Ganarás el pan con el sudor de tu frente

HE coincidido con una persona a quien hacía tiempo que no veía y comiendo con ella comentaba su dificultad para masticar con solo dos dientes. Fue el cabo por el que tiramos hasta el ovillo de la feliz recuperación laboral-económica que disfrutaba el último año tras casi tres de lunes al sol. Hijos, nietos y sus penurias de paro, deudas atrasadas… Como metáfora de lo que la administración hace a los pobres, la Seguridad Social le extrae gratis dientes dañados, pero reponer una dentadura es asunto privado y su economía no le alcanza para pagar ni la luz ni una dentadura decente. Pasa calor en verano y mucho frío en invierno, añora la justicia buscando caridad. Es una más de ese 15% de pobres que viven con salarios de miseria que no le alcanza ni para comer carne o pescado cada dos días. ¡Total, sin dientes!, dirán con sorna sangrante algunos pudientes que en los últimos tres años han revalorizado su patrimonio e ingresos cuatro veces por encima de los de mi amigo. Entre 2015 y 2018 algunos alimentos básicos han subido cinco veces más que el salario medio, y entre 2008 y 2016, la electricidad un 46%, más el 14% este, frente al aumento prometido del 2,1% de sueldos para 2019. Un 30% de españoles sabe que hay vacaciones porque lo dicen en la tele, en un período en el que los millonarios han amasado 29 euros de cada 100 de la recuperación, mientras mi necesitado desdentado ni tan siquiera ha accedido a los exiguos 8 euros restantes para los pobres. Más joven, otro conocido me manifiesta la alegría de vivir solo, porque así no arrastra a nadie por su vereda de espinas laboral. Varias malas rachas lo han empujado a las puertas de la RGI. “Tarde, poco y mal” es su resumen sobre ella, porque ni es inmigrante, ni discapacitado, ni pertenece a una minoría… Sus apellidos vascos no le favorecen. Además de la burocratización del sistema, siente que le culpabilizan por recurrir a ella.Seguramente hoy 1-O nos recordarán el artículo 2 de la Constitución, la indisoluble unidad de la patria, pero poco el primero que propugna justicia, libertad e igualdad. Si IVA, IRPF y los impuestos que pagan los trabajadores suponen el 83% del ingreso fiscal frente al 12% que aportan las sociedades, ¿por qué no les aplican a las corporaciones un 155 económico? Dinero macroeconómico hay. Pero a 10,5 millones de pobres les queda la duda de si merece la pena sudar para no ganarse ni el pan.

Marcha atrás

LA Ley internacional prohibe vender armas a países que las utilizan en guerras ilegales, caso de Arabia Saudí contra Yemen. España cumplía la ley impidiendo la venta de cuatrocientas bombas… pero dará marcha atrás y permitirá su venta para no poner en peligro el contrato con Arabia de las cinco corbetas que se fabrican en Cádiz y dan trabajo a seis mil personas. ¿Para qué necesitamos la ley?

Si un ciudadano/a homosexual de la India denunciaba una violación corría el riesgo cierto de ser detenido. Las historias de acoso, extorsión, violación, abuso y persecución son tan dramáticas como conmovedoras. Esto teóricamente ya no debería suceder, porque la Corte Suprema de India ha anulado el “irracional, indefendible y manifiestamente arbitrario” artículo 377 redactado en 1860 que prohibía y penaba el sexo homosexual, incluido el consensuado. Tras esta sentencia las personas gays tienen ahora legalmente derecho a todas las protecciones constitucionales de la ley india y cualquier discriminación basada en la sexualidad sería ilegal. ¡Hurra! Celebro desde mi postura heterosexual, porque coincido con los jueces indios en que la homosexualidad es “natural” y que la Constitución india no puede ser “letra muerta” sino evolucionar con el tiempo. Pero… aunque muchos salgan del “armario” y los trans/lesbianas/gays sean algo mejor aceptados, en la India, especialmente en el medio rural, el comportamiento íntimo sigue criminalizado y la vergüenza desalentará a manifestarse tal como son. Triste, pero que la ley exista no garantiza necesariamente que triunfe en la calle.

Últimamente se ha comentado la propuesta de reducir la velocidad máxima de circulación en carretera. Circulaba por autopista hace unos días y yendo a 120 km/hora me pasaban más del 90% de los coches, incluso algunos camiones y autobuses. Hace un par de años ya anochecido viajaba de Toledo a Ávila respetando todas las señales de velocidad, suponiendo que marcan el máximo permitido;pasado El Barraco los guardias civiles me pararon y muy amablemente me preguntaron si me sucedía algo, “porque circulaba muy lenta y estaba haciendo cola”. Sigo preguntándome si merece la pena reducir velocidad si no se va respetar.

A pesar de la ley de memoria histórica y 40 años de democracia de “transición modélica borbónica”, alias “Billy el niño” cobra pensión extra por torturador, mientras los torturados por él ni tan si quiera son consideradas como víctimas. ¡Carajo de ley y memoria histórica!

La ex amantísima Corinna barragana del campechano/mujeriego/comisionista Juan Carlos I, ha desvelado sucesos de testaferros y prevaricación ilícitos. A velocidad de relámpago un juez encausa a la denunciante y a otros denunciados, pero decreta que el mata-elefantes es inviolable. ¡Tendremos que agradecerle que no nos mate a todos como hizo con su hermano! Porque a él nadie le puede juzgar. ¿Por qué la constitución declara a todos iguales ante la ley?

Pero para marcha atrás social lo que he podido ver y palpar en Hondarribia este fin de semana. Todo un alarde de intransigencia. Hace 23 años que la compañía mixta desfila el 8 de setiembre entre plásticos negros, espaldas, pintadas, carteles despectivos, tensión, insultos, amenazas y hasta agresiones… ayer mucho peor que hace veinte años. El rechazo social continúa porque alguien caldea este horno. ¿Para qué leyes de igualdad y pronunciamientos institucionales que no se cumplen? Me imagino que nadie querrá dar marcha atrás hacia el enfrentamiento real de 1638.

Plásticos de doble filo

SIN ti me muero y contigo me matas. En cumplimiento tardío de la normativa europea el próximo uno de julio se prohibirá la entrega gratuita de bolsas de plástico en las tiendas, excepto las más ligeras de pocas micras de espesor. Es decir, que se cobrarán hasta que a partir del uno de enero de 2020 se prohiban todas las bolsas de plástico que no sean reciclables y/o compostables. La razón es evidente, montañas de plásticos no degradables en vertederos, miles de plásticos hasta en las montañas más elevadas, enormes islas de plástico-basura (Gran Parche de Basura del Pacífico) indestructibles como la que se encuentra entre California y Hawai con extensión similar a Francia-Alemania-España juntas con 80.000 toneladas acumuladas y en crecimiento exponencial. Actualmente sólo un 10% se recicla y el resto son imperecederos en tempo humano porque necesitan 400 años para su degradación;así que mientras tanto, además de afectar a la navegación, se desmenuzan en trocitos más pequeños pasando a la cadena alimenticia, de modo que retornan a nosotros como unboomerang. Literalmente, están destrozando el planeta, así que prohibirlos parece acertado, y aunque vayamos tarde a este concierto mundial, la decisión de poner en marcha esta prohibición es plausible.

Aunque vayamos tarde a este concierto mundial, la decisión de poner en marcha esta prohibición es plausible

Sin embargo, no sé si podremos vivir sin ellos. Porque en el Estado consumimos casi 8.500 millones de bolsas de plástico al año, unas 180 por habitante/año frente a las 4 que utiliza de media un ciudadano finlandés. Nuestro modesto objetivo es bajar a 90 en el 2019 y a 40 en el 2025. Desde que el protoplástico se inventara en 1860, los plásticos modernos actuales copan nuestro mundo desde hace más de un siglo. Anteayer compré madalenas expuestas en una gran caja de plástico, cogí una bolsa de plástico y dentro cada madalena estaba en su estuche plástico. Escribo con bolígrafos de plástico, guardo mis cuartillas en una funda de plástico, me dan las medicinas en una bolsa de plástico y en el congelador guardo alimentos empaquetados en plástico… sumen y sigan. Duraderos, resistentes, ligeros, versátiles y económicos… son como el yerno perfecto, el material ideal si no fuera por un “nimio detalle”: están destrozándonos el planeta Tierra-GAIA de nuestros amores y dolores.

Investigadores como Eugene Chen del Departamento de Química de la CSU-Colorado ya han presentado prototipos de polímeros reciclables sustitutos del plástico actual, pero el proceso va lento, demasiado lento. Pensemos en el petróleo como materia prima del plástico actual, en las petroleras que los mangonean, en las refinerías, en las empresas que los fabrican, en las que los distribuyen… en los empleos que generan, en los impuestos que pagan y en los usuarios que nos hemos acomodado a ellos. La solución es seguir utilizando plásticos pero sostenibles y libres de residuos, un sueño de un plástico química o biológicamente reciclables del todo.

Difícil envite el sueño de vivir sin plástico imperecedero;años empujándonos a ser plástico-adictos para ahora decirnos que son perniciosos resulta demasiado cambio para nuestro pequeño mundo hiperplastificado. Plástico en el mismo doble filo del tabaco antes y ahora, de las grasas saturadas, del alcohol, del petróleo o la energía solar… siempre ante dilemas.

Varas de medir aleatorias

JOSÉ Miquel Arenas, Valtrónyc en el pseudónimo artístico, se ha fugado, probablemente a Bruselas, donde al parecer habría pedido ayuda legal a los mismos abogados que defienden a los exconsellers catalanes, refugiados políticos en Bélgica. Los cito como refugiados sintiendo en el cogote el miedo real de que en esta supuesta democracia liberal pudieran aplicarme la ley orgánica 4/2015 de 30 de marzo de protección de la seguridad ciudadana, ley mordaza nacida para perseguir la movilización social;denunciada en mil foros, probablemente no la modifique ningún gobierno venidero, porque el poder homogeneiza sutilmente el pensamiento. Se la aplicaron al periodista Raúl Solís, a la tuitera Cassandra, al cantante Cesar Strawberry, a Tris Alba, A Eduard Biosca y a 1.200 personas a las que multan cada día por ella, como se lo han hecho al huido y represaliado sociopolítico Valtrónyc el rapero, condenado a tres años y medio por sus canciones. Picada por la curiosidad he leído sus letras;no me quiero engañar, la mayoría no me gustan, pero en la retranca y sal gorda de casi todas ellas sí percibo la espita-desfogue de la rabia y el cabreo contenidos de un ciudadano que se siente sometido, engañado y domeñado por los poderosos, los bienpensantes, bancos rescatados, fuerzas policiales, políticos pesebreros, gobiernos inquisitoriales, poder judicial “segúnparaquién” y, como aglutinador global, por esta monarquía de puteros, cazaelefantes y comisionistas. Serán letras de mal gusto, pero ¿delito? Ante todos estos casos de libertad de opinión, de expresión humorística, de información y de manifestación, la Fiscalía en nombre de la llamada Justicia actúa con prontitud y eficiencia consiguiendo condenas ejemplares. ¡Cuídeme yo de llamar feo a un policía o recauchutada a la reina!

Frente a esta eficiencia recuerden los aplausos a Vera y Barrionuevo y los (auto)indultos ¡a los míos! o los diez años ¡diez! en dictar sentencia en el caso Gürtel. Y a saber si irán a la cárcel y de ir, ¿cuántos años? En la otra acera de los citados tenemos juicios en Altsasua por peleas con guardias civiles fuera de servicio o en Pamplona contra jóvenes de Irún que destrozaron algunos bienes públicos, a los que aplican severísimas leyes antiterroristas, mientras observamos exculpaciones de infanta “ignorante” o ausencia total de inculpación a Jiménez Losantos cuando propone bombardear Cataluña, con los no independentistas incluidos. Al tiempo, vemos en las revistas del coure a Urdangarin paseando por Suiza con su condena firme de seis años, mientras se encarcela preventivamente a catalanistas y a otros (casi 600 días los de Altsasu) o se aplica la cárcel ipso facto a Valtrónyc.

De niña veía detener y multar a personas mayores tan sólo por decir Gora Euskadi, por reunirse en asambleas obreras, no levantar el brazo ante la rojigualda, escuchar radio pirenaica o contar chistes anti-régimen. Si te detenían tenías que demostrar tu inocencia. Me dijeron que en democracia sería al revés, que serías inocente hasta que no demostraran tu culpabilidad. Al parecer me debieron engañar en la  patraña de la Transición.

Lo tomo de Valtrónyc: “Él (rey o cualquier otro poder de este Estado) respetuoso con la Constitución, en cambio los derechos humanos se los pasa por los cojones”.

Justicia de varas muy aleatorias.

Vergüenza y venganza

HE oído los cacareos eurovisivos de su última triunfadora israelí… y me pregunto cómo es posible si Israel está en Asia. Igual pregunta surge con sus equipos en competiciones deportivas europeos. ¿Nadie de la zona les admite en sus competiciones? ¿O los europeos aceptan aherrojados por amenazas yanquis? Hace años que al comprar naranjas miro su procedencia y no compro de Israel porque no especifican si son del país o de asentamientos ocupados ilegalmente. Sigo parecido criterio para dátiles, kiwis, medicamentos, tecnología, vino, productos digitales…. sólo los adquiero si claramente explicitan que son del estado legalmente reconocido de Israel. Pero dejar a mi discreción esta decisión no elimina el trato de favor europeo a Israel en aranceles, comercio (de armas incluido), finanzas, trasvase científico, industria, tecnologías, agricultura…

Es sabido que criticar a Israel supone ser fichado como antisemita, sufrir boicot o directamente que te maten, en sentido literal, o que el Mosad te mande liquidar. Antes el lobby judío dominante absoluto del mercado mundial de la pasta de celulosa podría dejarnos sin papel. Y como el papel va en retroceso, ahora este país con vocación teocrática, etnicista y supremacista se ha volcado en el dominio de las tecnologías informáticas telemáticas para domeñar y amedrentar a todos los demás.

Tenía prediseñado otro tema para este comentario semanal, pero no he cambiado movida por los cien asesinados en Gaza en mayo, ni los 1.200 heridos, algunos discapacitados de por vida, ni tan siquiera por las bochornosas-inhumanas declaraciones de la portavoz del ejército justificando las matanzas con francotiradores porque los métodos antidisturbios convencionales son insuficientes…, no;ha sino la imagen de una niña de ¡8 meses! muerta al inhalar los gases de su tecnología bélica puntera, y el video de un soldado cazandoa un pacífico manifestante culminando con expresiones de alegría como si hubiera abatido un antílope en un safari.

De los 11,2 millones de palestinos en el mundo, 1,8 viven (es un decir, porque las superperforaciones judías les han robado hasta el agua) en Gaza y 2,88 en Cisjordania y Jerusalén Este. La población de Israel son 6,36 millones.

Además de un ejército de élite todos saben que Israel posee la bomba atómica, aunque nunca lo reconozca, y además muy probablemente con total predisposición a utilizarla. Pero su tasa de natalidad, aun siendo alta (3,1), es la mitad de Gaza. Es la bomba palestina que más temen: la poblacional.

En Israel y sus territorios ocupados muere/matan un niño/adolescente palestino cada tres días. En trece años (2004-2017) murieron 1523 niños frente a 129 israelíes, diez a uno. Este mes, un soldado judío herido por una piedra frente a casi cien palestinos muertos. Reparando en que la mayoría de estos son jóvenes liquidados premeditadamente y de modo periódicamente repetitivo, es razonable la sospecha de un diseño israelí de guerra de baja intensidad continuada para liquidar una generación entera matando selectivamente jóvenes sin descendencia.

Como no se percibe ni atisbo de vergüenza israelí por estas atrocidades, tal vez no sólo sea venganza histórica, ni tan siquiera crímenes de guerra como les acusa el relator de la ONU, sino una estrategia de control de la población palestina, sin exterminarlos para no quedarse sin mano de obra barata que realice por cuatro séquel los trabajos que los judíos no quieren.