Pesimismo antropológico en el PSOE en el cambio constitucional

Conté aquí  lo que dijo Peces Barba de los referendums. Los esencialistas españoles les tienen pavor. Los experimentos con gaseosa. Y lo comprobé este miércoles en el Senado, en el pleno extraordinario que aprobó la modificación constitucional. Grandes palabras en favor de la carta Magna. Grandes y retóricos discursos del PSOE y del PP hablando el mismo idioma. Y, lo de siempre. Las minorías  han quedado preteridas a cuenta de las prisas por el cambio, de la carta de Merkel y del temor reverencial a solicitar la palabra al pueblo. Rodillo a tope.

Y una intervención especialmente chirriante: la de la senadora de UPN. Al parecer la foralidad de Navarra a la señora senadora se la trae al pairo. Lo importante es la españolidad de la reforma. ¡Que intervención!. No sé como en Navarra siguen votando a UPN creyendo que es un partido navarrista. Ni Rosa Diez hubiera mejorado sus “prietas las filas”.

Por su parte nuestro senador del Bloque, Pérez Bouza les dijo a los senadores del PP y del PSOE: “le sugiero una cosa. Preséntense juntos a las elecciones con la sigla PPPSOE. Según la argumentación que esgrimen aquí no es fácil distinguir a los dos partido”.

Otra de las chirriantes tomas de postura fue la de la Entesa Catalana del Progrés. Esta plataforma está compuesta por el PSC, ICV y ERC. En el fondo esta alianza se montó para que CIU no tuviera senadores porque es que la Entesa no tiene un programa común salvo hacerle la puñeta al partido de Mas y de Duran. Y se ha visto en esta votación: El PSC votó  del brazo con el PSOE. Iniciativa en contra pero quedándose en la sala. Y Ezquerra saliendo de la misma después de protestar a modo.

Muchísimo periodista, muchos ministros aunque no Zapatero, y muchas caras largas. El PSOE está muy tocado. Me ha impresionado. Es un taller sin dueño. El ex presidente de la Rioja que ha arremetido en su intervención  contra CIU, se ha despedido. Su secretario general lo manda al paro. Una senadora de Huesca nos ha dicho que en su partido no valen el mérito, la capacidad y el ser mujer. La retiran para dar acomodo a un ex presidente de Diputación. El aparato. Un senador de Castila La Mancha, después de catorce años se quedaba en su casa “porque como va a Barreda al Congreso, mueven todo y además se van a perder las elecciones y hay mucho ex alto cargo en paro”. Mucha frustración, mucha resignación, mucho pesimismo. Me preocupa, tras ver esto, una mayoría del PP. Con ese espíritu no sacan ni 120 diputados.

Fin de ciclo, cambio constitucional en una semana, crisis económica, un PP  crecidísimo y una sensación de fin de  la historia  tremenda.

Es lo que hemos vivimos hoy miércoles en el Pleno del Senado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *