Etxenara presentó la Inocencia de la sardina

Jueves 5 de diciembre de 2019

Etxenara Mendicoa es una venezolana de origen vasco. Su aitite era de Bergara, médico, que tuvo que exiliarse y llegar a Venezuela en la primera expedición, la del Cuba, con 82 vascos. Fueron los pioneros hace ochenta años. Su amama era enfermera que destinada en Gernika le tocó atender a todo el horror del bombardeo. Exiliados llegaron a aquel país y rehicieron su vida.

Etxenara fue un nombre precioso elegido por el abuelo que significa La Golondrina de la Casa. Ella nació en Caracas, estudió periodismo en la Universidad Católica, ha escrito varios libros, está casada con un vasco, tiene dos hijos y vive en la actualidad en Bilbao ya que en su país era imposible hacerlo. Pero lo sigue llevando en el corazón. La prueba es este libro que presentó el miércoles en la librería Cámara de Bilbao ente una audiencia que llenaba la librería.

Su presentador fue el profesor Joaquín Marta Sosa, un intelectual venezolano muy conocido que vive en la actualidad en Castro y tras haberse leído el libro hizo un pormenorizado análisis de sus páginas desde el punto de vista literario, histórico, coloquial, desentrañando el nudo coral que trata este trabajo tras lo que se llamó en el litoral venezolano “El Deslave de Vargas” que no fue otra cosa que un derrumbre inmenso de agua y lodo que acabó con varias poblaciones y una inmensa e increíble cantidad de sus habitantes. No se sabe si fueron trescientos mil o hasta setencientos mil, los muertos y desaparecidos teniendo como telón de fondo un chavismo que comenzaba a consolidarse. Que no hizo nada serio para la recuperación de lo perdido ni consolar a las víctimas

Naiguatá es un paraíso tropical en Venezuela que tuvo que sobrevivir a las pruebas más duras: desde su colonización hasta el chavismo, desde su trágico deslave hasta sus milagros. Un pescador atormentado, un saqueador con suerte, una maestra rencorosa, un niño que busca nuevos dioses y un coro de diablos danzantes son solo algunos de los personajes que habitan esta obra. Este pueblo esconde una historia apasionante y cura sus tragedias con la única medicina que conoce: la fe; como lo hicieron cuando eran una tribu y los abandonó su cacique, cuando fueron los esclavos de la Hacienda Longa y España.

En estas páginas de La Inocencia de La sardina se dan la mano el duelo y el humor, la desesperación y la esperanza. Es una lupa sobre personajes que, ante las adversidades, decidieron mutar y adaptarse. O mutar y resistir o la nada.

El exilio venezolano da estos casos a los que se le junta una emigración que en estas navidades necesita muchísimas cosas, pues algunos carecen de todo. De ahí la importancia de tener una voz culta que desde el rigor y la argumentación nos apunte también lo que pasó hace veinte años en el litoral venezolano.

3 comentarios sobre “Etxenara presentó la Inocencia de la sardina”

  1. Pues que el dictador Maduro apoyado pro el narco estado,un ejército corrupto,los cubanos y los dólares d ela corrupción se agarran al poder como una lapa.Lo único que quiere Guaidó es convocar elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *