Las segundas oportunidades. A veces, las mejores oportunidades. 8×04

La banda sonora del post, esta vez algo más alegre.

Con unos días de retraso, estoy aquí de nuevo, para continuar con el post anterior y hablar de mi experiencia en la Bilbao Nigth Maratón. Y en lo que va a ser esta próxima temporada.

Lo que más me está gustando, será fruto de la edad, es que lo estoy enfocando todo mucho mejor. Desde la planificación, hasta los entrenos y más importante y en parte motivo de este post: los objetivos.

El sábado 26 me puse el dorsal, con algún interés, por primera vez en mucho tiempo. Dorsales y carreras a habido alguna, pero siempre como diría Toshack como pollo sin cabeza. La idea el sábado era clara, intentar correr al ritmo de las series 4:10-4:15. Al final el resultado fue mejor del esperado, pero con el mal sabor de boca de que pudiera (igual) haberlo hecho algo mejor, de no salir tan fuerte. Al final 40:43 que francamente, es más de lo que merezco.



Objetivos… Hace años siempre tenía la excusa o la frase: es que soy de larga distancia… cuando me salía mal una carrera, era porque no era lo mío… Excusas de mediocre, lo que soy. Si que es cierto que en largas distancias nunca he fallado. Ni a nivel de rendimiento ni a nivel de resultados. Pero no es menos cierto que una persona que se te mete delante en un ultra te hace 2:50 en un maratón con la…. O 36min en un 10km y no es mi caso. Por lo que en esta nueva época voy a construir la casa con unos cimientos más o menos fuertes.

El fin lo tengo más o menos claro, me gustaría hacer bien las carreras de distancia ultra. Y para ello me voy a dar un tiempo (3 años) que coincide con la última carrera de las Basque Ultra Trail series Donosti-Bilbao. Debería ser ese el culmen de la preparación. Pero antes (y sin dejar de tener en la cabeza los ultras) debo tener un 37-38 en un 10km 1:25 en una media…

Hasta esa fecha en rojo me gustaría hacer cosas que me llenen. Es muy complicado correr ciertas distancias por obligación. Me gustaría correr bastantes o todas las que pueda del circuito Asia Trail Master del que soy miembro, en especial el Ultratrail de Koh Samui y Chiang Rai en Tailandia y me gustaría acudir a Laos y Camboya…

En otros posts hablé sobre triatlón de larga distancia e ironman, me gustaría mucho, pero a día de hoy, aún no puedo ausentarme de casa toda la mañana del sábado y el domingo para meter volumen en bici… en esta nueva época no voy a poner todos los huevos en muchas cestas…

A corto plazo y antes de que me operen otra vez, tengo un 10km en mi pueblo. Si no consigo bajar de 39min, dejo el objetivo para el año que viene, porque me gustaría hacer la temporada de cross como preparación.

La noche, albergue de malhechores. 8×03.

Me daba la sensación de que, desde el retorno del blog, las dos entradas mínimas que había hecho, me estaba quedando muy de bajona… Vamos a darle un poco de ritmo, con lo que es un blog, vivencias…Vamos a temas más deportivos. Como siempre la BSO del post.

En teoría, esta nueva temporada irá desde el 19 de agosto hasta septiembre de 2020. No soy capaz ni de hacer las cosas normales…ni 9 ni 12, 13 meses… la razón es muy sencilla, empecé cuando llegué de Tailandia y acabará cuando corra el “ultra-trail” de Portugalete. Entre medias muchas pruebas y descansos como es lógico.

Cuando me puse las zapatillas por primera vez en agosto, supe que iba a ser duro. No hace falta ser un lince para ver que la cosa no fluía… me di con un canto en los dientes entrando en la ropa… Los primeros días fueron asquerosos… me costaba ir por debajo de 6min/km y en bici no recorría más 45km… peor que cuando empecé en esto, en 2008. Esta sensación, no tan alarmante, la he tenido más veces, cuando Jon cumplió 3 años y pensé que la cosa ya estaba hecha e intenté volver al triatlón, los ultras…me arrastré tanto, que decidí dejarlo. Pero esta vez iba a ser diferente. Por mis cojones iba a competir con cierta dignidad (nunca he pensado ni en ganar ni nada). Para mi competir con dignidad es dar el 100% de lo que eres capaz, para algunos puede ser correr una maratón en 1:59 y para otros en 3:10. Pero para el que es capaz de hacerlo en 1:59, si lo hace en 2:30 por no entrenar lo suficiente, no compite con dignidad.

Desde agosto, creo que he entrenado todos los días. Y si no he entrenado, he descansado. Y no es lo mismo descansar en el sentido de recuperar, que descansar en el sentido de no hacer las cosas porque no te apetecen. La recuperación es parte del entreno, y más cuando tienes 39 palos. He corrido bastante, no más de 15km, eso es cierto… y he hecho toda la BTT que he podido, que tampoco es mucho, pero es todo lo que podido.

El sábado correré la Bilbao Nigth maratón, la distancia de 10km. Por una vez he ido a la opción inteligente. Me hubiese gustado estar en forma para poder correr la media, peo no estoy bien aún. ¿no la hubieses terminado? Terminado sí, pero para hacer 2h en una media maratón no pago 25€ de inscripción. Iré a los 10km a disfrutar y si están bien medidos pues debería rondar los 41-42min. No he hecho muchas series y el periodo de base lo acabé el 1 de octubre.

¿Objetivos? Primero y no es rollo flowerpower, disfrutar otra vez compitiendo. Sentirme bien corriendo largas distancias y verme que, aunque pueda acabar el último no me arrastro. A nivel más mundano, me gustaría ir antes de semana santa a Laos o Bangkok a correr, bien el ultra de Luang Phrabang o la maratón de Bangkok. Y en mayo me gustaría correr la edición de este año de Basque ultra Trail series, la etapa Gaztiez-Iruña. Para el segundo periodo del año, si no he ido a Laos o Bangkok, me queda la opción de Koh Samui o Chiang Mai, ambas en Tailandia y para correr aproximadamente 100km en alguno de los ultras. Entre medias, si puedo nadar, me tienen que operar otra vez de la mano… me gustaría hacer el triatlón de Logroño (a pamplona no llego) y el de los corrales de Buelna… Son muchos planes, no haré ni la mitad…pero me encanta perder el tiempo haciendo planes.

Por otro lado, estoy colaborando con diversas agencias de viajes para montar viajes de carreras al sudeste asiático, si alguien está interesado en este tipo de viajes, que no dude en contactar y se lo cuento con detalle.

La pausa como elemento a valorar. 8×02

Siguiendo con la filosofía del post anterior, os dejo la canción antes del texto para escucharla según lo leen, si os apetece lógicamente. Es gratis, que es una mierda, pero no te cobran. Algo que por ejemplo no pueden decir los del Mc Donalds.

Hoy voy a tratar un tema, que no afecta a todos. La merma de rendimiento por efectos externos. Entiendo efectos externos, todo lo que no sea el entrenamiento. Lógicamente si no entrenas, se produce una merma en el rendimiento… Desde cambios en el trabajo, menos tiempo para entrenar, el paso inexorable del tiempo, cambios personales…

Vaya por delante, me gusta ir de frente (así he cobrado tantas veces), que no soporto ni a los coach de garrafón, las tazas esas de que la vida es de puta madre, los de si la vida te da limones haz limonada… y mi favorita: sal de tu zona de confort. Por eso no me gustaría caer en ese perfil.

No se si estoy en plena crisis de los cuarenta (física y psíquica) o se me ha caído de golpe el edificio. Es cierto que los deportes que se tratan en este blog (atletismo, triatlón, ciclismo…) son muy honestos. Tanto entrenas, tanto rindes… pero llega un momento en el que esos caminos no discurren paralelos. Tanto entrenas, no mejoras… y eso es duro. Sigues y sigues, pero la cosa no mejora. Y es duro de asumir, yo creo que ya he pasado el duelo, pero es duro.

No voy a entrar en aspectos médicos, por razones obvias, pero esto acaba llegando, antes o después. Y quedan tres opciones o más…no sé. Bajar la bandera y dedicarse a hacer deporte salud, que es la más inteligente y la que nos va a permitir estar haciendo deporte durante más tiempo. La segunda, reducir la carga de entrenos, aprender a cuadrar vidas, descansar más…asumiendo que te vas a hacer amigo del coche escoba, la cual me parece una opción muy lógica. O la tercera, luchar contra los elementos…  y entrar con todo… la peor opción.

En mi caso personal, y este es el meollo del post, he pasado por las dos primeras para acabar en la tercera. Hay gente que sabe que no es lógico lo que hace, pero no le vale otra forma de hacerlo… yo en esta nueva época voy a tener que dar un giro más de tuerca, no entrenar más, porque si algo me ha enseñado la vida es que hay prioridades y no voy a quitar más tiempo a mi familia. Pero si entrenar mejor, recuperar mejor, comer mejor, descansar mejor…hacer todo mejor. Si no cuentas con las mismas armas que antes, las pocas que tienes han de ser más eficientes…te quedan menos disparos para andar disparando al aire.

Dando también un paso más, en un aspecto muy importante…la psicología. Vas a hacer todo lo que puedes, pero seguramente los resultados no serán los de antes. Seguramente no, seguro!!. Lo importante en esta vida es saber las cosas…nos pasa mucho a los feos, pero una vez lo sabes y lo asumes, afrontas la vida con otra actitud. Y sobre todo no comprarse: no comprarse con tu yo del pasado, con tus amigos, con tus rivales, con… cada uno es un mundo.

Hay veces que el cuerpo y le mente te piden pausa. En este caso has de tomar una decisión. Sin más, divagaciones…

Pensar es siempre la mejor opción. 8×01

Pensaba que llevaba menos tiempo sin escribir, pero al entrar me he dado cuenta de que mi anterior entrada data de noviembre de 2018… se puede decir que me he pasado todo el mandato de Sánchez sin tocar un teclado, como tantos otros…eso me reconforta.

Tampoco sé muy bien cómo empezar, iba a hacer algo del tipo: decíamos ayer…para dármelas de culto, pero el lector de este blog sabe que no lo soy. Así que voy a empezar sin más, como lo he hecho siempre, vomitando palabras que es cómo poner a un mono al frente del blog o como hacen en Okdiario.

¿Qué ha pasado en este tiempo? Mucho y nada. Mucho porque en un año pasan cosas, pero mi vida no es digna de un reality para Amazon Prime Video… Utilizaré este pequeño post para hacer un breve resumen de lo sucedido y que pueden encontrarse aquí en un futuro.

Por resumir mucho. Este blog hasta hace 6 años era bastante prolífico, con la llegada de mi primer hijo la cosa decayó mucho. No por él, ni mucho menos…si no que sentía que no vivía suficientes aventuras o aventuras dignas de ser explicadas en este blog. Y aunque no lo parezca me preocupo por la calidad del contenido. Hace tres años, llegó otro cachorro al hogar y decidí virar de rumbo y volver al deporte que había hecho antes, el Judo. Este proyecto fracasó, el del judo no el del niño que está sano, por diversas razones. La más importante, que no supe encajar mi pequeño proyecto deportivo en mi gran proyecto familiar. Y luego me rompí un hueso de la mano que me ha llevado a tener una prótesis y a pasar dos veces por el quirófano, esto también ha influido. Por lo que lo mejor, ha sido aparcarlo por un tiempo.

Con estos ingredientes, y tras un periodo de reflexión, llegué a la conclusión de que, lo que mejor me cuadraba relación satisfacción/conciliación/disfrute era volver al calendario de hace 6 años. Que venía siendo, hacer el calendario de triatlón, aprovechando las carreras que me cuadrasen por medio para disfrutar, competir y entrenar para uno o dos objetivos grandes por temporada.

Con esto, creo que el blog vuelve a tener sentido, no con el enfoque inicial, ya que esas aventuras o carreras no serán tan «atractivas» pero si con otro perfil. Al final aquí se van a contar las aventuras y desventuras de una persona en plena crisis de los 40, con un trabajo de 8h y dos hijos. Es otro público el que pueda acceder al blog, pero honestamente no me veo haciendo otras cosas… un blog debe ser una bitácora del día a día, no impostar una vida para buscar visitas. Con sus problemas y pequeños éxitos, pero reales.

Mi idea este año es viajar a Laos a correr un Ultratrail (ya os contaré novedades) y acabar el año con un medio ironman, soy muy consciente de que ya no estoy para hacer uno completo, seguramente Pamplona.

Si me gustaría este año a modo de experimento, dejarles una canción que debería maridar con el texto. Por lo que, si se la ponen de fondo, el texto se entiende mejor.

Nadie te debe nada 2. Los ofendidos.

Durante una época a este blog se solía entrar a «cotillear» lo que hacía, con el único fin de acudir a redes sociales o en pequeños grupos de cobardes criticar las ayudas que recibía para los resultados tan lamentables que tenía. En esta frase hay una verdad y una mentira, la verdad: los resultados, la mentira: las ayudas. No sé si lo he contado por aquí, pero no eran pocos los voyeurs-haters. Algo que no entendía la verdad… El perfil era claro: gente que era mejor que yo (el 99% de los que leéis esto) y que pensaba que el mundo le debía algo porque si a mí me lo daban a ellos el doble. Y en un 100% triatletas. Hubo una época en la que me cansé es desmentir que a este blog entraba el dinero con volquetes, luego dejé de defenderme de algo que era mentira. Lo más gracioso era que alguno me mandaba privados para saber cómo hablar con tal o cual marca o si conocía a alguien en… Hoy en el blog: las injustas víctimas de la falta de patrocinios.

Pocas cosas tengo más claras sobre este mundillo que mi posición en este tema. Será por las vueltas que le he dado. De primeras y obviando las faltas de respeto referidas en al párrafo anterior, nunca he entendido la comparación de si a ese que hace X le dan Y, a mí que hago 2X que me den 2Y. Primero porque no sabes que hace esa persona (y ya no me refiero a mí, sino a deportistas que si cuentan con ayudas), si aparte de los resultados colabora de alguna u otra manera con la marca, qué tipo de ayudas son con las que cuenta, qué impacto produce a las marcas que le apoyan…Seguro que si le dan Y es porque a la empresa le hace ganar Y+3. Y que comprarse así, es de mediocres. La verdad que este argumento es de primero de la vida, pero quería empezar por algo.

Para mí el matiz fundamental de toda esta historia es: ¿Por qué? ¿Por qué te tienen que ayudar? en función de qué? en que cuantía?… pero lo más importante es por qué? Cuando alguien solicita una ayuda a una empresa (no hablo de ayudas públicas ahora) entiendo que es a cambio de algo o por alguna razón. O dicho más fácil: ¿qué me llevo yo por ayudarte? la mayoría de los contratos de patrocinio son por alcance, como los accidentes en la A8. Yo pongo mi nombre en el mallot ciclista de tal equipo, para que se vea en el Tour… si corre la vuelta a mi pueblo pongo menos. Y en la mayoría (salvo mecenas que apoyan determinados deportistas por afecto a la persona o al deporte) de los casos es así. Nadie pondría un cartel anunciando un bar al final de un callejón sin salida donde no pasa nadie y no puede leerlo… Y al que le moleste que a influencers de medio pelo les den de todo solo por tener 200.000 seguidores y a su amigo que tiene 2.20 en maratón no le den nada, que asuma las palabras de Rato: es el mercado amigo. No digo que sea justo o injusto, pero como dije en el anterior post, no creo en la justicia cósmica. Y por desgracia es así, no entiendo a esta gente que, desde el sofá, está con el trantrán de que con todo lo que entrena y lo bien que hace tal cosa, tenga que pagarse él o ella las zapatillas y los viajes…

El siguiente argumento y seguramente el último en este post, que si no se me hace muy largo es. ¿Para qué? para qué quieres que te patrocinen? No es que voy a hacer una carrera en Noruega y joder es super cara… y como es muy extravagante y nadie va pues ayúdame. Y me niego a abrir el melón de los que se inventan que es por una buena causa para que se la paguen, estos dan asco. Si no eres capaz de tu dinero quitarte X € para pagarte ese sueño, es que realmente no era tu sueño. Yo no soy rico, pero cuando he hecho cosas me he privado de otras para pagarme los costes, porque me hacía ilusión real. También se puede caer en el argumento del egocentrismo deportivo, como para mí es super importante el lanzamiento de guito de aceituna (un saludo Teo) no entiendo como nadie me patrocina, pues porque no le interesa a nadie majo.

Me da la sensación de que algunos hacen las cosas para que les den algo o no las hacen si no se lo dan. Vas porque te gusta, porque esto proporciona placer al que lo hace, el pago es la experiencia.

En mi opinión (que es la mía y es una puta mierda) dónde se tiene que dotar recursos es en deportes en edad escolar o formativos y federados y en el que las propias federaciones con dinero público (que debería ser el grueso de la ayuda) no llegan. Para mí y que no se ofenda nadie, un equipo de voleibol federado no debería quedarse sin viajar por no tener fondos, pero que una persona se haya clasificado para el maratón de new york y no pueda ir…pues mira lo siento. Pero a veces esto no es justo y si ese corredor o corredora tiene mucho impacto en redes sociales y todo lo que derive de la carrera, va a tener mucha visibilidad. No le costaría encontrar alguien que le dé la ropa, un hotel… Y nos gusté o no, pasa así. Yo si fuese diputado compraría un bus a los del vóley, pero si fuese el de marketing de Nike elegiría al runner.

Cuando actúas de manera individual, haciendo lo que te gusta, debes pensar en autofinanciarte. O ser lo suficientemente imaginativ@, para que más gente se suba al barco. Pero esperar, que una actividad de este tipo deba ser sufragada per sé es un error. Si vienen ayudas bien, pero no lo esperes, porque NADIE TE DEBE NADA.

Con las liebres.