¿Pero cuánto cuesta un huevo?

En la calle, la expresión de “me ha costado un huevo”, supone que algo ha tenido un alto precio. Pero cuál es el valor  real de los alimentos .Estos nunca tiene un valor concreto, solo tienen un coste de producción y distribución. El valor se lo daremos nosotros al adquirirlo.

En el caso de los huevos, los  costos se reparten de la siguiente forma:

  • La ponedora o productora solo representa el 16% del total.
  • El alojamiento, es el 8% del gasto.
  • La alimentación, sí supone un 64% del precio final.

ponedoraPor lo tanto, el precio de lo que comen determinará el costo que nos supondrá una docena de huevos en el supermercado. Al menos, en la docena de huevos producidos de forma intensiva, que es  la de consumo predominante. Es decir, gallinas ponedoras seleccionadas, en jaulas cerradas, con salida automática inmediata tras la puesta, con dispensadores de agua y bebida.

De esta forma, dependiendo de los  países productores, el costo medio puede variar. En India una docena se produce a  0,65 dólares, en  EEUU y Argentina 0, 80 dólares, en Holanda sube hasta 0, 98  y  en Japón, casi el doble,  1,75 dólares. En resumen, el precio del grano y de la mano de obra, son determinantes.

huevo              Si además queremos  ser tan exquisitos, sumemos un 7% al precio, que es lo que incrementa la adaptación de los productores a la ley de bienestar animal, y que obliga al cambio de jaula. Así somos los europeos, con una gran conciencia social.

Pero vayamos más allá, y pongamos otro 22%, si la explotación permite a las ponedoras estar sobre suelo y no en una jaula toda su vida. El coste de los productos ecológicos, orgánicos o bio, es directamente proporcional al respeto al medio ambiente, el bienestar animal y el cambio climático.

ponedoras

Este ejemplo, del coste de producción de un alimento indispensable, nos explica entre líneas el funcionamiento del mercado alimentario en general. En alimentos no transformados, huevos, leche, carne, pescado, etc. solo pueden aplicarse mejoras de selección natural, dieta y mano de obra. Sin embargo, en alimentos transformados, helados, deshidratados, derivados lácteos, postres, etc. las variables son mayores, como aditivos tecnológicos, espesantes, jarabes, melazas, edulcorantes y agua. El alejarnos de los productos naturales, agrava la dificultad de encontrar una información veraz en sus etiquetas, reconocer su procedencia, o evaluar su coste real.

Por el momento, en el caserío, si quiero desayunar unos huevos frescos, me acerco al gallinero del vecino, y ya me siento como un Nórdico Europeo.

Lo que llamamos la “sociedad del bienestar”, que antes lo llamaban lujo, consiste, en mi opinión, en poder elegir. Y evidentemente se está resquebrajando.

 

IAS

Publicado por

Ion Sustatxa

Creo que muy a menudo se trata el tema de la alimentación, únicamente desde la perspectiva dietética y nutricional, también desde el área gastronómica, pero en escasas ocasiones tratamos los alimentos desde el punto de vista de la seguridad. Sin embargo, los estudios estadísticos aclaran, que el 90% de la población muestra interés por que se le informe sobre los alimentos que consume. Quizás si defino seguridad, aclararé sobre la importancia de su contenido. Que es seguridad alimentaria? Es la disponibilidad de alimentos inocuos por parte de toda la población. Es decir, en una frase hablamos del hambre en el mundo, y con el término inocuo barremos toda la dificultad intrínseca de lo que llamamos comida saludable

Un comentario en «¿Pero cuánto cuesta un huevo?»

  1. Pingback: pulsa aqui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.