El futuro pasa por Tailandia y por las 100millas.

Siempre me gusta mirar al futuro, mirar a mi pasado es muy triste. Una vez asimilada la primera parte de la temporada (dos carreras) queda ver cómo acabamos el año. Me gusta ponerme un objetivo a corto, otro a medio y uno un poco más lejos. Con las 6h de Ciudad Real y los cuarenta y pico kms que corrí el día de los 100km… se puede afirmar que tengo una pequeña base, pero me falta mucho. Pero al tener tiempo y ganas de trabajar, soy optimista. Se lo que hay que hacer, el tema es que hasta ahora o no tenía la base suficiente o el tiempo o las dos…

Sin ser en orden temporal, los objetivos que tengo en mente para mi son: 24h de Santander, Reto de los montes de Bizkaia y un 100 millas en Tailandia.

Dónde va a estar la clave de todo… pues fundamentalmente en julio y agosto. Si soy capaz de hacer varias semanas buenas de +100km incluso alguna de 150km en agosto… las 24h me deberían salir bien. ¿Qué es salir bien? Todo lo que ronde las 100millas…160km. Si en 24h no soy capaz de cubrir esa distancia, en Tailandia las pasaría canutas.

¿Cómo crees que vas a ser capaz de pasar de no acabar unos míseros 100km a correr 160km? Primero y más importante, en Santander se cometieron muchos errores, y no me refiero al fichaje de Munitis. Luego, algún km más podría haber hecho. Eso y que voy a entrenar mucho más. Y lo más importante, la gestión del ritmo y de todo lo que rodea a un día corriendo, es distinta a un 100km. Y a mí, eso me beneficia.

¿Porqué 100 millas y no Thailand by UTMB o el mundial? De lo poco que puedo presumir en este blog es de ser uno de los pocos expertos en Tailandia en el ámbito de las carreras de montaña. No doy mucho el turre aquí, pero en redes sociales y en Territorio Trail suelo aportar bastante. Primero que veo muy complicado entrar para Thailand by UTMB y para el mundial, es más, creo que alguna se cae del calendario.

Mi idea primigenia era acudir a The Monkey o a Ultra Trail Chiang Rai. Cuando estas pruebas también se cayeron surgió The Shadow, el primer 200millas en Tailandia. Enseguida me calenté, pero 200 millas son demasiadas. En esta carrera hay más distancias y la que más me cuadra es el 100 millas. No tanto por la distancia (que es mucha) pero por visitar los pueblos por donde pasa. Desde Mae Hong Son hasta Pai. Tengo muchas ganas a Mae Hong Son, no tanto a Pai, por lo que es un aliciente mayor que el mundial o by UTMB que se disputan en Chiang Mai y he estado más veces que Soria. Además que es en el puente de diciembre y podría cuadrarlo mejor con mis obligaciones familiares. Dicho esto, si consigo acreditarme como prensa al mundial o a by UTMB iría…

Puede ser una imagen de 1 persona y texto

Viendo las distancias, toca un verano de meter kms y kms… de madrugar y de correr al alba. De correr cansado y con dolores. Pero es lo que me gusta. Y necesito estar motivado. Necesito un gran objetivo y conseguirlo. Necesito esa adrenalina, tener la cabeza en esto y no en otras cosas. Necesito volver a obsesionarme.

Una vez que hoy me han vacunado, y que sé seguro tendré las dos pautas para diciembre. Abrir un nuevo cuaderno y empezar a trabajar en este proyecto es lo que necesito ahora. Mucha gente dice que corre porque le hace sentir mejor persona, yo lo hago para no pensar tanto. Ya solo con un % de mi capacidad dedicada al día a día me sobra, por lo que tener una gran parte ocupada, hace que el resto vaya mejor. A veces, más no es siempre mejor. Si estoy en esto, no estoy a otras cosas.

El otro gran reto es los montes de Bizkaia. Se trata de una ruta que hicimos hace 12 años mi primo Eder y yo, y que a finales de julio intentaremos repetir. Se trata de unir casi todas las cumbres que hay desde Portugalete a Bilbao unos 60km aproximadamente. Pura diversión y un entreno de volumen.

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.