Gudaris en larebotica de Kirikiño

No es fácil reunir un 11 de agosto a 24 personas para hablar  entre estas 24 personas el seguir manteniendo la llama de la historia. Pero eso lo consiguió Txomin Saratxaga que cerró el bar contiguo de su librería Kirikiño, en los bajos de la Calle Colón de Larreategui de Bilbao y con el orden del día que nos envió para hablar de estos 75 años silenciados, nos congregó a gentes como Andoni  Ortuzar, Begoña Errazti, Ramón  Sota, José Ramón Beloki, Izaskun Trabudua, Aitor Azurki, Javier Batarrita, Fede Bergaretxe, Amaia Gaztelu, Iñigo Landa Larrazabal, Xabier Meñika, Sabin Zubiri nieto, Txomin Saratxaga hijo, Josu Pagai entre  otros  que fuimos presididos por dos gudaris del 36 como José Moreno de 93 años y Fructuoso Pérez Arrospide de 96, haciéndonos  hablar de lo que se debe hacer para seguir recordando este aniversario redondo y sobre todo reflexionar como se puede mantener la llama y pasarla a otras generaciones la de los gudaris del 36 está a punto de acabarse y se debería hacer algo.

Txomin dio cuenta de la pronta reedición de dos  libros como el “Diario de un Gudari Condenado a Muerte” de Ramón de Galarza  y las Memorias de Pedro de  Basaldua de  aquellos  días convulsos como secretario del gobernador civil Echeverria Novoa, así como un acto en recuerdo de los gudaris  el 15 de octubre. Y fue dando la palabra. Andoni Ortuzar anunció el apoyo del BBB a éstas iniciativas, Beloki la consideró del mayor interés, Begoña Errazti reivindicó la labor de las emakumes de aquella época con sus maridos en las cárceles, Sota le invitó a Ortuzar a usar las redes sociales, y Moreno recordó que todavía no se había pedido perdón a  los gudaris.

En mi intervención reivindiqué la figura de Ramón Azkue, quien fue el jefe de Euzko Gudarostea y fue fusilado aquel 15 de octubre, la vergüenza del Congreso de los Diputados y de su presidente Bono al no querer recordar y denunciar  aquella sublevación a la que eufemísticamente algunos la siguen llamando el Alzamiento, felicité a los dos gudaris por el pacto con el diablo que habían hecho para estar a los 96 y 93 años como una rosa pero recordar que todos tenemos fecha de caducidad y que sería, bueno revitalizar una Asociación de Gudaris con el añadido de familiares y amigos de aquella gloriosa institución, ya que los auténticos están desapareciendo.

Fue un acto entrañable donde hay que felicitar a Txomin Saratxaga por su entrega y por querer seguir manteniendo viva esta llama tan difícil  de pasar a las nuevas generaciones que viven el día  a día y ven todo esto lejano y casi sin interés  cuando en esta lucha hubo entrega, pasión, vida  y muerte, traiciones, actos heroicos, coherencia, perseverancia y en definitiva toda una, tragedia nacional que unos tratan de silenciar, otros de manipular, muchos de ignorar y algunos de edulcorar, pero nosotros de recordar como enseñanza.

Un comentario sobre “Gudaris en larebotica de Kirikiño”

  1. Todo eso está muy bien,pero hay que pasar del testimonialismo de reafirmación,cuantitativamente insignificante,a lo práctico.No me cabe ninguna duda de que el PNV volverá al gobierno el año 2013,será momento de que desde la política se pase a la acción y dejemos de perder el tiempo,se han perdido muchos años ya.Va siendo hora de que nuestros hijos aprendan en la ikastola quién era quién en este país.Va siendo hora,por ejemplo,de que aprendan quienes fueron los gudaris y los milicianos,qué defendieron,con qué medios,contra quienes y con qué medios contaron estos últimos.Va siendo hora de que aprendan,por ejemplo,quienes fueron los asesinos,torturadores,violadores,expoliadores etc de más de 3.800 personas y sus familias en la retaguardia Navarra,quién fue Del Burgo,el padre del Juan Ignacio,quién Fraga,quienes los cuneteros Falangistas y quienes son sus herederos políticos actuales,esos que van exigiendo «cuarentenas democráticas» y condenas del «pasado» ajeno cuando ellos se fueron de rositas tras el bodrio de «transición» vigilada y orientada por los milicos Falangistas.Hablo del imbécil de Basagoiti y de «meacolonias» insultadora y vejadora de víctimas del Franquismo como Arancha Quiroga,por ejemplo.
    No estaría mal,tampoco,que aprendieran quién fue Manuel de Irujo y su actitud humanitaria durante la guerra en consecuencia de los cargo que ocupó.
    Lo de la rebotica está bien,pero llegado el momento,y desde la política,se debe actuar eficazmente,sin complejos y sin chorradas.Se lo debemos a José,a Fructuoso,y a tantos miles y miles de gudaris,milicianos y víctimas del fascismo Franquista.
    Desde la política,Anasagasti,a ver si esta vez no se nos hace de noche……………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *