De obejtivos, mediciones y de ser féliz.

Seguimos con esta colección de post de divagaciones varias…

Aprovechando estos días estivales y que me he sumido en un proceso de auto análisis (siempre es mejor un auto análisis que una auto transfusión), me he dado cuenta de la importancia de los objetivos. Todo ello basados en mi opinión, no busquen aportaciones Kafkianas o reseñas a libros que no he leído. Reflexiones de marca blanca. 

Los objetivos los entiendo como metas a llegar y/o superar. No como una obligación, algo que tantas veces oímos: primas por objetivos, objetivos laborales, el objetivo… Y ese matiz, que sin querer se ha colado, es vital. Los objetivos son metas y no obligaciones. Luego si se consiguen son un premio, pero si no se consiguen no son un castigo.

Mi opinión es que en esto del deporte hay que tener objetivos. Muchas veces la gente me dice que vaya mérito tengo por entrenar todos los días… más mérito me parece que tiene la gente que sale a correr sin un objetivo… sin una motivación. Siempre que he entrenado (en serio) ha sido para un objetivo concreto, con un plan, con unas pautas… que luego me las salto, pero con un plan (como Ibarretxe). Tener una meta te hace darte un plus de motivación y ver que lo que haces tiene un sentido, un fin. Y así, creo yo, todo es más fácil.

Los objetivos creo que han de ser:

  • Realistas: Acordes con nuestro historial y nivel. Pero un pelín ambicioso, que sea algo que no hayamos hecho antes. Bajar unos segundos/minutos nuestra marca, correr una carrera de unos pocos kilometros más… Pero no pasar del sofá a la maratón o intentar bajar 20min tu marca de media maratón.
  • Cuantificables: No tienen por qué ser una carrera o una marca. Puede ser un hábito: correr tres días a la semana, llegar a correr 1h seguida, bajar 2kg… Pero evitar cosas como: mejorar la salud, tener mejores hábitos… Es mejor poder medirlo y valorarlo.

Todo esto no tiene ningún sentido si mientras lo estamos haciendo no disfrutamos. Independientemente del resultado: de que sirve bajar esa marca si hemos estado «puteados». En ocasiones perdemos el norte y no nos damos cuenta que ninguna marca tiene valor si no hemos disfrutado de cada entreno. Porque, que nadie se confunda, cuando pase el tiempo quedan los recuerdos (y las fotos) y las marcas no valen nada. Salvo que esto lo lea un medallista olímpico, ahí si vale eso de estar puteado, bueno mientras no sea en Gimnasia deportiva o en natación sincronizada.

Es por esto que creo que es importante consensuar estos objetivos con tu entorno. Hacerles partícipes y que lo sientan, de algún modo como propios. Así el éxito será compartido y nos será más gratificante. Siempre es mejor que vaya gente a verte y no ir solo por ser un rancio.

Y esta sarta de ideas, entiendo, que es aplicable a otros ámbitos de la vida: buscar un trabajo, acabar los estudios, …

Os dejo el video que hizo North Face sobre la Ultratrail del Mont Blanc, que se celebra este viernes. El año pasado fue un poco descafeinada…

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *