Alfonso Alonso, el cuco que ensucia su propio nido

Alfonso Alonso fue alcalde de Vitoria. Pertenece a una de esas clásicas familias de la capital de Euzkadi que no termina de aceptar que el PP no gobierne en Araba. En la actualidad es diputado en el Congreso y tiene tal odio al PNV que no lo disimula. Sus intervenciones son de una agresividad inusitada y buena prueba de lo que digo se escenificó el pasado miércoles cuando destiló toda su bilis al preguntar al gobierno central sobre la transferencia lograda por el PNV. Este hombre es como el cuco, el único pájaro que es capaz de ensuciar el nido propio. Con tal de que el PNV no tenga el menor éxito  político él es feliz. Un día cualquiera se va a morder la lengua y morirá envenenado.

Sentencie usted si lo que digo es falso, porque he pedido el Diario de Sesiones del Congreso y palabra por palabra transcribo el ácido diálogo que en virtud del exceso de información y de la inanidad del personaje ha pasado desapercibido, pero considero es bueno que los alaveses conozcan el jaez de este cuco, ensuciador de su nido vitoriano.

Este fue el careo:

“El señor ALFONSO ALONSO ARANEGUI: Gracias, señor presidente.

Señor vicepresidente, en mayo de 2009 acordó usted con el lehendakari Patxi López negociar de gobierno a gobierno el traspaso de las políticas activas de empleo.

En septiembre anunció que habían llegado a un acuerdo básico que no incluía las bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social porque, como ya explicó el propio Patxi López en el Parlamento vasco, las bonificaciones son parte de la caja única y por tanto son intransferibles.

Usted nunca llevó a efecto ese acuerdo; prefirió acatar el veto que le impuso el Partido Nacionalista Vasco y esa fue la primera humillación, señor Chaves, a la que usted sometió al lehendakari Patxi López y al Gobierno vasco.

Aun así, siguió prometiendo a López que traspasaría la competencia este mismo año, hasta que el PNV volvió a cruzarse en su camino y terminó usted negociando de partido a partido con la oposición a su Gobierno en Euzkadi. Es más, no tuvo usted empacho en comparecer para anunciar el acuerdo con el PNV; usted, que se había hecho esa misma foto con el lehendakari, solo que aquella vez no cumplió lo acordado y esta vez, en cambio, parece decidido a obedecer lo que le mande el Partido Nacionalista Vasco y a transferir lo intransferible, cueste lo que le cueste a Patxi López.

Señor vicepresidente, con sus negociaciones a dos bandas, con tanta sumisión a los nacionalistas, con su deslealtad ha demostrado que a usted no le importa humillar a un compañero del partido que preside (Rumores.), que tampoco le importa el respeto institucional ni le importa la solidaridad entre los españoles, porque a usted y al señor Zapatero lo que les importa de verdad es seguir un año más en La Moncloa. Señor vicepresidente, después de todo esto, ¿cómo piensa terminar la negociación? (Aplausos.)

El señor VICEPRESIDENTE TERCERO DEL GOBIERNO Y MINISTRO DE POLÍTICA TERRITORIAL

Señor Alonso, no hay ninguna contradicción en lo que estábamos negociando con el Gobierno vasco. Usted sabe que yo he participado en la negociación de un acuerdo con el Partido Nacionalista Vasco que dará lugar a las transferencias de las políticas activas de empleo al País Vasco. Creo que usted se debería sentir satisfecho de esa transferencia. Lamento decirle, señor Alonso, que usted comete un error, pues el acuerdo se circunscribe exclusivamente a las políticas activas de empleo; no hemos negociado ni negociaremos nada sobre competencias de la Seguridad Social. (Aplausos.)

El señor ALFONSO ALONSO ARANEGUI: Gracias, señor presidente.

Señor vicepresidente, yo no puedo estar satisfecho cuando veo al Gobierno de España bailar al son que le marcan los nacionalistas en esta Cámara. (Rumores.)

No es para estar realmente satisfecho, especialmente cuando estamos empeñados en un proyecto de cambio en el País Vasco.

Le voy a hacer una propuesta. Sea usted transparente, Traiga el documento sobre el que negocia con el Partido Nacionalista Vasco, traiga el documento sobre el que negoció con Patxi López, que sepamos exactamente cómo es, negro sobre blanco, lo que pone el papel y asuma un compromiso: no transfiera lo intransferible, no rompa la caja, respete treinta años de prudencia y de defensa de la integridad de la Seguridad Social que ha mantenido el Gobierno de España. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE TERCERO DEL GOBIERNO Y MINISTRO DE POLÍTICA TERRITORIAL (Chaves González): Señor Alonso, cuando falla la sustancia emerge el decorado, y es lo que le pasa a usted, que se aferra al decorado porque su discurso no tiene ninguna sustancia. Usted sabe bien, muy bien, que no es la primera vez que un partido nacionalista negocia con el Gobierno de España temas interesantes e importantes para su comunidad. (Rumores). Usted lo sabe perfectamente. Lo han hecho ustedes, lo hemos hecho nosotros. Como dirían los clásicos, nada nuevo bajo el sol.

¿Qué ha dicho el Gobierno Vasco con relación al acuerdo con el Partido Nacionalista Vasco?. Pues que celebra lograr dos objetivos: en primer lugar, el traspaso en sí, que incorpora todos los planteamientos del Gobierno vasco y, en segundo lugar, que el Partido Nacionalista Vasco se implique en el desarrollo del Estatuto de Gernika. La clave de este acuerdo, señor Alonso, es que se producirá, porque el lehendakari lo fijó en sus prioridades. Él abrió el camino. Él lo cerrará en la Comisión mixta de transferencias y será su Gobierno el que gestione estas transferencias. Esto es un éxito para el País Vasco y es un éxito también para el Gobierno vasco. Esa es la sustancia, señor Alonso, y no el decorado.

Simplemente le quiero decir dos cosas. A ustedes lo que les preocupa realmente no es el traspaso de las políticas activas de empleo al País Vasco. Eso no les preocupa. Lo que les preocupa es el acuerdo, es decir, que el acuerdo pueda garantizar los Presupuestos Generales del Estado. (Una señora diputada: Exacto). Lo que les preocupa realmente es que el Gobierno de España tenga estabilidad política. Lo que les preocupa es que el Gobierno de España tenga un instrumento de seguridad y de credibilidad para afrontar la crisis económica. Eso es lo que les preocupa. (Varios señores diputados: ¡Muy bien! – Aplausos)”.

———-o———-

Bueno, pues éste cuco es diputado del PP en Madrid. Gente terrible que no repara en nada con tal de dañar lo vasco porque en ellos prima siempre lo más negro de la España trabucaire. ¡Y pensar que éste sujeto fue alcalde de Vitoria!.

9 comentarios sobre “Alfonso Alonso, el cuco que ensucia su propio nido”

  1. Mi pregunta sería, ¿porqué no se da a conocer el texto íntegro en los periódicos de la CAV?, es vital que la población conozca éstas intervenciones tan «profundas», es necesario que conozca lo que dicen sus polítcos.

  2. Los VtV son así. Contra lo suyo. Porque no lo sienten como tal. Más preocupados de las prebendas que esperan recibir de Madrid.

  3. ¿Vitoria capital de Euzkadi? Bilbo, capital económica, Iruñea capital política. ¿O es que Euzkadi lo forman 3 provincias y nación en 1980?

  4. Yo…..insisto de nuevo en mi idea de que algun día, alguna vez, trate de explicarnos, con la mayor claridad que sea posible, con numeros y explicaciones para tontos, que argumentos tenemos para defendernos que aquellos que insisten a cada dia, con nuestra insolidaridad, y nuestras presuntas ventajas con respecto al resto de comunidades.

    Vamos….que nos hemos hecho un Guggenheim, un metro, dos nuevos estadios,……..porque nos dedicamos a chupar la sangre a las comunidades que nos rodean…

    Siento ser asi de pesado.

    Gracias

  5. Que buen trabajo haces Iñaki informando a los ciudadanos de los temas de interes.
    Creo que Alonso no será capaz de divulgar su intervención en algún medio que puedan leer sus votantes.

  6. Estás vistom que con esta gente que no reconoce la transferencia de la Seguridad social pervista en el Estatuto de Gernika (y que en su momento no tuvo sancikón alguna de inconstitucionalidad), que se plantea acabar con los derechos históricos en base a un igualitarismo sin sentido, que no permite ningún planteamiento que no sea el del nacionalsimo español,…no se puede intentar nuevos Estatutos de carácter transversal como el propuesto por Ibarretxe. Hay que trabajar, con tanta paciencia como decisión, por la independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *