Es más chic leer libros de fuera

Miércoles 19 de enero de 2022

Le entrevistaba el Grupo Noticias a Miren Iraburu Elizalde, la primera navarra Rectora de la Universidad Pública de su Comunidad. Una buena entrevista para una mujer que llega ilusionada a su cargo académico y de gestión .Tras su lectura deduzco por su ímpetu y planes que si los cumple promete ser una buena rectora.

Casi siempre en este tipo de entrevistas se suele preguntar al final por los libros que lee y las aficiones que se tiene. Y generalmente este tipo de personalidades nos dice, hagan la prueba, que el último libro que han leído es un libro de autor extranjero. Lo decía Miren Iraburu que lo último que ha leído  ha sido el  de “Still Life” de Sarah Winman. Cada quien está en su derecho de leer lo que quiera y no soy yo quien le diga a la gente lo que ha de leer, pero no deja de extrañarme  que siempre sean autores lejanos, dejando de lado lo muy cercano, algo que por ejemplo lo tiene muy claro cuando le preguntan por su equipo de fútbol y como no podía ser menos dice que el Osasuna, por supuesto. Otra cosa hubiera chirriado. Y está bien.

Pues a mí me chirría un poco que en éste tipo de testimonios lectores no se barra para casa como se barre con el fútbol.

Desconcierta un poco que una personalidad de ésta envergadura, como también lo hacen los consejeros, parlamentarios y políticos en general, tengan a mano un libro de autor cercano. En Navarra se están editando muchísimos libros sobre la historia de Navarra, de su represión, de su exilio. Modestamente  le recomendaría a la Rectora el libro de Arantza Amezaga, ”Cartas desde la Libertad” o “ Manuel de Irujo, un Hombre Vasco” o el de Xabier Irujo “La Verdad Alternativa”  o el de Fernando Mikelarena “La Desmemoria de los Vencedores”, o “Gurs” de Josu Chueca o el de tantos navarros que tratan, inmersos  en la más total invisibilidad institucionalidad, sacar del pozo del olvido y de la negrura del silencio historias que la dictadura ha ocultado. No ocurre tanto con el euskera, aunque también.

Libros como “Los Sota”, ”Nikole”, ”Landaburu”, “31 Vidas”, “El Bombardeo de Durango”, ”Y llegaron Galernas”, ”En Manos del Tio Sam”, ”ETA y Estados  Unidos”, ”ETA en Mexico”, ”Resistencia Vasca ante las Violencias recientes”, ”El Comandante del Loiola. Juan Beistegi”,……

Aquella tragedia que fue la guerra, la represión, el exilio no está apoyada institucionalmente, aunque exista Gogora y haga su trabajo. Pero no editorialmente. Ayer se hicieron públicas ayudas culturales donde no hubiera estado nada mal una pequeña partida para este tipo de ediciones que cuesta muchísimo encontrar una editorial que haga frente a la incertidumbre de su venta. Y estos testimonios son vitales.

Está por editar el trabajo escrito por  aquella brillante generación silenciada por una cruel y larguísima dictadura. Como si no hubiera ocurrido y como si no siguiera teniendo consecuencias. Y no digamos si se solicita algún tipo de ayuda para editar alguna obra que trate estos temas. Algunos, siendo nacionalistas, no están para minucias, ni para promoverlas, ni para mimarlas, como si el martillo pilón de una represión preferencial nunca hubiera sucedido. La alta política no pasa por el chocolate del loro ni las batallitas del abuelo cebolleta. Me da que carecen de perspectiva, de empatía  y de abertzalismo.

No me gusta nada pero es  lo que hay. Y no solo aquí. Este tipo de percal me recordaba la superficialidad de un Boris Johnson, cuyo éxito se basa, además de en su histrionismo provocativo en algo que él denomina “la desmemoria colectiva“ que es lo que le salvó políticamente tras las mentiras del Brexit y su  absurdo y demencial tratamiento irresponsable de la pandemia. A este tipo de mamarrachos políticos siempre les interesa la desmemoria, que la gente tenga memoria de pez, que no ahonden en nada, que la superficialidad y la sociedad del espectáculo sean los que marquen el guión. Desgraciadamente hay mucho Boris Johnson sueltos, aunque haya excepciones, y es una pena, porque la historia siempre la cuenta el vencedor y se la suele creer el vencido.

Punto final. Que la rectora lea lo que quiera, pero que también barra para casa. Es lo menos.

20 comentarios en «Es más chic leer libros de fuera»

  1. Ya son ganas de buscarle tres pies al gato.

    En la entrevista se refiere a su ULTIMO libro. Igual ha leído muchos de los que usted cita.

    Comparar la lectura de ciertos libros con tu equipo de futbol, o por poner otro ejemplo, con el vino de la tierra…. etc, y decir que depende de lo que se lea es barrer para casa o no, es de lo mas simple que he leído en tiempos.

    Solo lo entiendo con las publicaciones en Euskera.

    Se me escapa el verdadero motivo de la crítica

  2. La literatura es internacional, y cada uno a de leer lo que quiere, no lo que le dicta el politburo, bastante se hace con leer los que leemos, ya que la literatura va hacia abajo como la música.

    Tu lees cosas de política por que has estado y sigues metido ahí, a otros la política no les aporta nada, ni la de aquí ni la de fuera, y con leer una novela de vez en cuando es más que suficiente.

    Yo por ejemplo he leído ahora que esta un poco de moda, pero lo lei de chaval, el Ulises de Joyce, Guerra y paz, de Kafka y de Nietzsche casi todo, etc. Me aportan más que ller a Manuel Irujo, aunque he leído a J.A.Agirre a Sabino Arana, así como a Hitler, Mao, Churchill, …

    Lee bien y no mires de quien.

  3. Neronek: Debes de tener un problema con la lectura porque en dos ocasiones digo que cada uno lee lo que quiere o lo que le gusta, y así como cada uno puede leer lo que quiera, en una sociedad libre puedo opinar que a mí me gustaría que la nueva rectora hiciera pedagogía de los libros que en Navarra se están editando, porque durante cuarenta años hubo un silencio impuesto. Veo que has leído mucho, pero creo que no has asimilado gran cosa. Un saludo, Iñaki

  4. Totalmente de acuerdo contigo Iñaki. Lamentablemente nuestra opinión será calificada de pueblerina, sesgada y lo que quieran decir, porque no quieren entender lo que tú dices.
    Alguno de los que te llevarán la contraria aplaudían hace no muchos años que se acosara a la librería LAGUN de Donostia o se matara a su dueño.

  5. Sr. Anasagasti: aunque no la menciona usted en su artículo, supongo que tiene en mente una explicación para este fenómeno. Y se lo digo porque en Catalunya pasa lo mismo. Al ser vascos y catalanes pueblos colonizados – nos guste o no, es así – la autoestima colectiva suele bajar y se tiende a pensar que lo de fuera es siempre mejor. Muchos indígenas creen que, si muestran más gusto por lo foráneo que por lo propio, ser´án más «cosmopolitas» y menos «aldeanos».
    No digo que sea el caso de la señora Iraburu pero, si echa un vistazo alrededor, convendrá conmigo en que es una actitud bastante extendida.

  6. La lectura es muy personal, es muy probable que la rectora haya leído algunos de los libros que nombras, pero para mi lo verdaderamente importante es su trabajo como rectora, como bien dices, cada uno lee lo que quiere. A veces nos enfrascamos en problemas y disputas absurdas. Con lo bonito que es ver la vida en positivo, a mi que una rectora de Navarra y para la Universidad Pública de navarra, lo haga bien me parece lo importante.

  7. Iñaki, lo tuyo es propaganda subliminal, no, propaganda sin más, ya que puedes decir misa, pero luego dices o aconsejas que libros o a quienes leer, y son siempre del mismo palo, abre la mente, que hay vida fuera del PNV.

  8. Politincorr, eso mismo pienso yo de indígenas o no, que no han aprendido el idioma del pueblo en el que viven, poniendo mil escusas.

    Firmado. Un aldeano y a mucha honra.

  9. Detectar genialidades cientìficas ò intelectuales afuera , traducirlas al colectivo para enriquecerlo en el peopio idioma con el debido arte debe ser bastante complicado pero sumamente
    enriquecedor para el pueblo que sepa
    hacerlo y aceptarlo . Y viceversa.

  10. Qué gran oportunidad has perdido de evitar quedar en evidencia. Con lo fácil que era. Pues…hasta el zancarrón. ¿No era más sencillo hablar de tus propios gustos literarios y recomendaciones sin más? «»Cada quien está en su derecho de leer lo que quiera y no soy yo quien le diga a la gente lo que ha de leer»» Excusatio non petita de-mira-de libro para dedicar la entrada a hacer lo que dices que no vas a hacer. Y da igual que pongas eso de «no voy a decir lo que tiene que leer» y lo repitas las veces que quieras, porque es exactamente lo que haces. Lamento coincidir con Amaratarra pero eso de «barrer para casa» a la hora de elegir lectura…me parece lo más absurdo y provinciano que he leído en mucho tiempo (precisamente, por la capacidad que tiene la literatura de trasladarnos a otros mundos, lugares…). Por cierto…entre tus recomendaciones…no me parece que haya mucha presencia de literatura en euskera. Ya que pides explicaciones y abroncas a los demás por lo que leen… ¿Nos podrías dar la razón?

  11. Larry.Yo leo de todo pero cuando me preguntan digo lo que leo cercano por si mi testimonio puede ayudar en algo.Ahora estoy leyendo el libro de Aritz Azkarraga.

  12. Pues yo no se lo que pasará en Catalunya con la autoestima, pero aquí lo que yo he vivido, y tengo varias décadas encima, es que siempre la hemos tenido muy alta hasta rozar a veces el complejo de superioridad.
    Como experiencias personales, en cierto deporte y no futbol, nos considerábamos por encima de cualquier equipo del estado español, también los catalanes hasta que la pasta inclinó la balanza hacia las grandes capitales.

    He vivido en Madrid y Valencia y jamás me he sentido inferior culturalmente que cualquiera de sus habitantes.
    Me enseñaron que para no dar el cante es buena costumbre hablar lo justo y escuchar mucho y que para saber estar no hace falta ir a la universidad. Yo no lo hice.
    He conocido «paletos» con una cultura muy interesante y universitario impresentables culturalmente.

    Hay una especie que no se si llamar paletos ilustrados, que dan el cante por tratar de aparentar lo que no son.
    Dos futbolistas que ya no están en el R. Madrid son un claro ejemplo de ello y en general el futbol está sembrado de este tipo de personajes.
    Facil de acertar.

  13. Claro, pero esto que dices ahora no tiene nada que ver con lo que has escrito en la entrada.
    No es que te hayan preguntado.
    No es que te hayas limitado a decir lo que lees o a hacer recomendaciones, que no tendría nada de malo y puede ser interesante.
    Es que no has hecho eso. Le has afeado a una persona a la que sí le han preguntado que haya mencionado el libro que le ha dado la gana. Le has acusado de ir de chic, de ir de guay.

    Me parece muy bien que recules porque te has dado cuenta del patinazo, pero en ese caso hay que admitir el patinazo.

  14. ¿De Sarrionaindia has leído algo?, ¿de Jon Kortazar?, ¿de Edorta Jimenez?, ¿De Txillardegi?, ¿de Kerman Uribe, acaso?, Axular tal vez, de Felipe Arrese, …

    Por comentar solo algunos.

  15. Neronek.He leido de Sarri,de Kortazar,de Edorta y hablado con él,de Uribe.

  16. Larry.No reculo.Sigo manteniendo esa quiijotesca costumbre de tratar de ayudar a lo de casa.

  17. Reculas porque procuras centrarte en tus gustos o recomendaciones y obvias lo único que se te ha criticado, que era haber criticado a una persona por ir de chic por decir el último libro que ha leído cuando se le ha preguntado.

    Ahora procuras pasar eso por alto, como si no lo hubieses hecho. Y eso es lo que se te ha criticado de la entrada.
    No, lógicamente, que leas o uno o lo otro.
    Además, precisamente, la literatura, la lectura, tiene la ventaja de que no hay ninguna necesidad de elegir, ni de priorizar. Se puede leer de todo.
    Lo de «barrer para casa» hablando de libros…es absurdo.

    Y decir que alguien va de chic por citar un libro determinado es una meada fuera de tiesto. Lo sabes perfectamente.

  18. Lo malo es cuando lo «de casa» se convierte en «los batzoki».

    Lo dicho, hay vida fuera del Batzoki, hay vida más allá del PNV, que algunos parecéis amish en vuestras comunas, siendo pecado todo lo que hay más allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.