Me da que Meritxell no hará nada – Peek-a-boo premiada

Viernes 8 de junio de 2018

Josep Borrell publicó en enero de 2014 el libro “Las cuentas y los cuentos de la independencia”. Rebatía el jacobino ministro de exteriores la pregunta de los independentistas catalanes que habían preguntado donde estaban los 16.000 millones que el estado recauda de más en Catalunya. Y con aquel libro hizo bolos y argumentó con bolas, terminando todo en la traca final de los mítines con Vargas Llosa. Hoy es el ministro de Exteriores de España. De la España de los Reyes Católicos.

Me gustaría saber qué plan tiene de divulgación del hecho catalán en las cancillerías europeas, mientras el ministro de exteriores Puigdemont, Romeva, sigue en la cárcel.

Pero a la que le han encargado en meter el fantasma en la botella es a la ministra catalana Meritxell Batet, a quien conozco por haber coincidido no solo en comisiones del Congreso sino en viajes parlamentarios a sitios como Etiopía, Sudáfrica, Roma, Londres, Bruselas y algunos más. Digo ésto porque los viajes son experiencias fantásticas para conocer a la gente.

De Meritxell, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra, casada y divorciada del dirigente del PP José M. Lasalle que fue secretario de estado de Cultura con Rajoy y madre de dos mellizas, se puede decir que es persona inteligente y bien formada. Fría en el trato, es muy contundente en la defensa de sus posiciones, y aunque en el 2013 una de sus tesis fue sobre el principio de subsidiariedad aborda el contencioso catalán desde el federalismo socialista que nadie sabe lo que es.

Igual ahora hasta nos enteramos.

Hoy ha dicho que va a propiciar “el diálogo, respetando las reglas”. Es decir, nada con sifón, porque lo que no quiere el independentismo y el nacionalismo catalán son las reglas españolas, aunque las votaran en 1978 en un 90%. Pero es que el margen de maniobra que tiene Meritxell es mínimo, sin que la caverna la tilde de peligro luciferino con olor a azufre lo que quiera hacer y los catalanes que reivindican el derecho de autodeterminación, en el otro extremo, le digan que no crea en huevos de helicóptero.

¿Qué van a hacer probablemente?.

Lo de hoy. No vigilar las cuentas como hacía Montoro, cambiar al Fiscal general del Estado, propiciar el acercamiento de los presos como Junqueras y los dos Jordis, aunque ha de hacerlo de inmediato pues la cosa se va a envenenar, y el resto, abordar una financiación más adecuada sin hincarle el diente al Pacto Fiscal, reunirse con Quim Torra (también Rajoy iba a hacerlo) y poco más, salvo sonreir enigmáticamente.

A Meritxell le gusta la danza clásica y la contemporánea. Hará eso. Buena música y delicadeza en el baile, pero todo con pasitos medidos.

Un amigo socialista que le conoce y con el que hemos viajado al comentarle estas cosas me decía. ”No hará nada que requiera reformas legales….ya que no hay una mayoría clara. Pero puede normalizar una relación distinta con los catalanes, que durará lo que dure el gobierno. Es un gobierno en campaña”.

Creo que es un buen resumen desde el conocimiento de causa.

Meritxell, amiga, ¡te queda mucha mili y pocos éxitos !

Peek-a-boo premiada

Oihana Trojaola es mi sobrina y ahijada. Vive en Dunboyne Castle cerca de Dublín. Trabaja en un colegio especial con niños autistas a los que dedica toda su atención sin olvidar moverse con grupos en el Camino de Santiago, donar pelo para la campaña en favor de las mujeres con cáncer y darle a la fotografía con grupos, siendo animadora de uno de ellos y, como le gusta la fotografía, concursa.

Todo ésto para enseñar la foto que le han seleccionado. La tituló Peek-a-boo, que en inglés es algo así como el juego del cucu de esconderse que suele hacerse con los críos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *