Hoy en la Fundación un libro sobre la Obediencia Vasca en 1939 – Gorka Landaburu habla claro – Un Ministro de Allende opina sobre el chavismo – Hambre uniformada.

Martes 17 de abril de 2017

Hoy Miércoles 18 de abril presentamos en la sede de la Fundación un libro con mucha documentación sobre el Gobierno Vasco en el exilio. Se titula “La obediencia vasca. Santiago Aznar y aquella comida en Guéthary (1940)”

En el acto tomarán parte Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno Vasco y Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, y Josu Montalbán, miembro del Grupo Juntero Socialistas Vascos en las Juntas Generales de Bizkaia

El libro narra los entresijos del primer conflicto identitario entre nacionalistas y socialistas, surgido cuando ambos eran socios de un gobierno en el exilio.

Te esperamos.

La nota que ha sacado la Fundación dice así:

“El ex-senador jeltzale Iñaki Anasagasti, acompañado del portavoz del Gobierno Vasco y Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, y del miembro del Grupo Juntero Socialistas Vascos en las Juntas Generales de Bizkaia Josu Montalbán, presentará el próximo 18 de abril, miércoles, a partir de las 19:30 horas, en Sabino Arana Fundazioa su último libro, editado por Pamiela: “La obediencia vasca. Santiago Aznar y aquella comida en Guéthary (1940)”.

Basándose en una abundante y rica documentación epistolar entre nacionalistas y socialistas, Iñaki Anasagasti hace aflorar en las páginas de esta publicación el primer conflicto identitario entre unos y otros, surgido cuando ambos eran socios de un gobierno en el exilio.

Todo se inició a raíz de una comida en la localidad turística de Géthary, en Lapurdi, a la que asistieron los consejeros Telesforo Monzón (PNV), Gonzalo Nardiz (ANV) y el socialista Miguel Amilibia en la que se habló del Gobierno Vasco, su futuro, la “obediencia vasca”, y el trabajo de los tres consejeros socialistas (Santiago Aznar, Juan Gracia y Juan de los Toyos) en el gobierno de Agirre. Tras la comida y posterior sobremesa, Amilibia envió una carta al dirigente gipuzkoano de su partido Sergio Echeverria, en la que, entre otras cosas acusaba a los tres consejeros socialistas de extrema debilidad hacia la política del Gobierno Vasco. Esa fue la cerilla que encendió la mecha del conflicto. 

Y como a ese suceso siguieron otras llamas, dimisiones, reuniones tensas así como enfrentamientos, el Lehendakari Agirre hubo de emplearse a fondo para restablecer la calma y la armonía entre ambas formaciones.

Todo ello se encuentra en las cartas que Agirre, sus consejeros y los dirigentes socialistas escribieron y que se publican en su integridad en este libro”.

Muy bien Landaburu en relación a Alsasua.

¡Genial Gorka Landaburu! en este duelo de tuits con Falangito (Rivera)

“” Siento vergüenza como demócrata al ver a nacionalistas y populistas defendiendo a los agresores de dos guardias civiles y sus parejas. Siempre estaremos con las víctimas y la tolerancia, nunca con los totalitarios y la violencia”” Respuesta de Landaburu “”No se trata de vergüenza ni de demócratas. Lo que se denuncia es la desproporción de las penas solicitadas a los agresores, 375 años. No caigamos en la deriva de la banalización del terrorismo, Sobre todo cuando lo hemos conocido de cerca. Tengamos un poco de sentido común””

Un don nadie como Rivera  enfrentado a una víctima de ETA .Caustico.

Un Ministro de Allende opina sobre el Chavismo

La entrevista que en el diario La Tercera hicieron a quien fuera embajador de Chile en Venezuela, Pedro Felipe Ramírez, no tiene desperdicio. Fue ministro de Salvador Allende y sufrió prisión bajo Pinochet. Recuerda como sus cuatro años en Caracas le cambiaron radicalmente la visión sobre el socialismo chavista-madurista. Señala que cuando recibió a Freddy Guevara, de Voluntad Popular, como asilado en su legación “vino a reclamarme gente del canciller Jorge Arreaza. Me dijeron ‘mire, nosotros lo respetamos porque usted es ex ministro de Allende, pero no entendemos cómo usted está recibiendo gente que está en contra de un gobierno de izquierda’. Le dije dos cosas: la primera es que, por favor, no se compararan con el gobierno del presidente Allende, porque nosotros en tres años no tuvimos un solo preso político y aquí hay cientos y, lo segundo, es que cuando vino el golpe de Estado, a los que fuimos ministros, senadores y diputados de la UP nos investigaron de arriba abajo para ver si nos habíamos robado un solo peso. Y nunca hubo un solo juicio. Para qué vamos a hablar de los niveles de corrupción”. Viniendo de un respetado izquierdista les dolió mucho. Creen que la moral de la izquierda global tiene que ser como la de esta robolución. Sin principios…ni final.

Hambre uniformada

Desde el año pasado vienen apareciendo reportes en los más variados medios sobre el drama de los militares, desde los coroneles hasta la tropa, en torno a la alimentación que reciben. Solo vemos gordos a los generales que con panzas enormes osan jugar softbol en el Fuerte. Las fotos se multiplican de soldados hurgando en la basura a lo largo y ancho del país. Igualmente los casos de las alcabalas o chequeos esporádicos donde los soldados, los  GNB y los efectivos de cualquier policía estatal o municipal le quitan la comida a quienes requisan. O le piden “algún alimento” para dejarlos ir. El deterioro de los servicios para los uniformados, otrora bandera para convocarlos a los cuarteles, crece a diario. Si le añadimos los bajos salarios que cada semana sobrepasa la hiperinflación entendemos que haya un 70% de las plazas abiertas. Más de 100 generales amonestados por protestar. El menú militar ha sido por estos días espaguetis sin salsa y un vaso de agua o sardinas con arroz. El éxodo uniformado ha sido silenciado. Tan solo ayer supimos que “el 2do.Cmdte. del 431 GAC Bartolomé Salom no se presentó a sus labores diarias tras presuntamente abandonar el país hacia Perú”. Días antes había pedido permiso para resolver un problema familiar y como no hubo respuesta le escribió por WhatApp a su jefe diciéndole que estaba ya fuera del país. El jefe le escribió llamándolo traidor a la confianza que como oficial superior le había dado y la respuesta fue: “Tiene toda la razón mi cmdte pero nadie está metido en mis zapatos para saber por lo que estoy pasando. Usted mejor que yo sabe que  las bajas están paradas desde diciembre”… 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *