Juana Rivas #JusticiaPatriarcal

Él, un agresor condenado en su momento por maltratar a Juana Rivas pero es a ella a quien criminalizan, condenándola a prisión y a no poder estar con sus hijos. Esta es una sentencia más de la a quien no le importa las mujeres y que nos escandaliza día tras día, sentencia tras sentencia. ¿Había posibilidad de una condena más dura? seguramente no y aquí la justicia machista de nuevo funciona en “modo rodillo” llevándose a las mujeres y a sus derechos por delante a modo de escarmiento.

Dicen las y los expertos que han leído la sentencia que es durísima, injusta y excesiva en su redacción por la utilización de un lenguaje machista que solo me puede hacer pensar sinceramente, que los tribunales tienen que hacérselo mirar: se atreven a afirmar sin  ningún tipo de pudor que Juana utilizó el maltrato de su ex pareja para quedarse con sus hijos. Un escándalo reforzado porque justamente eso, que fue maltratada, se les ha olvidado tenerlo en cuenta como un factor determinante a la hora de analizar la defensa de Juana.

Ya sé que me van a acusar de demagoga pero es que miren, nosotras estamos hasta los ovarios de que la peña violadora campe a sus anchas por las calles (llámese #LaManada o los que se escapan de la cárcel) y de que los asesinatos y agresiones sexuales a mujeres sea el pan nuestro de cada día sin que las sentencias a los culpables sean casi nunca acordes con el delito. Hasta los ovarios y más allá de que la violencia machista tiña de negro nuestras vidas, porque en este país precisamente eso, la vida de las mujeres, su dignidad y sus derechos salen realmente baratos.

Es posible que Juana haya cometido errores en todo este proceso pero el apoyo que ha tenido en las calles y la fuerte crítica que ha sustentado el poner en el centro del debate que un maltratador no puede ser un buen padre, ha sido lo que ha hecho que una gran parte de la sociedad haya estado de su lado. Hoy también lo tengo más que claro y estoy de su lado porque es una vergüenza que se condene a quien quiere proteger a sus hijos que también y al igual que ella, son víctimas de violencia machista.  Y lleva este tema unas horas en los medios y ya me he aburrido de escuchar que ella ha cometido un delito y que tiene que pagarlo tal y como contempla el sistema judicial. Pues eso, que lo que hay que cambiar YA, son las leyes. Ese es el verdadero fondo de la cuestión.

Necesitamos leyes con perspectiva de género, que entiendan lo que realmente  implican las violencias machistas y que aborden el problema desde la óptica de los Derechos Humanos, porque de otra manera se seguirá reproduciendo el orden patriarcal y androcentrista existente donde continuamente se criminaliza a la víctima. Y esto no es un deseo, es un llamamiento a “sus señorías” sentadas en el Congreso para que cambien el sistema judicial y pongan en marcha #LeyesFeministas . Mientras, salgamos a las calles, escribamos y gritemos para pedir el indulto de Juana Rivas porque #TodasSomosJuana .

 

Publicado por

Carmen Muñoz

Feminista. En transición.

5 comentarios sobre “Juana Rivas #JusticiaPatriarcal”

  1. No he leído la sentencia así que no puedo opinar de primera mano, pero yo que me separé el año 1986, me imagino que mi ex hubiese desaparecido un mes con los hijos, yo no hubiese pedido 5 años de cárcel, hubiese pedido cadena perpetua sin remisión.
    Cuando leí los hechos en su momento, hace un año más o menos, pensé en quién habría sido el/la descerebrado/descerebrada que le había aconsejado tan horriblemente mal.
    El mayor ya tenía una edad suficiente para declarar sus preferencias en el juzgado de familia o los servicios sociales que actúan en esos casos, y lo digo también por experiencia, el pequeño hubiese ido con el mayor, ya que la tendencia es no separar a los hermanos, a no ser que las preferencias se hagan explícitas y se sustancien.

  2. Basta ya con la madre que denuncio no queria mandar a su hija con su maltratador y la justicia lo considero que la madre no tenia argumentos . Al de poco lo mata a la hija .
    Le tienen que pagar 600000€ pero la madre se quedo sin su hija.. No tenemos otra solucion ? Meter la madre ala carcel y los crios con el supuesto maltratador!!!!!!!!! Que leyes que jueces tenemos ?..?…

  3. A qué viene dar por hecho que si hay una trifulca en una pareja y supongamos un agarrón y se sentencia, de mutuo acuerdo, que el hombre sea castigado con una pena de tres meses de cárcel, este hombre es un maltratador para toda la vida?
    De donde se saca que este hombre no quiera y no cuide a sus hijos?
    Por lo tanto de donde sacas que esta mujer, solo por ser mujer, sea responsable del bienestar de sus hijos?
    Está probado que el rifirafe de los malos tratos viene de un episodio cuando esta mujer estando ebria intentaba molestar a sus hijos a altas horas de la noche.
    Está probado que se buscó un novio y se fue de mochilera durante un año, dejando a los niños al cargo del que ahora dice que es un maltratador(está en su derecho de ir a la luna, pero hay que ser coherente)
    Las novelas que pueda dictar un juez serán novelas, pero los hechos son los que valen…..

  4. Isabel: Supongo que tú no maltratabas a tu marido y tenías ya una condena por ello en España y una nueva denuncia admitida por un juzgado en Italia.
    Carmen: Yo también estoy hasta los ovarios. Tanto, tanto que a veces me dan ganas de……mejor no lo digo. Indignación, impotencia, rabia. Esto es lo que despierta esta sentencia en las mujeres que se han liberado de la ideología opresora.

  5. NO entiendo de leyes y NO se si la sentencia es dura, muy dura o blanda pero lo que si entiendo es que lo que hizo esta “señora” NO se debe hacer. ¿Por que NO denunció malos tratos en Italia? ¿Quien fue el/la lumbreras que le aconsejó secuestrar a sus hijos? Esa muchedumbre que tanto la animaba a seguir delinquiendo ¿van a cumplir con ella las condenas? Como al final se confirme la sentencia esta “señora” NO volverá a ver a su hijo mayor hasta que sea mayor de edad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *