETA está ya Destruida.

Hay que oir

Dicho con una retórica que combina el ritmo cadencioso de Luther King –“elijamos la unidad sobre la diversidad”- con el brío intelectual de John F. Kennedy –“digo lo que el pueblo necesita oír, no lo que quiere oír”-, en el tono bajo del saxofón.

Himno de la alegría

“Tenemos que reemplazar el mapa azul y rojo de nuestro país por una gran coalición no partidista”. Unido a la electricidad que irradia, resulta irresistible, pues más importante aún que el mensaje es que hace sentir bien a la gente, tras años de división y negativismo.

Una evidencia

Una de las más contundentes obviedades que han salido jamás de la pluma de alguien consagrado al pensamiento es la que, con motivo del proceso contra Miguel Servet, escribió Castellion contra Calvino. “Matar a un hombre” dijo, “no es defender una idea; es matar a un hombre”. Si esta implacable evidencia hubiera guiado la actuación de tantos caudillos y otros hacedores menores de la historia, es probable que la humanidad se hubiera ahorrado buen número de sus dolores y tragedias.

Condecoraciones

Sentenciaba Churchill que las condecoraciones, jamás se piden, nunca se rechazan y no se exhiben a menos que te lo pidan. Pocos cumplen este triángulo de la virtud.

Gatos con zapatos

Aquí en Euzkadi los gatos quieren zapatos y aquí los virreyes exigirán el ducado al césar.

Chesterton

Cómo debió disfrutar, por ejemplo, aquel antagonista de Chesterton empeñado en demostrarle que hay que combatir al enemigo con sus propias armas cuando leyó esta réplica: “Entonces, señor mío, ¿cómo se las arregla usted para picar a una avispa?. Es este ingenio, aunque no siempre quiera ni pueda ser cortés, el que uno echa de menos.

Pla y Tarradellas.

El escritor Josep Pla se entrevistó, a principios de 1960 durante tres días, con el presidente de la Generalitat en el exilio Josep Tarradellas. La visita de Pla fue un encargo de la burguesía catalana con la finalidad de elaborar un documento sobre el perfil político y humano del político exiliado.

En este sentido, en el informe detallado se indica que Pla se encontró con “un político como pocos he conocido: un hombre claro, coherente, buen observador, sin brillantina, cauto, astuto, inteligente, prudente y valiente, formado por una navegación difícil y larga”.

Le faltó decir que era un gran marrullero y que costó sacarle del Palau.

Julia Roberts

(Julia Roberts, actriz). Aquí estoy (risas). No soy nueva, aunque estoy como nueva.

Meryl en el festival de Cine de Donosti

(Meryl Streep). Dijo en Donosti que creía que una de sus armas secretas como intérprete, desde su primera vez (el filme Julia, en 1977) ha sido mantenerse al margen de la producción y por ello estar siempre a expensas de los guiones que recibe. “Soy como la chica que espera que la saquen a bailar”. Y vaya si ha bailado. Con los más grandes.

Cabreo del Sr. del Clarinete

El carismático Bill Clinton, famoso por encandilar a propios y extraños, fracasó en la misión al transformarse en bestia colérica cuando salió a relucir el nombre de Bill Richardson. “Fue como si alguien le hubiera quitado la anilla a una granada”, describió el diario “San Francisco Chronicle” al narrar el incidente, que se produjo durante un encuentro privado en la campaña de Hillary.

Danzad, Chicos

Llegarán a la final del concurso y otros, como en la película Danzad, danzad, malditos, caerán agotados por el esfuerzo.

USA

No cabe duda de que es un país con unos usos democráticos muy asentados, pero los valores tóxicos de esa democracia, como el individualismo atroz, le han llevado a una situación desesperada.

Una vieja colilla.

Con estilo y picaresca, Heinz evitó, en parte, la maldición enunciada por Norman Mailer, a saber, que “un viejo periodista” de boxeo es triste de ver: tiene el mismo aspecto que un viejo empresario de boxeo profesional, que es como decir que se parece a una colilla vieja”. Gráfica descripción.

La propuesta de Rivera en dos platos

Navarra,155, impuestos. De Clausewitz se extraen citas para cualquier acomodo, pero su estudio de la guerra es fácilmente resumible: no basta ganar batallas ni despiezar los ejércitos contrarios; el objetivo del conflicto es arrebatar al adversario su intención de seguir luchando. Eso sirve para la guerra, para la empresa y por supuesto, para el independentismo vasco, el de Esquerra de Cataluña o el Bloque Nacionalista Gallego. Y para Puigdemont y su racimo de simpatizantes y cooperadores.

Y nos decían esto: Constitución prevé mediante mayorías en el Congreso y el Senado la intervención de una autonomía por el Gobierno central.. El problema –volviendo a Clausewitz- es que los independentistas vascos –al contrario de los catalanes o gallegos- creen cejijuntamente que el Gobierno de España acabará cediendo, por la sangre o la desobediencia civil. Si quieren pasaremos otros 30 años con el conflicto a cuestas, pero algún día los Arzalluz, los Ibarretxe, los Egibar, los etarras, comprenderán que están boxeando contra un colchón y dedicarán sus esfuerzos a mejorar la vida de la española autonomía vasca.

De una entrevista a Jorge Semprún

-“Lo propio de una inteligencia auténtica es que sea capaz de funcionar sobre hechos contradictorios…”

-¡Qué difícil”

-Y uno de sus personajes –y cito de memoria- añade: “Habría que saber que las cosas no tienen remedio y estar, sin embargo dispuesto a cambiarlas”.

-Es instrumento insustituible para entender lo que pasa. El pensamiento dialéctico es consciente de que la realidad no se comprende desde el dogmatismo, sino desde la contradicción; sabe pensar a la vez dos cosas contradictorias, porque la realidad también lo es.

Se acabó la milonga de la transición – La Forralidad del PP

Lunes 16 de septiembre de 2019

Se acabó la milonga de la transición

La transición política española fue toda una milonga. Se guardaron algo las formas pero la ley de amnistía, amnistió a todos los asesinos y torturadores de la dictadura. Los jueces cambiaron el TOP por la Audiencia Nacional. El ejército fue golpista el 23 F. Los medios de comunicación estuvieron en las mismas manos. El jefe del estado lo puso Franco, en general, solo se blanqueó la fachada. Pero se cuidaron algo las formas mientras se sacralizaba una Constitución que por encima de cualquier otra consideración cerraba España, como una e indivisible, a cualquier tipo de cuestionamiento, mientras Madrid, el Madrid de Felipe II engordaba y engordaba. Pero allí estaba UCD, una derecha hispana con complejos.

Hoy todos los complejos se han echado al vertedero.

Con la propuesta de Rivera a Sánchez y sus tres peticiones, o sus tres deseos, aquel discurso falsamente incluyente ha saltado por los aires. Todo se resumen a la unidad de España como la planteaba Primo de Rivera como Unidad de Destino en lo Universal, un Rey que no sirve ni para moderar ni para arbitrar, y que los ricos paguen menos impuestos.

Con la jugada del político probeta hispano, Alberto Rivera, se hace normal, lo que es normal a nivel de calle, Pirineos hacia abajo.

Hasta ahora ese discurso no se verbalizaba con tanta contundencia. A partir de hoy vale todo. La guerra de sombras desaparece, se llama al pan –pan y al vino-vino y como decía Calvo Sotelo, ”Antes una España Roja que Rota”. Nada nuevo bajo el sol. Como en tiempos de julio del 36.

Bla, bla, bla, bla, bla.

Es lo que hay, Sra Baronesa de Toledo.

La Forralidad del PP

Cuando todavía se disimulaba, Álvarez Cascos le decía a Iturgaitz: ”Nunca haréis nada mientras no pongáis la ikurriña en vuestros actos. ¿Es oficial?. Pues ponerla. Se llama Euskadi y no Vascongadas, ¿Por qué le llamáis Vascongadas?. El Himno que tienen sin letra tiene música, ¿Por qué no lo ponéis?.”.

Otros tiempos.

El sábado tuvieron la Asamblea Cayetanense de la Foralidad y pusieron el Gernikako Arbola y la Marcha Real. La ikurriña de tapadillo y la española a pleno despliegue. Y de Foralidad, nada fuera de la Constitución que expresamente dice que ampara y respeta los derechos forales de los territorios históricos que, curiosamente, son preexistentes a esa Carta Magna.

Y ¿ni una palabrita a aquella iniciativa de Oiarzabal y de Casado de que ni una transferencia más?.

Hablan del estatuto de Gernika, lo sacralizan, pero no lo cumplen.

Bla, bla, bla, bla.

No aprenden nada, no olvidan nada, no proponen nada que no proponga Vox. Y se han quitado la careta.

Mala cosa señores.

Que para eso ganamos una guerra con ayuda del nazi fascismo. ¿O no?.

80 Años de la llegada del exilio a Venezuela y Alderdi Eguna

Domingo 15 de septiembre de 2019

Este año 2019, se cumplen ochenta de la llegada de los primeros refugiados vascos a Venezuela.

Aquello no fue una Diáspora sino simple y llanamente EXILIO. Comenzaba la guerra mundial, Francia iba a ser invadida por los nazis, los refugiados vascos no podían volver y el Gobierno Vasco en el Exilio gestionó las primeras remesas de familias vascas para Venezuela que llegaron en junlo del 1939 en el barco “Cuba”. Concretamente 82. Luego vendrían otros barcos como el “Flandre”, “Bretagne” y otros más, exilio que interrumpió la guerra pues las autoridades venezolanas deseaban que ese contingente de vascos del PNV que estaban en Francia llegaran a Venezuela.

Mi aita llegó en diciembre de 1939 con un grupo de jóvenes del PNV, amenazados con ser internados en el Campo de Gurs, que antes pasaron por República Dominicana. Viajaron de Burdeos a la entonces Ciudad Trujillo y allí, en un barco con un capitán vasco llegaron a Bonaire y de allí a La Guaira. Toda una aventura.

Viendo la exposición que está en el Archivo Nacional Vasco, en la calle María Díaz de Haro 3, he visto en su exposición aún abierta el barco La Salle, en el que viajó mi aita con ese grupo de jelkides y un republicano, D. Luis Aranguren. No conocía la envergadura de aquel paquebote donde se pasaron casi un mes más asustados que otra cosa pues los submarinos alemanes daban cuenta de los convoyes porque querían hacerse con el tráfico atlántico. Pero llegaron y allí rehicieron su vida.

Me ha hecho ilusión verlo en esa exposición ya que solo tengo fotos de ellos en cubierta.

Por estas razones de un exilio bien acogido en Venezuela y por la situación que están viviendo los descendientes de aquellos vascos y los venezolanos en general, hemos logrado el permiso de los organizadores para volver a instalar en el Alderdi Eguna (29 de septiembre) una Txozna en Foronda en nuestra segunda edición para vender arepas, tequeños, pasteles venezolanos, café, ron, ponche crema, etc., y con lo que obtengamos tratar de ayudar un poco a la gente que allí sufre por la opresión de una auténtica tiranía que se niega a declarar a Venezuela en emergencia humanitaria y cierra las fronteras para los envíos masivos de medicamentos y alimentos.

El año pasado, pese a nuestra inexperiencia, creo que fuimos una de las Txoznas más visitadas y confiamos en revalidar, con un mejor servicio, aquel primer éxito, por lo que si usted lee ésto y va al Alderdi Eguna sepa que allí estaremos esperándole.

Y en eso estamos.