Coronavirus, efectos colaterales

Estos días nos toca quedarnos en casa, esperar pacientemente y tomar todas las precauciones posibles, como lavarse a menudo las manos, guardar una distancia de seguridad de metro y medio y taparse con un pañuelo o brazo al toser, para así no ser uno más en la lista de los infectados por este maldito virus, y si desgraciadamente los somos, no infectar al resto.

Realmente esta crisis está siendo muy grave y sin precedentes en la historia reciente. Los médicos y sanitarios están haciendo una labor increíble que tendremos que agradecer eternamente.

Mucho más de lo que se ha escrito sobre ello no puedo añadir, aunque si quizás os hable sobre la única cosa algo menos dramática que nos está acarreando el que es ya el virus más famoso del mundo. El confinamiento y la consiguiente ralentización de la economía, han traído un momentáneo y curioso beneficio en el medio ambiente.

Seguro que a ninguno nos ha pasado desapercibido que se respira mejor, que se puede escuchar más fácilmente el canto de los pájaros y que si miras al cielo prácticamente no se ve rastro de los aviones. En una sociedad como la nuestra, con un gran número de desplazamientos, el impacto va a ser enorme.

De donde ya sabemos que el parón por el Coronavirus ha tenido consecuencias es en China, uno de los países más contaminantes del planeta.

Foto: NASA

Hace unos días la NASA y la Agencia Espacial Europea publicaron imágenes satelitales que muestran una caída dramática entre enero y febrero de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire.

Pero el NO2 no es el único gas contaminante que se ha desvanecido de la atmósfera del gigante asiático esas semanas. Según un análisis de Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), el descenso de la actividad industrial y comercial en China ha producido una caída de al menos un 25% en sus emisiones de dióxido de carbono en las dos semanas de finales de enero.

Una reducción del 25% en las emisiones de China equivale a una reducción del 6% a nivel global.

Algunos expertos aseguran no obstante, que no solo este descenso es momentáneo, ya que en breve se volverá a la actividad frenética de hace unas semanas, sino que incluso la contaminación irá a más debido a un efecto rebote, por querer producir todo lo que no se ha podido hacer en el momento de la crisis.

Otros en cambio, aseguran que el Coronavirus va a marcar un antes y un después en la forma que tenemos de desplazarnos por el mundo, y que, tras esta crisis sanitaria mundial, nos pensaremos más el viajar a países remotos a pasar nuestras vacaciones, ya que quién sabe si como suvenir nos podamos traer otra cuarentena.

El tiempo dirá cuanto tardaremos en superar esta emergencia sanitaria y cuáles serán sus consecuencias a largo plazo. Por el momento, #quédateencasa.

2 comentarios en «Coronavirus, efectos colaterales»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *