Maduro ya no preside Venezuela. Solo usurpa el poder. La OEA lo declara ilegítimo.

Jueves 10 de enero de 2019

La noticia internacional del día de hoy ha sido la fraudulenta juramentación ante el Tribunal Supremo venezolano, como presidente, de Nicolás Maduro. Un Tribunal espurio elegido a dedo por este dictador le ha juramentado. La Constitución bolivariana dice que la jura ha de hacerse ante la Asamblea Nacional, elegida democráticamente y que Maduro, para sortearla creó aquella fantasmal Asamblea constituyente. Enjuagues de un tipo que se pasa la democracia por el arco del triunfo.

Pero es que las elecciones de mayo pasado fueron fraudulentas y no reconocidas más que por países dictatoriales o autoritarios, los mismos que han estado hoy en esa Corte Suprema de pacotilla haciendo de alfombra y de palmeros a un personaje patético que ha arruinado Venezuela, le ha condenado a emigrar (ya son cinco millones los que están fuera) demostrando una total ineptitud para manejar la economía, con una crisis humanitaria de caballo, con una inseguridad ciudadana galopante y con un horizonte sin futuro tutelado por la otra dictadura que ha estado en dicha fraudulenta toma de posesión, como es la cubana, que controla los resortes del poder porque le va en ello la vida enérgica que roba a su enfeudada dictadura bolivariana. Si Venezuela fuera un peladero de chivos, para rato Cuba estaría haciendo lo que hace.

Maduro puede jactarse de que Bolivia, Nicaragua, Cuba, Salvador y Osetia del Norte (país no reconocido) le hayan aplaudido hoy en su farsa de escaqueo mientras todos los países, desde Canadá a la Tierra de Fuego han hecho mutis por el foro y comienzan a retirar sus embajadores, caso de Paraguay.

Y como de la Constitución bolivariana hablamos, ésta prevé situaciones como esta y le ordena al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, a ser el presidente encargado del país, cosa que ha hecho. Hay pues un dictador en Miraflores y un presidente democrático encargado en la Asamblea Nacional que pronto va a ser reconocido por el resto de países y con capacidad de nombrar embajadores y cónsules. Se presenta pues un cuadro de situación para Maduro harto difícil.

Nosotros frente al Consulado de Venezuela en Bilbao hemos protestado por la enémisa cacicada de este bolivarianismo de opereta y de bayoneta y el domingo acudiremos a la manifestación que saldrá de la Plaza Elíptica de Bilbao a la una para llegar al Arenal en protesta por la dictadura que vive Venezuela y por este hecho de fuerza que acaba de suceder.

En la concentración han sido varios los que han comentado la contundencia, claridad y buena síntesis del comunicado del EBB ante lo que se está viviendo en Venezuela.

En resumen. Maduro ya no es el presidente de Venezuela reconocido internacionalmente sino un usurpador del poder. Y eso va a tener consecuencias. De hecho, ya hoy, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha declarado, por 19 votos contra seis, ilegítimo al gobierno de Maduro. Y vendrán más.

3 comentarios sobre “Maduro ya no preside Venezuela. Solo usurpa el poder. La OEA lo declara ilegítimo.”

  1. 13,000 toneladas de oro y las mayores reservas de petróleo del mundo en el subsuelo de Venezuela que no pueden ser robados por las megacorporaciones yankis. Ese es el problema de Venezuela, lo demás es paja.

  2. Eso de que lo declara ilegitimo, pues si que será un problema, pero de que es él quien USURPA el Poder, tambien y ahi está. Nadie lo saca. Es igual que en Nicaragua con Ortega… Muy revolucionarios, muy luchadores y cuando llegan al poder, su única idea es la de perpetuarse en él todo el tiempo posible, ocurra lo que ocurra… El Gobierno de turno tiene suficientes argumentos como para definir como terroristas a los que no cedan a sus exigencias, ademas de combatirlos… El caso es que de verdad muchos de los gobiernos de derechas en los paises de Cono Sur americano, han sido nefastos, ladrones, dictadores y traidores a su patria…pero el cambio ha resultado tener los mismos o peores resultados. Creo que la OEA y la ONU, aunque no me inspiren demasiada confianza, deben hacer algo mas que no reconocerle, por que quien pasa hambre es siempre esa parte del Pueblo que no les apoya.

  3. Estimado Iñaki:
    Omites mencionar que mi país, Uruguay, penosamente también reconoce al dictador como gobernante legítimo.
    Utilizan para ello, el mismo lenguaje que el patético Rodríguez Zapatero, de «no hay que cerrar puertas sino abrirse al diálogo», como si alguna de esas instancias hubiera servido para algo.
    Lamentable es que una de las democracias más sólidas de América Latina regale su prestigio de esta manera, ingrata además pues Venezuela fue harto generosa cuando en mi país se vivió una dictadura y muchos tuvieron que marcharse.
    Permítame también mencionar el nefasto papel que para ello tuvieron el ex Presidente Mujica y varios de sus adláteres, varios de los cuales se beneficiaron con jugosos y espurios negocios con la dictadura venezolana. Esto lo aclaro porque compruebo como cunde en Europa el cuento del «buenismo» de Mujica «el presidente pobre», siendo ésta una historia muy mal contada pero que ha contado con auditorio embelesado. Él es uno de los grandes responsables de este indigno acto de Uruguay.
    Cordiales saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *