¿Qué es y cómo funciona la carga inalámbrica en un smartphone?

La tecnología de carga inalámbrica, también conocida como Qi, se extiende ya a teléfonos no sólo de gama premium, sino que cada vez teléfonos móviles más económicos ya la incorporan de serie.

Si alguna vez te has preguntado qué es exactamente la carga inalámbrica y cómo funciona, a continuación explicaremos esta función que cada vez más smartphones incorporan y que es una característica realmente útil para el día a día.

¿Qué es la carga inalámbrica?

La carga inalámbrica, también conocida como Qi, fue creada bajo el estándar Qi (concretamente en el año 2008), pese a que los primeros teléfonos móviles en incorporarla salieron en 2012.

El estándar Qi funciona bajo la inducción magnética, lo que hace exactamente es que la base o alfombrilla de carga cree un campo electromagnético entre las bobinas de cobre que tienen la propia base y el smartphone.

En cuanto el teléfono móvil se acerca a la base de carga, ésta comienza a consumir energía y por tanto a cargar dicho dispositivo, mientras que cuando éste llega al 100% de carga, la base se pausa y deja de funcionar.

¿Cómo funciona la carga inalámbrica y qué se necesita?

Fundamentalmente necesitas tener un dispositivo móvil (puede ser smartphone, tablet, reloj inteligente etc …) que disponga de carga inalámbrica. Esta característica deberás encontrarla en las especificaciones del dispositivo.

Si tu dispositivo tiene carga inalámbrica, tienes lo más importante, sino también puedes comprar un adaptador que normalmente se conecta al puerto de carga de tu dispositivo y que es, precisamente, un conjunto de bobinas de cobre. Estos adaptadores pueden encontrarse de manera económica por Internet.

Por otro lado, necesitarás también un cargador inalámbrico, los hay que distintos materiales, con distintos diseños y sobre todo, con distintas velocidades de carga.

Este cargador inalámbrico o base de carga inalámbrica irá siempre conectada a corriente, pero sólo consumirá cuando se le acerque un dispositivo compatible y éste comience a cargar. Lo ideal es precisamente eso, tener un cargador inalámbrico conectado a corriente en la mesilla de noche, en la mesa de escritorio etc … para que cuando lleguemos al lugar, tan sólo debamos colocar el dispositivo a cargar encima de ésta. Cómodo y realmente útil.

¿Por qué los fabricantes no presumen de ello?

Es algo que personalmente llevo preguntándome mucho tiempo, y sólo he llegado a una conclusión: para disfrutar de dicha tecnología es necesario tener el cargador inalámbrico, y los fabricantes no lo incluyen al comprar el dispositivo móvil.

Personalmente creo que merece, y mucho, la pena hacer una pequeña inversión en un cargador inalámbrico, una vez lo pruebes probablemente se convierta en algo muy a tener en cuenta a la hora de comprar tu próximo smartphone. ¡Es comodísimo!

Publicado por

Erlantz Plaza

Me gusta la tecnología en general, pero si lleva Android como Sistema Operativo más. En Twitter soy @erlantzplaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *