Carta a un hijo

Hola Jon:

Espero que alguien te esté leyendo estas palabras, porque sin con dos años y medio eres capaz de leerlas tu… o que al menos cuando seas más mayor puedas leerlas.

Te preguntarás que dónde estoy? qué porque no estamos en nuestra esquina del sofá viendo la patrulla canina o sacando de quicio a amatxu. Pues me he ido con osaba a Tailandia, a correr. Pensarás que habría sitios más cercanos, ahí tienes razón. Pero a parte de correr hemos venido a ayudar a unos chicos. La verdad que tampoco nos obligaba nadie, pero creo que tenemos que ayudar a otras personas Jon. No se muy bien cómo explicártelo, pero hay gente que sin buscárselo, tiene una vida mucho peor que la nuestra, y no se lo merece. Tenemos que intentar ayudarnos siempre.

He venido a correr una carrera larga. Ahora entenderás porqué me iba los fines de semana a correr o porque llegaba a la noche oliendo mal. Estaba entrenando. Siento no haber podido estar ese tiempo contigo. En ciento modo tu también te has sacrificado por este proyecto. También quédate con que si quieres algo hay que sacrificarse. Si quieres conseguir algo en esta vida tendrás que esforzarse día día. Nada viene solo.

Mi intención es traerte la copita como me dijiste. Lo voy a intentar, pero a lo mejor no lo sabes, tu padre no es especialmente buen corredor. También me gustaría que nunca te rindas, que por mucho que la gente te diga que no puedes hacer algo, si tu crees que puedes lo intentes con todas tus fuerzas. Y si te caes no te preocupes, te levantas y sigues. Ya estaremos nosotros para ayudarte. Pero no te rindas nunca. A me lo han dicho muchas veces, que no valgo, que soy muy malo… pero no pasa nada, tu inténtalo con todas tus fuerzas.

No se que más decirte, lo de llevarte una jirafa lo veo difícil, he mirado por aquí no veo que haya. Los elefantes tampoco son fáciles de transportar y volamos con una compañía de bajo coste, como para meter un elefante, pero yo lo miro.

El jueves estaré por ahí , iremos a la ikastola en Blacky y escuchando macaco.Si me pasase algo estás en buenas manos, amatxu sabrá inculcarte los valores que necesitas y todos los aitites, amamas y osabas te van a querer mucho. Pero no tienes que tener miedo nunca, no hay cosa peor que quedarse en casa por miedo a hacer cosas. Tampoco hagas el loco! pero no tengas miedo a buscar la felicidad.

Te quiero tigre

 

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Un comentario en «Carta a un hijo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *