Diario del covid-19 (20)

Se comprende la necesidad de buenas noticias, pero no puedo evitar que me resulte obsceno celebrar una porrada de muertos y otra de contagios bajo el argumento de que es la menor cifra desde no sé cuándo. Soy el primero en mirar con ansiedad los datos cada mañana buscando una señal, pero creo que no está de más una gota de contención. Las grandes derrotas se cimentan demasiadas veces en levantar los brazos prematuramente.

¿Que el bicho me está haciendo más cascarrabias de lo que ya era? No lo niego. Y anoten otra muestra de acidez gástrica y mental: tampoco entiendo el milagro a punto de obrarse de la multiplicación de los panes y los peces, o sea, de las mascarillas y los test rápidos. En cuanto a los preciadísimos tapabocas, y al margen de los vaivenes sobre su efectividad real o no, ya quisiera uno saber cómo se las va a maravillar el gobierno español para obligar a su uso, como dice que estudia hacer, cuando, simplemente, es imposible conseguir una.

Claro que aun es más alucinógeno lo de las pruebas. Hasta hoy, ni siquiera se las practican a sanitarios que han tenido contacto estrecho con pacientes o compañeros que han dado positivo. Sin embargo, de repente nos anuncian que se las van a hacer a todo quisque, y de modo especial, a las personas asintomáticas. Estoy deseando verlo.

8 comentarios en «Diario del covid-19 (20)»

  1. ¿Quién no desea la vuelta a lo que llamamos normalidad?
    Sin asomo alguno de conspiranoia detecto un interés exagerado de algunos medios en transmitir una impresión positiva de que el asunto está controlado y que retomar la actividad de las empresas es tan lógico como necesario. ¡Vaya Vd. a saber quién impulsa tal optimismo!
    A partir del 14 de Abril se va a dar la circunstancia de que miles de trabajadores acudirán a sus puestos de trabajo en empresas no esenciales y multiplicando las posibilidades de contagio nuevamente y en pleno estado de alarma recien prorrogado por cierto.
    Cuanto menos, curioso.

  2. Singapur tiene un nivel de uso de mascarillas básicamente general. Es una ciudad-estado. Y está a una temperatura bien cálida. Sin embargo, el brote se les ha salido de las manos.

    Por cierto que esto manda al carajo la teoría de la estacionalidad de la COVID-19 fuera como la gripe, porque la estacionalidad de la gripe en Singapur es entre diciembre a febrero y de mayo a julio. El aumento exponencial del brote (con mascarillas y todo lo demás, repito) fue a mitad de marzo. Fuera de temporada. O la estacionalidad es inversa y el brote de ahora es «el leve» o, por principio de parsimonia, este virus no es estacional.

    Y si crees que aquí no tenemos ni idea, los daneses van a mandar a los pequeños a clase. A los más pequeños, los que son casi siempre completamente asintomáticos. Van a ser los primeros en tener un doble brote. Pero, oye, ¡Nórdicos!

  3. Lo que pasa no es solo culpa del Gobierno español, se supone que tenemos un ¿autogobierno?, pero aquí ayuntamientos, diputaciones gobierno … van por libre y es un salvase quien pueda.

    Pues con batas y calzas realizadas con plásticos de basura y mascarillas hechas en casa no hay solución, ya que quien cuida a la vez transmite la enfermedad ya que tarde o temprano enfermara.. No solo a los pacientesm, sino a los de su casa, a sus vecinos.

    El comité de empresa del Instituto Foral de Asistencia Social de Bizkaia (IFAS) ha exigido hacer pruebas de detección del COVID-19 a todos sus trabajadores y usuarios con síntomas para tratar de frenar los contagios, y más recursos en aquellas residencias «donde prácticamente todos los usuarios son positivos». Y esto es extrapolable en gran parte a Osakidetza. Piensan abrir 600 o 20.000 me da igual el número ¿con que personal?, ¿con sanitarios que caemos como moscas de donde piensan traerlos?, con médicos y enfermeros jubilados que son personas de alto riesgo de irse al otro barrio, por su edad?, ¿con médicos y enfermeros no formados aun?.

    Traer un colchón o cama con una mesita es fácil, los respiradores EPIs, y personal ya es otro tema, y este tema va a ir para muy largo, de hecho se va a quedar, y a caso se supone que todo ese personal sanitario sabe utilizar respiradores? Pues NO, solo los que trabajan en neumología y UCIs están habituados. ¿O acaso se piensan que es como encender la TV?

    A día de hoy en centros públicos de Osakidetza y Diputaciones así como en el IMQ y residencias privadas los trabajadores tienen que «trabajar con equipos no homologados, en ocasiones aportados por los mismos trabajadores, sin un protocolo claro para actuar en casos de aislamiento, y con muy muy graves problemas organizativos».

    Por otro lado, «el desconocimiento y la ausencia de información actualizada sobre los casos de profesionales y usuarios afectados» por el coronavirus, «unido a la injustificada tardanza» para realizar la prueba diagnóstica a las personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad, contribuye a aumentar la inseguridad en los centros y en la plantilla.

    Se pide pide adoptar «medidas urgentes para paliar los problemas organizativos, de recursos materiales y humanos que se están viviendo esta última semana en los centros que más casos positivos de COVID-19 tienen, Birjinetxe, Zubiete y Errekalde, donde prácticamente la totalidad de usuarios son positivos».

    Es inaceptable el uso de batas hechas por la plantilla con bolsas de plásticos, reutilización de mascarillas hasta 10 días, cuando son desechables por higiene como mucho al de 5 horas, de la misma forma que los guantes los cuales en ocasiones han de ser ESTERILES, así como la falta de otros materiales», la acumulación de ropa sucia contaminada en pasillos y vestuarios.

    El personal esta muy muy quemado y no por el COVID-19 en si mismo, sino por la gestión.

    PREGUNTEN A LOS Y LAS TRABAJADORAS lo que hace falta mejorar en material, cuidados, … Y DEJENSE DE «EXPERTOS» de despacho.

  4. Si no estoy equivocado el gobierno español centralizó los suministros de equipos sanitarios.
    Habrá que valorar si la centralización ayuda o ralentiza.

  5. Lo que ralentiza es que en Euskal Herria estamos a falta de Hospitales PÚBLICOS, de médicos, de enfermeros, auxiliares, celadores, técnicos de rayos de laboratorio, …

    En cada Herrialde hace falta al menos un Hospital Comarcal tamaño Galdakao. Tenemos inventos como el «Hospital» de Gernika donde NO HAY UNA SOLA CAMA y no deja de ser un ambulatorio creado para descongestionar las consultas externas de Galdakao. Hospitales como San Eloy, Leza, que no se sabe ni que existen y están infrautilizados. Se tienen que derivar a realizar pruebas e intervenciones quirurgicas a clínicas PRIVADAS, para ir al médico de familia tienes que esperar dos o tres días si no más. Los Centros de salud y Ambulatorios están SATURADOS, y por ello la gente de Oyón prefiere irse a al Hospital de Logroño, o gente que vive en Deba van al Hospital Donostia en vez de a Mondragon o Mendaro. El personal quemado por falta de personal, sin medios, … luego viene una de estas y nos pilla en PELOTAS y no será la última que venga.

  6. Me resultaría más creíble lo que dice si viniera avalado por un nombre y unos apellidos reales.
    Por lo demás, y con el millón de críticas que quepa hacer, no se puede pensar que hay que tener un sistema público montado para una situación tan absolutamente impensable como esta. Ya está bien de ventajismo.

  7. Javier soy sanitario desde hace más de 20 años, y no es solo por el Covid-19 . Osakidetza y Osasunbidea estan saturadas, no se puede esperar una consulta ordinaria no «urgente» de medico de familia tres o cuatro días, y esa falta de camas, de hospitales también saturados, de altas hospitalarias deprisa y corriendo porque a los de urgencias les hacen falta camas en planta, así no. Hace falta más medios, más hospitales, más personal, y no ambulatorios disimulados como Hospitales como el de Gernika.

    No hace falta que ponga mi nombre, vete a donde una enfermera de planta de Hospital, o donde un médico de familia de un centro de salud de Bilbao, y pregunta.

    Yo tengo la suerte de poder pagarme una sanidad privada, y no porque este a favor de la privatización, sino porque no quiero esperar tres meses para que me hagan una RM, o me vea un especialista X.

    Aquí es junto con la educación donde no hay que tener miedo a gastar dinero, porque no es gasto, es INVERSIÓN.

    Y ahora espera a que pase el COVID-19 que vendrá una oleada de bajas de personal sanitario por causas psicológicas.

  8. Noticia
    El Correo: 8 de Abril /2020
    Salud Cien enfermeras de Cruces denuncian la falta de personal para pacientes críticos. «La carga de trabajo nos está llevando a un límite que empieza a ser peligroso», advierten en un escrito estos profesionales.

    Otra compañera denuncia que solo hay una enfermera para atender a 50 usuarios durante el turno de noche en el centro de Birjinetxe IFAS /Diputación donde hay varios usuarios y trabajadores afectados por COVID-19.

    Javier algo de autocritica por parte de no se si el partido gobernante pero si de esos «Consejeros», «Diputados», «gerentes»,»directores», «asesores», … políticos todos, no estaría mal.

    Gabon por decir algo.

    Podría seguir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *