Marchena el digno

Miren por dónde, al magistrado Manuel Marchena le nace la dignidad con una semana de retraso —en simulado y diferido, que diría la políticamente difunta Cospedal— y saca un comunicado renunciando a presidir esa casa de tócame Roque que llaman Consejo General del Poder Judicial. Premio para el que tenga la presencia de ánimo suficiente para reprimir la carcajada seguida del vómito. Hay que gastar una desvergüenza de talla triple XL para arrearse un comunicado jactándose de ser la releche en verso de la ausencia de mácula después de siete días en boca de todo chirichi como el vendedor de su alma al bipartidismo renacido a cambio de un puesto de relumbrón. Viene a preguntarnos el mengano en su tardía descarga de amor propio que por quién le tomamos. Y cabe contestarle a lo George Bernard Shaw: quién y qué es ya ha quedado claro; ahora se está negociando el precio.

Corrijo: se estaba negociando. La renuncia al puesto que se le había otorgado por adelantado ha mandado al carajo todo el cambalache entre PSOE y PP para repartirse las fidelidades y las poltronas del presunto órgano de gobierno de los jueces. Por si faltaran pelendengues a la broma, la formación que rompe es la de Casado, cuando la espoleta que lo revienta todo son unos guasaps del senador pepero (y cosas peores), Ignacio Cosidó, en los que se vanagloria del trapicheo.

La conclusión provisional es que volvemos a la casilla de salida, solo que con unos cuantos jirones más en el descrédito de la Justicia. Y no digamos ya en el de la política, que no ha de pasarse por alto que el fétido episodio venía bendecido por el silencio cómplice de Unidos Podemos.

4 comentarios sobre “Marchena el digno”

  1. Unidos Podemos se ha hartado de decir que no les gusta este sistema, pero para cambiarlo es mejor desde dentro.
    Podrá tildarles de lo que le venga en gana, pero llamar silencio a lo que hacen es faltar a la verdad. Eso está muy feo y resulta inquietante leerlo.

  2. La verdad es que no tengo por qué defender a nadie y menos a Vizcaino que se defiende muy bien, pero inquietante, lo que se dice inquietante es que Unidos podemos vino a cambiar un sistema podrido y con el cuento de que hay que cambiarlo desde dentro está apuntalándolo con más empeño que Felipe González a la Otan.

  3. Después de mi salida de tono (por la que pedí disculpas) en la entrada sobre la obligatoriedad de la filosofía, he leído cosas muy interesantes, ésta incluida.
    Aún estando de acuerdo en todo lo que dice (excepto como apuntan más arriba a la actitud de Podemos, con quienes por otro lado no comulgo), yo por aquello de «piensa mal y te quedarás corto» creo que lo que ha ocurrido en realidad es que el PP y este señor tienen claro que como la sala Segunda, «controlaremos desde atrás» el CGPJ y que es mejor no dejar en manos de «otros» el juicio de los acusados por el «procés»… y no me cabe duda de que, una vez terminado todo eso, este señor acabará presidiendo y controlando por delante o desde atrás, si no cambian las reglas del juego, el CGPJ.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *