Los indecisos

Jueves 9 de julio de 2020

En un electorado de menos de dos  millones y pico, una pequeñez que va menguando de elección a elección y va a menos, no llega al veinte por ciento el sufragante adscrito a un partido político. La gran mayoría de los vascos son  Independientes y pertenecen  al llamado país nacional. No quiere decir que sus votaciones anteriores, su historia familiar y las campañas no le condiciones pero podríamos decir que ningún partido es dueño del voto de nadie. Hay que ganárselo.

Y si desde luego ha de ir a votar en base a debates encapsulados donde si tienes delante, como ha sucedido hoy, en Radio Euzkadi a un candidato como Iker mintiendo descaradamente e interrumpiendo todo el tiempo a Erkoreka manipulando la realidad, no queriendo abjurar de su sucio pasado, y haciendo  gala de una prepotencia inusitada, el ciudadano no puede ver esto con satisfacción sino con desapego.

Este tipo de debates en los que no te aclaras de nada, echan para atrás. Y es que para jugar, tener juego y meter goles necesitas jugadores disciplinados, limpios y bien intencionados. Lo demás es muy frustante. Cuando el Lehendakari dice que no va a haber recortes y Maddalen Iriarte y Casanova   dicen lo contrario, el espectador se queda confundido porque uno no miente y el otro sí. Y tú te tienes que fiar de la credibilidad de los emisores. Ocurrió  con la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia  del País Vasco en relación con el comportamiento de Osakidetza  que es  clarísima y ETB te la manipuló, hecho que les ha servido a los de Bildu para machacar al PNV.

Esa mayoría silenciosa que no participa en la lucha política, que trabaja, estudia, produce, piensa y se preocupa del destino de Euzkadi, pero que no tiene un carnet de partido, es la que votará el domingo 12. En este vasto sector hay más de un tercio de electores, que siguen el curso de la campaña electoral, leen diarios, oyen la radio y ven con frecuencia la televisión. Euzkadi  es un país moderno en sus medios de comunicación social aunque su televisión pública está muy condicionada por unos informativos de tendencia izquierdista. No hay causa marginal que no tenga espacios que para sí quisieran otros asuntos de enjundia.

Hasta el más primario baserritarra o arrantzale, que ya no quedan, en los más apartados rincones de Euzkadi, escucha las noticias y los programas políticos en sus móviles y transistores. Nuestra democracia representativa es conocida  por su alto grado de participación popular. Los ín­dices de abstención son relativamente  bajos,  en los resultados electorales. Ni en los Estados Unidos, ni en Gran Bretaña, ni en Francia, ni en Italia, ni en la España del año pasado el electorado  se movilizan t de la misma manera en los procesos electorales y ejercen el derecho de sufragio como en Euzkadi. De ese hecho sociológico y político de­bemos estar algo satisfechos porque no es lo habitual. Aquí la elección delos distintos parlamentos, incluyendo el europeo  es un plebiscito y a nadie se le ha ocurrido hasta ahora impugnar un resultado electoral por la presun­ta comisión de fraude y de irregularidades. Es el más rele­vante atributo social del sistema institucional vasco.

Es obvio que entre los millones de electores del país nacional exista un porcentaje de votantes indecisos. ¿Por qué siempre ha habido indecisos en nuestros procesos elec­torales?. Conozco el caso de algunos indecisos. Es una cues­tión de psicología colectiva y de psicología personal. No todos vemos con claridad la perspectiva política. Hay in­decisos porque no les satisface el sistema político o porque consideran imperfectas las campañas, las ofertas, la no discusión de los programas, la animadversión a los candidatos aunque no a la idea que defienden, o no  les gusta el régimen de  listas o planchas cerradas o no quieren verse arrastradas por la propaganda de los partidos

Es el caso también del aldeando, que citaba Unamuno en tiempos de la República espa­ñola, que manda en su libre albedrio y quiere ir contra la corriente. Además, en la sociología lvasca el individualismo es una altiva herencia  de otras luchas de una idiosincrasia particular. No voto porque no me da la gana. Hay que colocar al indeciso en ese vasto sector de electores que se deciden a última hora, des­pués de un minucioso análisis de la realidad del país y de las diversas alternativas políticas.

Pero no para insultarlo, como acaba de hacerlo la candidata de Elkarrekin Podemos diciendo que no hay derecho que un país de izquierdas vote un gobierno de derechas. No deja de ser una frase propia de una cabeza vacía, pero repetida varias veces en televisión quizás haga duda a alguien al que la rotundidad de la señora puede epatar.  Fue una apreciación ligera y peyorativa de Gorrotxategi con respecto a las personas que no han querido expresar en las encuestas por quién van a votar. Es como un severo reproche al portador del secreto del voto, que es una garantía constitucional; y es también una calificación despectiva de un importante sector electoral que no milita en partidos, ni participa activamente en la política, pero que vota como un buen ciudadano.

La experiencia democrática enseña —a través de nues­tros procesos electorales desde 1977— que el indeciso vota por el mejor candidato, por el aspirante presidencial que merece mayor confianza, por el líder que otorga mayores garantías de estabilidad, desarrollo y progreso. No vota por agradecimiento sino busca seguridad, futuro, seriedad y a veces vota esperanzado ante unas promesas que las considera posibles de ejecutar.

El  triunfalismo de Bildu  ha llevado a su candidata a des­deñar e insultar a los Indecisos. Mientras Urkullu y Ortuzar tratan de convencer a los indecisos atrayéndolos con argumentos  con razones válidas; mientras Urkullu  lo respeta en un fuero interno y le des­pierta motivaciones importantes, las candidatas de Bildu, Podemos y el del PP no lo toman en cuenta y se dirigen a ellos como si fueran parvulitos. El indeciso es tan importante que su voto va a decidir los comicios del próximo 12 de julio. El indeciso vo­tará por el EAJ-PNV en alta proporción porque no quiere un cambio político incierto, radical y  tenebroso  porque no quiere ver gentes sin experiencia tratando de experimentar y jugar con fuego cuando la situación económica es la que es. Su fracaso estratégico de los años de la salida de la dictadura a la democracia nos dice que siguen sin ser creíbles ni como gestores ni como políticos. La gente anhela ver normalizada la economía y el empleo, a través de un ré­gimen serio y responsable, encabezado por un gobierno de coalición como el que hemos tenido pero con mayoría absoluta.

20 comentarios en «Los indecisos»

  1. De indecisos la inmensa mayoría nada, más bien bien decididos a NO votar, ya que para que gobierne otro perro con el mismo collar o el mismo perro y no darte cuenta de cual gobierna ya que como dice la canción «la vida sigue igual», pues te quedas en casa, y más ahora con el tema del Covid-19.

    Hablas de militar en partidos políticos ¿para que sirve una militancia en algo que NO te aporta nada?. Como mucho algún cargo tras los previos apuñalamientos internos.

    Respecto al primario baserritarra o arrantzale, este es un pueblo que junto al hierro se construido con arrantzales y baserritarras, muchos de ellos a día de hoy con carreras y estudios que ya quisieras tu tenerlas.

    Tu sigues por otra parte con tu raca raca contra Bildu, Podemos, etc contra el PSOE no se te oye decir nada, ya que sois lo mismo, y más ahora que Urkullu habla de cogovernanzas, de que la independencia no sirve, de que no hay estados, …pues menudo partido nacionalista de las narices. Seguís con el giro españolista de Sabino tras arrinconar a Ibarretxe y Lasagabaster.

  2. Sr.Anasagasti tiene usted la piel muy fina.Califica de insulto que la sra.Gorrotxategi diga que Euskadi es un país de izquierdas con un gobierno d derechas.Donde está el insulto? Esto de estar defendiendo siempre a un partido sin el más mínimo espíritu de autocrítica igual es, como mínimo un insulto a la inteligencia .

  3. En un par de días hemos escuchado a Maddalen Iriarte decir que el PNV debería devolver el dinero robado a las arcas públicas y hemos leido sus declaraciones a PUBLICO en las que asegura que en el llamado «oasis vasco» se han producido «innumerables casos de corrupción».
    Ambas afirmaciones coinciden en la forma con las del PP, partido corrupto donde los haya, lo cual hace dudar de la moralidad de quienes pedían no hace muchos años la socializacion del sufrimiento.
    Esa entente cordial entre tan dispares ideologías favorece entre otras cosas que muchos indecisos opten por votar al PNV como opción refugio.
    La amenaza de que por Araba vienen los franquistas, de vox esta vez y aparentemente sin fusiles, puede ser una maniobra para la motivacion de indecisos o la confirmación de que allí podría ser que algo se haya hecho mal.
    En el otro lado del escenario, la campaña del PNV ha sido en mi seguramente equivocada opinión, fría y desganada. Como uno de esos malos partidos del Athletic.
    Contar con una base de votantes solidificada más que consolidada no es suficiente y vender como cimiento de su programa la estabilidad de un gobierno con el PSE, como posibilidad de crecimiento el voto de desencantados del PP y desinflando cualquier aspiración futura de autogobierno, aun siendo realista en vista de la actual composicion de la sociedad vasca y la situación económica no son cosas que a mí particularmente me entusiasmen.
    Pertenezco pues a ese colectivo, tal vez esté yo solo, de los que votamos lo que votamos más por el legado emocional y práctico del partido que por afinidad con sus actuales dirigentes, su actitud y sus politicas.
    Y es que mirando el entorno te basta para refugiarte en lo
    más o menos seguro con todas sus deficiencias y virtudes.

  4. Que el Pp sea el campeón de la corrupcion no quita que haya segundo,tercer,cuarto,etc.Hay que taparse la nariz mucho,algo menos, etc.Que ante la posibilidad de un hipotético bloque de izquierdas haya votantes del Pp que vayan al refugio del PNV puede verse como lógico.Que alguien pueda pertenecer a un colectivo estando solo puede ocurrir en Euskadi.Que alguien se tire casi 40 años de cargo público, en Euskadi es por servicio público y en España por vividor. Cosas que pasan.

  5. Hablando de corrupción el gobierno valenciano de COMPROMIS, PSOE Y PODEMOS dejó morir a 73 ancianos en una residencia privatizada en la que vivían 139.
    Más del 50% de fallecidos sin que nadie moviera un pelo.
    Ahora dicen que algo se hizo mal.
    La incompetencia absoluta es corrupción también.
    Aquí se habla de Zaldibar.

  6. Indeciso por quien votar ( aunque se por quienes no votare) pero votare…lo de no votar,nunca lo he hevho, ni lo hare.

  7. TE RECLAMAN QUE ESCRIBES MUCHO SOBRE VENEZUELA, YO DIRIA POCO, POR SER NACIDO EN ELLA Y PORQUE PARTE DE LA DESGRACIA QUE TENEMOS HA SIDO CAUSADA POR TERRORISTAS DE ALLI COLOCADOS EN CARGOS DEL REGIMEN Y SU INJERENCIA CONTINUA ENTRE LA POBLACION. ASIMISMO MUCHOS SE ENRIQUECIERON AQUI CON SU TRABAJO, PERO SE FUERON, OTROS VENIAN DE VACACIONES Y COMIAN LANGOSTA Y DISFRUTABAN DE LA DEMOCRACIA. EL ORIGEN DE EL LIBERTADOR SIMON BOLIVAR ES DE POR ALLI Y AHORA TENEMOS ESCLAVITUD. ES JUSTO QUE DESDE ALLI SE AYUDE Y SE ESCRIBA SOBRE VENEZUELA DONDE HAY PERSONAS DE POR ALLI CON BIZNIETOS AQUI. ¡JUSTICIA, LIBERTAD, DEMOCRACIA!

  8. Gorka Endika Iza Monje

    Salvo los indigenas yanomamis, caribes y poco más, el resto sois blanquitos o mestizos biznietos de colonos europeos, sean vascos , italianos, españoles, gallegos, …

    Simon Bolivar no fue de aquí, nació en Caracas. Vascos lo fueron antepasados lejanos suyos, al igual que los tuvo gallegos de igual manera que Ernesto «Che» Guevara los tuvo también.

  9. A NERONEK: INCONGRUENTE. SU PSEUDONIMO DEBE PROVENIR DE NERON. S.O.S. DIFERENCIAS NOTABLES ENTRE EL LIBERTADOR, SIMON BOLIVAR, Y EL TERRORISTA GUEVARA.

  10. Mi pseudonimo viene del euskera, que en tu idioma de criollo español viene a significar «Yo mismo».

    Libertador teniendo esclavos, muy libertador no era Bolivar aparte de que con los indigenas a quienes llamaba «raza más vil que los españoles» cuando el por «raza» era español de cuales no hacía prisioneros.

  11. Segun tu opinion los unicos sensatos,validos y respetables son Urkullu y Ortuzar,los demas son un desastre,insultan no son validos y son unos mentirosos e incompetentes,salvo los socios del PSO,te estos si son ahora los validos aunque se nieguen a indagar el pasado negro del Sr.X,creo que deberia de ser un poquito menos imparcial que se le nota mucho.

  12. No,hay de todo.Pero me quedo con ellos.No usan camuflaje para ocultar su ideología como lo hace Sortu que ya lleva engullidos a Aralar,Alternatiba y EA.estos mandando y todos en patera.

  13. El PNV actual no tiene ideología alguna, más que la de seguir en el poder y mantener a los suyos en los cargos que sean para que no decaiga su influencia.

    Cada vez se parece más al PRI Mexicano en sus tiempos.

  14. Os gusta cualquiera que agite el árbol, pero lo de agitarlo vosotros, que pereza, mientras lo hagan otros, que sigan y se rompan la espalda.

  15. YO CREO QUE SU PSEUDONIMO VIENE DE NERON, ASI SEA INCONSCIENTEMENTE. MI IDIOMA MATERNO ES EL ESPAÑOL, NO TIENE NADA QUE VER CON SUS ELUCUBRACIONES MANIPULADORAS POLITIQUERAS IZQUIERDOSAS. SIMON BOLIVAR EL LIBERTADOR LES SIRVE A LOS POLITIQUEROS IZQUIERDOSOS PATA MANIPULAR AL PUEBLO Y ESTABLECER UNA IDEOLOGIA PUTREFACTA ESCLAVISTA, CUANDO YA NO LES INTERESA LE DESECHAN. SOCIOPATIA Y SOCIALISMO SON SINONIMOS.

  16. HAN BORRADO ALGUNOS COMENTARIOS MIOS DONDE RESPONDO AL GROSERO SR. NERON…NO ES JUSTO. ¿NO TIENES EL CONTROL DE TU BLOG, IÑAKI A. O CENSURAS?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *