Iñaki Soto y Jiménez Losantos ante la sentencia alemana

Viernes 6 de abril de 2018

 

 

 

 

 

Uno de esos ejemplos claros de lo que representa y vende cada uno lo hemos comprobado ayer y hoy en relación con Europa. Mientras el PNV estuvo en la génesis de la idea europea y hemos estado a las duras y a las maduras desde su fundación y llevando la antorcha a todas partes, aquel mundo de Herri Batasuna y hoy de Bildu adversaban la idea y tildaban a la Comunidad Europea de ser un mercado burgués gobernado por las multinacionales, sin sensibilidad social y del que había que alejarse y combatir.

Pero, como siempre pasa en este mundo cerrado y dogmático, aciertan cuando rectifican. Hoy le he escuchado al director de Gara, Iñaki Soto, hablar maravillas de la Unión Europea describiéndolo como un ámbito de respeto donde si funcionan las instituciones de forma democrática también tiene que funcionar la justicia y tras la decisión de los jueces del Lander de Schleswing Holstein y la salida de Puigdemont de la cárcel de Neumünster, todo son alabanzas. El hombre de la revolución pendiente de vez en cuando reconoce algo, pero siempre sin abjurar de un pasado de errores continuos.

Pasó lo mismo con la última decisión el mes pasado en relación a la condena a España del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo por violación a la libertad de expresión al haber castigado España a dos manifestantes por quemar una foto del rey. Y es que ha habido sentencias claras y contundentes en Estrasburgo contra los excesos judiciales españoles que a la Izquierda Abertzale le molan y dan razón y le vienen muy bien y hacen que ahora su nuevo tótem sea este Tribunal de Estrasburgo y no los españoles. Cosa que me parece muy bien, pero que denota una vez más la fragilidad de la zigzagueante trayectoria, ayuna de reflexión y cargada de sectarismo de una izquierda dogmática y sin banderas cuya primera palabra que llega a sus labios siempre es NO. Bueno, pues ahora Europa es SI. Me encanta.

Chicos, bienvenidos a casa.

En el otro extremo y este mismo día y casi como una flagelación le he escuchado hoy al tronituante Jiménez Losantos y hasta sentir que echaba espuma por la boca pidiendo la salida de España de la Unión Europea a cuenta de la sentencia de los jueces alemanes. Sus insultos a Ángela Merkel, sus denuestos a la debilidad española del gobierno del PP que según él ni tiene poder ni determinación ante semejante humillación, sus injurias al ministro Dastis al que ha llamado como insulto de tunecino y sus continuas agresiones sin freno a Catalunya y a Euzkadi han sido de antología y de grabarlos y lástima que ya no exista aquel “Cocidito madrileño” que nos ilustraba de cómo se las traen los de la Brunete Mediática y de cómo se puede desbarrar, injuriar, insultar y hacer una auténtica y continuada apología de la violencia y del odio más desatado, sin que pase nada. Ha sido terrible.

También, esta semana en un programa de televisión llamado “El Gato al Agua” uno de los tertulianos hablaba de que las cucarachas catalanas estaban ya encarceladas pero que la plaga no iba a terminar nunca si no se acaba con sus nidos y esos nidos está en Catalunya y en Euzkadi, por lo que lo que procedía era ilegalizar a todos los partidos catalanes y al PNV.

Y lo malo es que ante esa sarta de barbaridades dichas a grito pelado y de forma pública no pasa absolutamente nada, cuando de oficio la Fiscalía debería actuar por esa prédica continua del odio más salvaje y desatado.

Curiosamente anteayer Jiménez Losantos, tras la decisión del fiscal del Land pidiendo la extradición del president Puigdemont a España para comparecer ante el juez Llarena, alababa el sistema judicial alemán de manera muy babosa. Hoy, con la sentencia de los jueces, las cañas se han vuelto lanzas y la argumentación era una de guerra total y de salida de España de la UE. Lo que se llama moral de situación.

Y es que el nacionalismo español más agresivo existe y cada vez más está ya más furioso y desatado. Peligro en el horizonte.

Como siempre, los extremos se tocan.

Vemos ahora a la IA reconvertida y enamorada de Europa y de su poder judicial y, en la otra punta, a la extrema derecha española levantada en armas contra la misma Europa. Y, como siempre, actuando no por valores y principios sino por intereses y situaciones puntuales.

Los extremos tocándose.

Nada nuevo bajo el sol.

3 comentarios sobre “Iñaki Soto y Jiménez Losantos ante la sentencia alemana”

  1. Buenas Iñaki,

    Creo que poner al mismo nivel el discurso de Soto (intentando democratizar España, por cierto pais en el que el PNV se siente muy cómodo debido a su “control” de las instituciones y red “clientelar” creada los últimos 40 años) y el odio y desvario mental de Losantos es injusto.

    Ayer estuve viendo la “tertulia” de 24h de la noche. Hacía mucho tiempo que no lo veía. Mi primera conclusión fue que España es un país en clara “descomposición”. La “caverna mediatica” de España está perdida. Es un país con una mentalidad fascista (franquista) que después de 40 años de “democracia” no puede auto-regenerarse. Todo lo contrario, de esos lodos va a llegar “Naranjito Rivera” para dar un golpe en la mesa y destruir eso que tanto amáis llamado “autogobierno”.

    Ante este “desvario” y “locura” Española creo que la actitud del PNV de no pactar los presupuestos con el artículo 155 en marcha es correcta pero no es suficiente (Este artículo no va a desaparecer nunca).

    Es el momento de hechar a andar.

    Hacer un segundo frente en España, solidarizarnos con Cataluña y apostar fuerte por una regeneración y democratización. Si eso ocurriera sería una autentica revolución. Pacífica y democrática.

    Un saludo

  2. Sr. Anasagasti, no se escandalice con el programa “El Gato al agua”. En casa, cuando coincidía que venían mis hijos, o alguno de ellos, ver ese programa era obligado, para nosotros era el mejor programa de humor. Los dislates, los puntos de vista, las opiniones que se vertían en ese programa resultaban por irreales, inimaginables e incomprensibles lo más jocoso que se podía ver y oír en TV. Nos reíamos a mandíbula batiente, a veces hasta tener ese clásico dolor abdominal. Lamentable mente ya no puedo sintonizar Intereconomía.
    Pero en nuestra casa, y especialmente en el programa de ETB “En Jake” que me gusta mucho, y su presentador y/o director Xabier Lapitz también, y me parece un magnífico periodista (de los que se pueden contar con los dedos de una mano) suele invitar a distintos “personajes”, pero el peor, el más malo, el más dañino, el más corrosivo es un tal Eduardo Portero que va de politólogo, y para mí no es más que un facha y un enemigo de cualquier identidad o especificidad que pueda tener o disfrutar el pueblo y/o el Pais Vasco, Euzkadi como escribe Vd. Yo a este tío, a este tipejo, a este facha, y no lo digo como insulto sino que así lo pienso y sus palabras me darán la razón, le he oído decir después del discurso de que ETA tiene que disolverse, tiene que entregar las armas, tiene que colaborar con la justicia, tiene que pedir perdón, y hay que conseguir que hasta el recuerdo de ETA desaparezca, incluso…INCLUSO SU IDEOLOGIA POLITICA, o sea, el propugnar y promover la independencia de Euskadi, y para ello habría que PROHIBIR ESA ideología independentista, no pudiendo aparecer en ningún programa político ni en ningún ideario, siendo estas IDEAS, de por sí, constitutivas de delito.
    No entiendo cómo podemos llevar invitados así a nuestra TV pública, porque hay una lista más larga, que no diré extensa, pero que al lado de este tío son a lo sumo unos disidentes, o unos diletantes.

    Sobre la UE. No pierde Vd. Oportunidad para cañear a Iñaki Soto, en particular, y a la izquierda abertzale en general, esa organización política de la que hace muy poco tiempo, Xabier Arzalluz comento que el PNV (porque habló en primera persona) Que “tendremos que encontrarnos con ellos porque no olvidemos que perseguimos el mismo fin: la creación de un estado soberano e independiente vasco”.
    Sobre la UE a mí, que ingenuamente creía en eso de la Europa de los pueblos y bla, bla, bla, a este “iñushente” le advirtieron unos alemanes, eso sí, más bien de izquierdas, tampoco mucho, alguno votante del SPD, que esa Europa iba a ser la Europa de los mercaderes, y que para colmo ese diseño correspondía a su país, a la Deutschland über alles, sus acólitos Austria y Holanda, y sus monaguillos Polonia, Hungría y los nuevos estados de los Balcanes y del Báltico. Y así ha sido. La economía alemana, que antes de instaurarse el Euro estaba estancada y no crecía, a partir de entonces ha crecido como la espuma, y entre otras cosas porque ellos son quienes controlan el Banco Central Europeo (son tan descarados que hasta lo tienen en su sede financiera: Frankfort am MaIn). La política monetaria de toda la UE la controlan y la dictan ellos, salvo en el caso de Dinamarca y Suecia, y Gran Bretaña. Los estados económicamente más débiles tenían sus específicas políticas monetarias a través de su Banco Central, y una de esas políticas era el poder devaluar su moneda, algo muy adecuado en ciertas circunstancias. Ahora eso no es posible. Yo he conocido el marco, el DM desde 9 pts por unidad, hasta 82 pts por ud, cuando pasamos al Euro. A mí me ha pasado ir a Alemania cuando era estudiante, y salir de aquí con un valor del DM de 17 pts y cuando volví ya valía 20 pts,
    Lo cierto es que Alemania, que vive de la exportación y su principal cliente es Europa Occidental quería que toda Europa operase con el DM, pero como no podía ser inventaron el Euro, nos contaron unas cuantas milongas, se inventaron unas cuantas bondades de la moneda única (como el acabar con el frasco de cristal que en todas las casas teníamos con 4 francos, 5 florines y 6 chelines, manda webs…) Nos hablaron de la libre circulación de personas y capitales, mentiiiiiira, solo capitales. Si un ciudadano de un estado miembro va a otro a vivir le preguntan si tiene dinero, si tiene trabajo, de que va a vivir… si no tiene nada de eso no se puede quedar. Luego se elige perpetuamente al perro guardian de sus interés, al ínclito Jean Claude Juncker, quien ha sido primer ministro y ministro de economía a la vez de Luxemburgo y no sabía que su estado es un paraíso fiscal. Se cree que Arcelor Mittal está radicada ahí por lo bonito del país. Lo cierto es que Luxemburgo tiene una renta per cápita de más de 90.000 €, superior a Suiza, el doble que USA, el triple que Francia y el cuádruple que España.
    En cuanto a lo del tribunal de Schleswig Holstein, yo he sido el primer sorprendido. Primero porque la CNI esperaron hasta que Puigdemont y compañía estuviera en Alemania, pasando de Finlandia, Suecia y Dinamarca, fiándose más de Alemania. No sé que hubiera pasado si le hubieran detenido en Baviera, y el tribunal fuese bávaro. Aunque sorprendentemente y un poco por encima he escuchado en TV a una ministra del Gobierno Federal, del gobierno de la Merkel, que España tendrá muy difícil el probar esa supuesta malversación de Puigdemont, y que de no probarse Puigdemont será un ciudadano libre que podrá circular libremente por Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *