Goya y la Corte ilustrada y aquel busto de Humboldt que conseguimos.

Viernes 16 de marzo de 2018

El Museo de Bellas Artes de Bilbao exhibe la exposición Goya y la Corte ilustrada, la prime­ra en la capital bizkaína dedicada al pintor Francisco de Goya. Está compuesta por cerca de cien obras, procedentes de museos y colecciones privadas que el artista elaboró como encargo de la Corte de Carlos III y Carlos IV. Estará abierta hasta el 28 de mayo.

Se trata de la primera exposición dedicada al pintor en Bilbao, por lo que se ha añadido una sección especial sobre la extensión de la Corte al País Vasco entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, que incluye once personajes vascos, incluyendo navarros y, entre ellos, los retratos del conde de Cabarrús o del marqués de San Adrián.

Estuve viéndola un día de labor y me maravilló ver como diez grupos distintos de chavales, la mayoría sentados en el suelo y en círculo seguían las explicaciones en euskera de unos monitores especiales. Era un gustazo verles. Goya alucinaría. Buen trabajo el de las ikastolas y escuelas varias en llevar a los chavales al Museo. A nosotros, en el Colegio, no nos llevaron nunca. Y eso que lo teníamos a 900 metros.

Viendo estas imágenes te das cuenta cómo ha ido cambiando la vida en Euzkadi, la importancia de lo conseguido y la maravilla de esa joya que tenemos del Museo de Bellas Artes.

Si pueden, vayan a verla.

Humboldt en Euzkadi

Wilhelm von Hum­boldt (1767-1835) apenas nece­sita presentación. Fue uno de los humanistas, políticos y lin­güistas más conocidos por dar, en forma de ensayos e investi­gaciones, su particular visión sobre la nación y la lengua vas­cas. Con motivo del 250 aniver­sario de su nacimiento, el pro­fesor del Departamento de Filo­sofía de la UPV/EHU, Iñaki Zabaleta Gorrotxategi, impartió una conferencia en Sabino Arana Fundazioa, en la que expuso los estudios que hizo Humboldt en sus viajes a Euzkadi.

Este intelectual prusiano, tam­bién fundador de la Universidad de Berlín en 1810 -que lle­va su nombre-, visitó Euzkadi entre 1799 y 1801. Gracias a esos viajes, conoció mucho la lengua para luego elaborar diferentes obras que tenían al euskera de protagonista. Estudió el País Vasco como nación, recogió notas etnográficas y también se detuvo en ese tesoro que para él era la lengua Decía del euske­ra que era “particular, tanto en el léxico, como en la morfolo­gía y la pronunciación. Hum­boldt veía al euskera como una propiedad natural de un grupo étnico: “La característica principal de un pueblo peculiar”, decía. Él opinaba que la lengua definía la personalidad de un pueblo y en Euzkadi veía una unión en torno al euskera.

Iñaki Zabaleta el autor del libro Wilhelm Von Humboldt eta Euskal Herria. Berejaiotza-ren250. urteurrenean aprove­chó la conferencia para exponer todos los estudios que llevó a cabo el humanista en Euzka­di presentándolos en relación al pensamiento antropológico del lingüista prusiano. Zabale­ta se licenció en Filosofía por la Universidad de Deusto y se doctoró en la Universidad de Colo­nia en 1998. Ahora es profesor del Departamento de Filosofía de la UPV/EHU.

Humboldt me recordó la gestión que hice ante el embajador alemán en Madrid para que nos consiguiera un busto del insigne pensador e intelectual. Y nos la trajo y está puesta en el Parque que hay detrás del recinto de la Casa de Juntas de Gernika. Recuerdo que en el acto estuvo asimismo Xabier Arzalluz y el alcalde Vallejo, además del embajador y académicos de Euskaltzandia.

Con él queríamos ir pidiendo esculturas y bustos de personalidades europeas que se habían interesado por nuestro antiguo idioma, que los hay y muchos. Pero cuando desapareció Vallejo de la alcaldía desapareció esta inquietud y no me digan que no era buena. Pues se acabó. Solo están las que conseguimos.

En la conferencia en la Fundación hubo gente pero ningún cargo público del gobierno o de los partidos y eso que no era una charla partidista, sino meramente cultural. Y nadie del Departamento de Cultura del Gobierno ni de la Diputación. ¿Para qué?. Lo saben todo.

Ya he dicho que además de tener, mayoritariamente hablando, una clase política ágrafa, la tenemos también muy poco curiosa por la historia.

Será que han nacido sabiendo. Y eso que Humboldt se interesó por los vascos. Si los alemanes supieran lo que le gustó al profesor venir por aquí y a alguien de turismo, en verdad supieran de su valía, otro gallo nos cantaría.

Pero ya veo que la cultura no es una prioridad en nuestros prebostes. Y repito lo de Chestertyon: ”Quien desconoce el pasado, ignora el presente”.

Pues así nos va. Confiemos en que los chavales que han visto la exposición de Goya salgan más espabilados que los actuales treintañeros y cuarentones.

 

Un comentario sobre “Goya y la Corte ilustrada y aquel busto de Humboldt que conseguimos.”

  1. Enhorabuena por el artículo Iñaki.
    Respecto a lo que dices sobre el Museo de Bellas Artes, a todo el mundo siempre se nos llena la boca de elogios sobre el mismo, pero lamentablemente luego el presupuesto del que disponen para nuevos proyectos y sobre todo para la adquisición de obra nueva es minúsculo. Después de haber visto la exposición sobre Goya, que es magnífica, me da mucha pena el hecho de que algunos cuadros sobre personajes vascos realizados por Goya estén en manos privadas, y algunos de ellos no hayan acabado en el museo para el disfrute de todos. A la exposición han venido unos cuantos sobre personajes vascos, pero existen algunos más y estoy seguro que muchas veces , joyas así, son factibles de ser conseguidas. No lo digo como crítica el hecho de que hablemos maravillas del museo y que luego no se le ofrezca lo que creo se merece, todos hacemos lo mismo y priorizamos, pero ojalá de una vez se le tenga en la misma consideración que el museo Guggenheim en cuanto presupuesto de compras, para fortalecer lo que ya es un gran museo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *