El secreto a voces mejor guardado de Enkarterri

Tomamos ruta hacia un lugar muy especial, cruzamos pequeños valles y pueblos de Enkarterri, la comarca más occidental de Bizkaia, para llegar a Galdames. Nada hace pensar que entre los bosques de esta localidad  y custodiado por la antigua Torre de los Loizaga, exista una de las mayores colecciones privadas de uno de los artículos de lujo mas codiciados. Es el Museo de Coches Antiguos Torre-Loizaga. Que este lugar alberga la mayor colección privada de Rolls-Royce de Europa es un secreto a voces. ¿Quién dijo que lo «agro» no podía tener glamour?

Torre-Loizaga
Info: www.torreloizaga.com / www.visitenkarterri.com       

¡Y es que quién iba a decir que en este verde rincón de Bizkaia nos podíamos encontrar una colección tan british, tan numerosa y tan espectacular! Es como un viaje al pasado pero un viaje muy chick. No sabemos con cual de todos los lujosos ejemplares codiciados en su día por reyes y celebridades quedarnos.

Dentro museo

Está considerada una de las cinco colecciones de coches antiguos más valiosa del mundo. No solo por su cantidad sino también por su estado de conservación, prácticamente todos los coches están listos para ser conducidos.

dentromuseo2
Fotos: Diego Dal Santo

bomberos

Aunque la mayor parte de su colección es de la marca Rolls-Royce, también podemos encontrar piezas únicas, como este increíble camión de bomberos británico del año 1939.

Rollsentrearboles

Pero aquí las estrellas, sin duda, son los automóviles Rolls-Royce. José Ángel Durán Vizcaya, encargado del Museo de Coches Antiguos Torre-Loizaga, nos explica que ni siquiera la propia empresa automovilística inglesa guarda tantos ejemplares como ellos. Tenemos la gran suerte de poder disfrutar de un paseo con este flamante Silver Right, que esta marca inglesa fabricó en 1953. Ejemplar único en el mundo que perteneció a la reina madre de Inglaterra. ¿Qué se sentirá siendo reina por unos minutos?

JoseSaludando

Comodidad digna de una monarca pero también sorprende su motor, hablamos de un coche de más de sesenta años, puede alcanzar los 200 km/hora. Este y todos los demás coches de la colección son, sin duda, además de todo un lujo, auténticos tesoros de ingeniería.

No os perdáis nuestro recorrido por este museo de los más british:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *