Miénteme, Juan Carlos

Puesto que tengo ojos y oídos, no le discutiré a Juan Carlos Monedero que hay una campaña de linchamiento mediático contra su persona y su partido. Las acometidas son tan burdas como brutales, eso no hay quien lo niegue, del mismo modo que es evidente que quienes ordenan y ejecutan las andanadas no buscan nada remotamente parecido a la verdad, sino dañar un proyecto que consideran muy peligroso para sus intereses.

Empecemos a anotar ya en este punto, sin embargo, que tal objetivo, lejos de cumplirse, se vuelve contra los atacantes convertido en un constante aumento de la simpatía hacia Podemos y su cúpula. De ese efecto boomerang o pan con unas tortas, algo sabemos por aquí arriba o en Catalunya, donde el número de soberanistas ha subido al ritmo de los toscos exabruptos desde la trinchera de enfrente. Y tampoco se le escapa el fenómeno al propio aludido, que cuando le preguntaron sobre las posibles consecuencias negativas de su marrón para la formación emergente, contestó con media sonrisa que hasta la fecha, las embestidas habían hecho crecer el proyecto y que esta vez no tenía por qué ser diferente.

Sobran, por lo tanto, el regodeo en el victimismo y la sobreactuación en plan Calimero incomprendido. Primero, porque un tipo que es la rehostia en vinagre de la asesoría política —le pagan como si tuviera el Nobel de Veterinaria— era plenamente consciente de dónde se metía y de lo que le acarrearía. Segundo y más importante, porque como una parte de los demás tampoco nacimos hace tres cuartos de hora, tenemos meridianamente claro que el otro día Monedero nos mintió mirándonos a los ojos.

9 comentarios sobre “Miénteme, Juan Carlos”

  1. Pruebas de la mentira Vizcaíno. Ningún ciudadano ha presentado mas papeles justificando sus ingresos que Monedero, puedes no creer lo que dice pero no decir que nos ha mentido. El viernes pasado las televisiones privadas de ese País vomitaron exabruptos contra Monedero y contra Venezuela, se erigieron en paladines de la verdad absoluta y exigieron perdón y arrepentimiento a los pecadores ( a que me suena todo esto, ah si a ETA). Los que más tienen que callar son los que mas gritan. Los prebostes de la patria, de la patria del dinero y la vergüenza. Ya lo decía Malcom X «si no tenéis cuidado los medios os harán amar a los opresores y odiar a los oprimidos».

  2. ¿Pruebas? Desde luego, no lo que aportó. Allá tú si crees realmente lo de que «nongún ciudadano ha presentadomás papeles», cuando el único documento que decía ago era la factura. Y resulta que lo decía en su contra, pues desmentía en fecha y cantidades todo lo que Monedero y Podemos habían dicho cuando salió la cosa.
    ¿Pruebas? Las contibnuas contradicciones. Ha dado por dos (o tres aveces) versiones de cada cosa. O mintió la primera vez o el viernes. La lsita es larga, pero por ejemplo:
    1. Cuando salió lo de la complementaria, dijo que la hizo porque había escogido la mejor opción para las arcas de su país. El viernes dijo que hizo la complementaria para evitar habladurías.
    2. Dijo que el precio lo puso el cliente. Un rato después, que el precio lo acordó con el cliente.
    El único documento que podría arrojar luz es el contrato. ¿Confindecialidad? Basta expurgar las partes confidenciales. Con que aporte fecha concreta del encargo, naturaleza y forma de pago, suficiente. Pero no.
    También se suponía que todo el curro lo había hecho solo… hasta que aparecen los trabajos que encargó a otros. O dicho más exactamente, una pasta que pagó a otros.
    La irregularidad de hacer un trabajo de estas características siendo profesor de una universidad pública, ejem. No hay caso igual.
    Y el gran embeleco es lo del pastón. No hay asesor que cobre eso, aún siendo un tipo brillante y competente en su campo como Monedero. Y si se cobra, no es exactamente por el trabajo sino por otras cuestiones.
    Una gracia final: el supuesto trabajo va sobre la moneda única latinoamericana y sobre… ¡fiscalidad! Pero luego dice que no es experto en la española.

  3. Si es que hay gente que nace predestinada a ganar dinero, como este pájaro Monedero y por supuesto Botín. Chiste fácil pero, yo que soy un poco esotérica, me mosquea.

    De lo que argumentas contra el comentarista Iñaki el punto 1 y 2 no me dan ni frío ni calor porque la gente suele contradecirse, es más, si siempre dices lo mismo es que te has aprendido un texto. Sin embargo, lo del pastón me recuerda a lo de Cabieces o a lo de la Barcina o mejor a Urdangarin etc,etc,etc. Por eso no hay dinero, porque hay gente que se lo levanta a manos llenas. Aun así, Podemos es un soplo de aire fresco ¿o es que acaso hay alguien más?. Ojalá gobiernen en España y si son un fraude lloraremos nuestra mala fortuna porque la democracia es un fiasco y porque no se ve cómo cño podemos nosotros independizarnos y hacerlo mejor. Venezuela me parece un horror y sin embargo lo que había antes era tan malo o peor, habrá que seguir probando.

  4. El exdirector de la Agencia Tributaria ha salido al paso diciendo que no ha cometido ningún fraude ni delito fiscal. Las sociedades unipersonales es una práctica que el Ministerio de Industria recomienda a los autónomos. A este ciudadano se le ha denigrado de manera bestial desde la caverna mediática, esa que tanto vilipendiabas antaño, sin argumento alguno. Se ha puesto en duda su titulación y su derecho a realizar trabajos en paralelo a su labor en la universidad. Cuando se les rebate ese argumento, dicen que tiene 700 mil euros en el banco, pues no, tiene 200 mil ( otra vez tiene que presentar las cuentas bancarias). Nadie le obliga, pero lo hace, recordemos que no es ningún cargo público es un ciudadano común y corriente. Al final de toda esta historia cobrará pasta de Hacienda porque sus ingresos son rendimientos irregulares al haberse obtenido en varios años, pero la mancha sobre su honradez hay queda. Eso se llama difamar. Y el que defiende a los difamadores es cómplice. Este sábado pasado ha sido una verdadera vergüenza ver todas las televisiones hablando de la «dictadura» venezolana y relacionandolo con Podemos. Por no hablar del ministro Montoro haciendo pública informacion fiscal de un ciudadano. Este señor no investiga al marido de Cospedal que también tiene una sociedad unipersonal y cotiza con tal sociedad, por no hablar de la alfombra roja que puso a Botín y a todos los defraudadores de la lista Falciani. El caso Monedero se ha terminado, su honor no lo recuperará y la cacería ha terminado. Y repito si no tienes pruebas no siembres sospechas.

  5. Y dale. Pues Pujol lo mismo. Es tremendo lo de las anteojeras. Mucho más cuando se presume de progresismo.

  6. Pues yo no soy muy de Podemos: No es un soplo de aire fresco. Huele mucho a refrito Psoe´82 y a funcionario indignado («¿que hay de lo mío?»), ya lo he dicho alguna vez. Y estoy de acuerdo con J. Vizcaíno en las mentiras, disimulos y etcéteras de Monedero. Lo que no aguanto es la hipocresía: Si por cobrar unos ingresos a través de una sociedad instrumental tuvieran que dar una rueda de prensa y hacer exculpaciones todos los que lo han hecho, sólo en el solar carpetovetónico y periféricos, no habría salas de prensa ni micrófonos en el universo mundo que nos acoge.
    El ensañamiento mediático con un político que no ha hecho más que encubrir una más que supuesta subvención de un régimen extranjero para su organización política, es lo más parecido que se ha visto a la caza del zorro en Yorkshire.
    Lo que Monedero ha hecho es torpe, pero en mucha menor escala, similar a lo que Felipe González fraguó en el 77 con Teodulfo Lagunero y sus maletines de Barajas, y en el 82 Alfonso Guerra ofreciendo Loewe, Galerías Preciados y Banco Atlántico (lo salvable de Rumasa) con inversores extranjeros hoy primeros en la lista de Forbes (recordemos a Slim, comprando por 1 Pta. Galerias Preciados y vendiendola por 1000 mill. a El Corte Inglés., más el expolio Banesto para Botín, más…) ¿De qué eran pago esos pelotazos? Pues en eso se basó la sacrosanta y modélica transición.
    Tanto escándalo en el patio es vomitivo por abusivo; no por injustificado.

  7. Mi abuela decía :»Donde hay Ley hay trampa».
    Sí hay acoso y derribo a Monedero, y por su parte un poco de soberbia, (si se puede decir) y quiere gobernar un día un país, siendo transparente.
    Lo del pastón, visto lo visto y por dónde andan los políticos, en fin…Josu Jon Imaz de acciones de Repsol, 570.000 euros (eso en acciones) no me imagino lo que cobrará al año.
    Pero hay niveles que ni se plantean acosos y derribos.
    ¿Por qué unos ganan merecidamente y otros no?

  8. ¿Quién ha dicho que JJ Imaz se merezca su pastón? YO NO. Es más, sospecho que sí se lo ganó haciendo de topo del Estado en el PNV, así andan de abertzale-desteñidos desde entonces.

  9. Pero es que de todo esto se ignora continuamente algo que debería ser el punto de partida de la polémica: que Monedero no se quedó ni un céntimo de ese dinero; ahora se lo han hecho embolasar por narices. Y lo lapidan tratando de hacerle pasar por un chorizo que se ha quedado dinero de los contribuyentes. No sé de dónde ha salido ese dinero ni por qué, pero a ver… Monedero exporta unos servicios, nos importa divisas, no se queda nada del fruto de su trabajo, lo invierte todo en un proyecto (fundación sin lucro) que contribuye a crear riqueza y empleo, y todo (digan lo que digan ) filantrópicamente. Quizá su error ha sido no operar a la inversa como hacen los demás, o sea, destruir un proyecto, el empleo, expoliar dinero público con ello y llevárselo a Suiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *