Ladran… señal que cabalgamos

DESPUÉS del multitudinario espaldarazo popular a las reivindicaciones feministas del pasado 8-M, las voces vituperadoras que desde nostálgicos del machismo en estado puro y duro escuchamos a nuestra espalda me traen a la cabeza la certeza de que avanzamos, porque precisamente quienes azuzan a sus perros van tras nosotras. No les debe gustar nada que las mujeres reclamemos los mismos derechos y oportunidades que los hombres, tal vez porque el cambio de paradigma que ello supone les pille con el pie social cambiado. Se afanan en presentar al feminismo como antónimo indeseable del machismo sin tan siquiera acudir al diccionario;olvidan adrede que el feminismo reclama igualdad de derechos de mujeres y hombres frente a la actitud sexista del machismo que pregona la prepotencia de los varones respecto de las mujeres. Casualmente son los mismos que tachan al feminismo de movimiento político… ante lo que me pregunto si es posible que una revolución como es el feminismo pueda no ser algo político. Movimiento político sí, pero no necesariamente partidista.

Pero quienes así claman por recortar lo conseguido en derechos por las mujeres no son el único obstáculo y freno a la plena implementación de la igualdad en la vida cotidiana. Cada uno/a debe poner su granito de arena, porque el 8-M debiera ser 365 días al año;existe una ley contra la violencia de género pero los abusos y agresiones hasta el asesinato continúa campando contra nosotras y denunciarlo es un tarea ardua;en el ámbito familiar la conciliación es mínima y el rol cuidador/a sigue conjugándose preponderantemente en femenino;el embarazo y cuidado de los hijos frenan la carrera de la mujer;laboralmente soportamos el suelo de barro y el techo de cristal donde el trabajo precario, el menor salario a igual trabajo y el mayor paro tienen rostro de mujer, como hace poco Bruselas ha recordado que sucede en España;la mayoría de los empleos peor pagados están feminizados;la pobreza y la exclusión social tienen rostro de mujer y ella sigue siendo mayoritariamente la víctima de la explotación sexual, la prostitución y la trata.

La lista es larga, de modo que la lucha por la igualdad debe ir más allá del 8-M, porque aún hay quien es capaz de negar que los derechos de las mujeres sean derechos humanos. O los defiende solo de boquilla y no ponen ningún ladrillo constructivo por una sociedad de igualdad de oportunidades.

Percibo miedo y hasta cierto pánico en quienes niegan el pan y la sal al feminismo, porque en el fondo es una revolución que dinamita y pone patas arriba el statu quo del sistema machista actual, vigente en la mayoría de los países desde tiempo inmemorial. Por poner solo un ejemplo, ¿se imaginan que las mujeres que hacen “sus labores” en casa fueran consideradas trabajadoras y tuvieran asignado un sueldo cotizando por él? Seguramente el sistema actual colapsaría, pero no por el feminismo, sino porque quienes montaron la estructura de esta sociedad no contaron con las mujeres más allá de como procreadoras y cuidadoras. Por eso ladran, porque avanzamos.

Contradicciones

ME atrae Jano, dios de dos caras. No tanto porque su templo esté prácticamente siempre abierto por las muchas activas y sangrantes guerras actuales, sino por representar a quienes manifiestan aspectos muy disímiles entre sí, contradicciones de hipocresía pura y dura, pública y sin pudor alguno.

No es que la familia real británica sea buen referente sociomoral, pero llama la atención sus movimientos y posicionamientos a favor de mil causas justas, entre otras mitigar la pobreza y reducir las emisiones de gases invernadero que producen el cambio climático. Buenas intenciones. Pero uno de sus últimos miembros adheridos, Meghan Markle, ha montado un fiestón premamá baby shower en New York, cinco noches y seis días derrochando medio millón de euros con invitados desplazándose en jet privado, excelente productor de contaminantes. Aclaran que los gastos se financiaron de modo privado;buena aclaración, porque aquí los Felipesix&girls lo cargan al erario público. De todos modos, tufillo contradictorio, porque coherente no parece.

Este próximo miércoles la Comisión Europea remitirá al gobierno un buen tirón de orejas por la elevada desigualdad y pobreza que campea en el Estado español. La bonanza económica, la recuperación del PIB y la riqueza generada los últimos cinco años son más que evidentes, incluso admitiendo como peaje que el 20% sea en “B”/negro profundo, tan oculto como bien conocido. A pesar de ello, los trabajos temporales y la precariedad salarial son habituales, sangrantes en mujeres y jóvenes;el abandono escolar es de los más altos en Europa;la pobreza infantil aumenta;la brecha social disparatada… Mientras en la UE el 20% que más gana consigue cinco veces más que el 20% que menos, en España esa proporción es seis veces y media superior;de hecho, España es el país europeo con mayor porcentaje de trabajadores pobres y mayor desigualdad por renta. Mientras, la deuda pública y privada sigue creciendo cual maná impagado e impagable No sé si esto es vivir una contradicción o mero chanchullo patrio.

El clamoroso (al menos mediático) avance patriótico de las falanges españolas, prietas las filas con la cara al sol hacia las montañas nevadas está provocando que su usufructo de la palabra España deje a los demás en posición de nuda propiedad, paganos sin disfrute. Les oigo y escucho alto y claro (porque altavoces los tienen a borbotones) pregonar su amor a España, al tiempo que proclaman que quitarán las autonomías, prohibirán los idiomas “locales” y privilegios de cupo concertados, que no dejarán pasar a inmigrantes, que ilegalizarán el aborto y obligarán a culturizarnos en tauromaquia, en picaderos y deportes cinegéticos, que asistiremos a los actos de la semana santa con saetas y desfile legionario incluidos, que la ley de violencia de género se suprimirá y en adelante las mujeres para defendernos ¿tendremos que llevar navaja en la liga o pistola al cinto como llevan ciertos prohombres?… Con tantos excluidos, extraña su manera de amar a España y de querer anular, perseguir, detener, desterrar, marginar, estigmatizar a los otros españoles diferentes. Produce confusión y aturdimiento tanto amor a España y reverencia a la patria junto a tanto odio a los otros, especialmente a LA otra mitad de la población. Jano redivivo.

Zapatillas

POR propia experiencia doméstica me imagino a muchos padres y madres, sobre todo a vosotras, amatxos responsables, porque ellos escurren el bulto con olímpica habilidad, mascullando groserías irreproducibles mientras frotáis y limpiáis, tratando de resucitar el tono y color de vida de las zapatillas de deporte de vuestros vástagos. Misión ardua casi inalcanzable, porque la suciedad y acumulación de mugre es consustancial a la zapatilla deportiva de cualquier adolescente que se precie. Pues el frotar y el limpiar sin visos de solución pueden tener los días contados, ya que en ayuda de tanto esforzado limpiador llega Gucci, la prestigiosa firma de lujo dedicada al diseño y fabricación de artículos de moda, con las dirty sneakers, zapatillas sucias-roñosas, como usadas un mes seguido sin limpiar.

Ni cepillo ni jabón y mucho menos lavadora, este año las zapatillas sucias marcan tendencia en moda deportiva. Sucias solo en apariencia, con aspecto de zapatillas viejas y usadas, dando la impresión de tener una cierta capa de mugre. Lo único que puede frenar el uso de este último grito de la moda en deportivas son los 690 euros que vale alguno de los modelos screener que Gucci ha presentado para esta temporada. Por bastante menos de este precio yo, y me imagino que la mayoría de ustedes, vendería mis propias zapatillas descascarilladas, aunque me temo que el coste no sería igual, no ya por la buena o mala calidad del producto sino por el prestigio de la marca y el plus de exclusividad que da Gucci y no Lauzirika, al menos por ahora.

Aunque el camino de la vida tiene muchos recovecos y cambios de intendencia, algunas de las ideas de la mochila existencial no se cambian nunca y una de ellas era la frase de mi ama. “Para dar buena imagen ante los demás lleva siempre el pelo y los zapatos limpios”. Pues Gucci está a punto de echar por tierra mis buenos principios educacionales maternos. Las zapatillas sucias ya no serán símbolo de pocos recursos y escasa educación que me decían en casa, sino lo más chic de la moda más guay, es decir lo top-top.

Algo similar sucede con la moda en los vaqueros. Recuerdo los adabaki de mi niñez y no puedo evitar mi asombro ante la realidad de la moda de los vaqueros rotos, no por uso ni por rotura que una misma haga, sino porque se venden así, con desgarros de diseño en moda va a más, es decir, cuanto menos tela más caros serán. Por 140 euros te dan los trozos de tela suficiente del modelo Extreme Cut OUT de la marca japonesa Carmar para recordar las líneas de un pantalón rematadas en la parte superior como si fuera un tanga. Pero lo siguen llamando pantalón. 

He visto en los campamentos saharauis, en los suburbios de Uagadugú, Yaundé, Porto Novo, Kigali, Banjul, Asmara… y de tantas otras ciudades a tantos niños y tantas niñas descalzos o calzando mugrientas zapatillas con pantalones rasgados de verdad por el uso, que me pregunto si podemos elevar a moda la apariencia de lo que otros sufren de verdad. Como en tantos otros aspectos, mientras ellos lo sufren de verdad, nosotros lo aparentamos. 

nlauzirika@deia.com @nekanelauzirika

Herederos

DE joven conocí a una mujer republicana que había salvado literalmente el pellejo (y la hacienda) porque su hijo se alistó “voluntario” en la división azul y en Rusia dejó la vida para salvar a sus padres y demás familia con pensión vitalicia incluida. Era la otra parte del concepto de herencia y patrimonio familiar que propiciaba el franquismo y hoy sus herederos voxerantes.

La ppopular tertuliana Paloma Zorrilla se ha dado de baja en Vox tras ser expedientada por ser esposa de un ginecólogo que practica abortos (hoy ¡todavía legales!). A la familia Gurrea-Zorrilla se les debió olvidar que además de usar a SuEspaña como tapadera para todo los voxerosvan de antiabortistas (en público) de pro y defensores de la familia patriarcal tradicional, esa que al compartir colchón los convierte de la misma opinión… del marido, se entiende;el presunto pecado personal revierte en marital y familiar. También olvidaron que sus con militonesultraderechistas están ligando el aborto con el descenso demográfico en un alarde de supina ignorancia biológica… y socioeconómica.

Raphale Samuel es un humano antinatalista nacido en Bombay hace 27 años. Observando la atestada sobrepoblación de esa ciudad es casi normal sentir así, aunque aquí mismo haya mucho single, decir soltero/a es menos in-chic, que piensan parecido argumentando que tener hijos/as está sobrevalorado. Lo llamativo-noticiable no es tanto este planteamiento vital antinatalista, sino que el joven indio quiera denunciar a sus padres por haberle traído al mundo sin consultarle, nadie le preguntó y “fuenacido” sin su consentimiento. Dice querer a sus padres y llevarse bien con ellos e incluso reconoce que le han proporcionado una vida estupenda, pero le tuvieron por su propia diversión y disfrute sin consultarle a él para nada, por lo que reclama judicialmente que le indemnicen por vivir una vida que no pidió.

En China en el breve histórico de 50 años han pasado de la explosión demográfica bajo la ley del hijo único, cuando querían tener muchos hijos y sólo podían tener uno, a la crisis de natalidad con previsible población en descenso cuando pudiendo tener cuantos deseen no tienen ni los que necesitan para su tasa de reposición demográfica, especialmente en las ciudades que son el dorado al que los chinos emigran masivamente. Razón: los jóvenes no encuentran trabajo estable ni vivienda digna.

En 1900 éramos 1.500 millones de humanos, 119 años después somos 7.600 millones. Somos muchos y deberíamos poder comer todos y todos los días. Pero el suelo fértil mengua, los glaciares desapareciendo, los polos se funden, el nivel del mar asciende, miles de especies están en riesgo de extinción, el cambio climático no sólo es realidad in crescendo, sino que quienes pueden paliarlo lo niegan a modo voxero-trumpista. Algunos la toman contra los motores de combustión, pero en Holanda sus 17 millones de habitantes construirán inmensos aparcamientos subterráneos para sus 23 millones de bicicletas que no caben en superficie.

Visto así no extraña tanto que movimientos como “Dejad de tener bebés” defiendan que procrear es moralmente irresponsable y ecológicamente insostenible a día de hoy. No es el aborto el responsable de que la natalidad caiga en barrena, sino las condiciones vitales que ponemos a la mayoría de los que podrían ser nuestros potenciales herederos.

Amazon no pagará tu pensión de jubilación

LO decía sin remoquete ni sonsonete alguno, pero sí con impotencia, el viejo tendero de mi barrio de toda la vida que cerraba el negocio familiar por jubilación tras haber intentado trasmitirlo a sus deudos;imposible mantenerlo, imposible competir con las grandes superficies y mucho menos con las compras on line en los imperios de Internet, Alibaba/Ebay/Tencent/Rakuten/Vente Privee/Zalando y, por supuesto, la muy conocida Amazon, capaz de poner en el mostrador virtual on line hasta la noticia del divorcio de sus multimuchimillonetispropietarios. Imperios instalados en paraísos fiscales donde se cotiza a mínimos o directamente no se cotiza. Pero seguimos aumentando el consumo en estos almacenes en la nube creyendo que crean riqueza y empleo, aunque además de no cotizar generan empleo de ínfima calidad y en conjunto destruyen empleo neto. Pero al mismo tiempo que compramos a golpe de clic en estos monstruos on line, nos movilizamos por los 1.080 euros de una jubilación digna.

Me siguen pidiendo pagos en metálico para no declarar una pequeña reparación. Los trabajos que admiten propinas o porcentajes sobre productividad suelen tramitar estos ingresos en negro o caja B. Y cuando acabamos el trabajo vamos a la manifestación a reclamar los 1.080 euros de la pensión pública.

Con el fútbol profesional fuera de mi foco personal y profesional solo recojo sus ecos por alguno de sus epifenómenos, como la delincuencia fiscal en su seno, con muchos directivos/profesionales jugando entre el delito y la prestancia/prepotencia social. Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo son de los más mediáticos. Vida de ostentación con decenas de coches deportivos, yates, jet, mansiones alíbabá, fiestas, derroche… Fraude millonario, delito fiscal, años de cárcel, multas millonarias y paseíllo hacia los juzgados…, normal para unos defraudadores sino fuera por la multitud entregada aclamando a sus ídolos a la puerta del juzgado;les jalean para conseguir un autógrafo;algunos incluso proponen una colecta popular para pagar la multa a estos peloteros millonarios. Después de jalear a sus ídolos forrados en oro que no pagan impuestos acudirán a manifestarse por una pensión pública de 1.080 euros.

defraudadores-agasajados_

Tras leer el último informe económico social de Oxfam podemos vernos como limpiaparabrisas de un submarino. El 1% del mundo acapara el 82% de la riqueza mundial, 26 personas tienen más patrimonio que 3.600 millones de pobres. Criticamos esto, pero apostamos a juegos de azar soñando seguramente con ser del grupito-26;crece la desigualdad, con el Estado español en el 4º puesto entre los países de la OCDE. Miramos de reojo las penurias de los venezolanos con el 28% de sus trabajadores en situación de pobreza, mientras la riqueza de los multimillonarios latinoamericanos ha crecido un 155% el último año.

Limitar dividendos de accionistas y altos directivos, reducir la brecha salarial mujeres/hombres, combatir la evasión fiscal y garantizar que los más ricos paguen sus impuestos. Ciudadanos y dirigentes, mayoritariamente, dicen defender estos postulados, pero ¿quién lo lleva la práctica?

El boom actual de multimillonarios no es garantía de economía próspera sino síntoma de un fracaso del sistema, y la revolución de los 1.080 euros tal vez necesite algo más que manifestaciones, porque Amazon no lo va a pagar.