Terrorismo Machista

Suena fuerte, lo sé… aunque realmente suena a lo que no debiera sonar: a sangre, a luto, a tristeza y a rabia, mucha rabia.

Esa rabia que hoy todas sentimos ante el asesinato de Maguette en Bilbao. Un asesinato fruto de la violencia machista. Un asesinato a degüello, posiblemente delante de sus dos hijas menores de cinco años, huérfanas de madre a partir de ahora. Maguette según todos los indicios, llevaba muerta más de 24 horas en su domicilio de Ollerías y sus hijas “velaron” el cadáver pensando… ¡vete a saber qué pensaban viéndola desangrarse mientras el asesino, su padre, huía! Afortunadamente ha sido detenido; ahora solo resta que la #JusticiaPatriarcal que nos tiene acostumbradas a sentencias ridículas, ofensivas y crueles para las mujeres (el caso de la Manada, es el máximo exponente) no se comporte como tal, y este indeseable sea condenado por su asesinato a sangre fría, como son en general  todos los asesinatos contra las mujeres y sólo por una razón: por ser mujeres.

A mí hoy me invade la rabia más que nunca. No sólo porque este acto criminal, máxima expresión de la desigualdad y el machismo haya tenido lugar en mi ciudad, en Bilbao, sino porque también hoy en una jornada que nos ha dejado sin aliento según pasaban las horas, hemos visto como Nuria también ha sido asesinada en Granada y como dos niñas de tres y seis años han sido asesinadas en Castellón por su padre para con ello vengarse y causarle a su compañera el máximo dolor posible. ¿No se atreven a decir que es terrorismo machista? ¡Piénsenlo!

Lo repito hasta la saciedad: es necesaria una implicación mayor de las instituciones para acabar con esta lacra que sesga la vida y la dignidad de las mujeres. Es necesario dejar la hipocresía de lado cuando se condena para luego  no aumentar los recursos humanos y materiales que son ineludibles para abordar el reto que supone erradicar la violencia machista. Es necesario dotar de presupuestos, cambiar las leyes, revisar el sistema educativo, hacer campañas de sensibilización durante todo el año (no sólo en periodos festivos), es necesario que nos creamos que el impulso político es absolutamente imprescindible en esta tarea de transformar la sociedad para acabar con la desigualdad y consolidar un sistema que deje de ser patriarcal y androcéntrico, donde las mujeres seamos dueñas de nuestras vidas, dejemos de ser victimizadas y sobre todo, seamos libres.

Y es que según cifras oficiales ya son 961 las mujeres asesinadas desde 2003. Según esas mismas fuentes, en el Estado español a día de hoy, 37. Pero esto es más que un simple contador y hay quien se ocupa de las que la ley no quiere reconocer como mujeres que sufren la violencia machista (fuera del ámbito de la pareja o expareja) pero que  para mí también cuentan y cuya cifra a día de hoy es de 43 y cinco niñasHoy en Bilbao somos una menos y nadie puede quedar impasible ante todo este terror machista. Llámenlo como quieran. Yo creo que hay que llamarlo ya sin ningún tipo de pudor, FEMINICIDIO.

#GoraBorrokaFeminista

Nota: #26Setiembre a las 10,30 concentración de 5 minutos en silencio en Ayuntamiento de Bilbao. A las 20,00 manifestación en Atxuri

Publicado por

Carmen Muñoz

Feminista. On Fire!

2 comentarios sobre “Terrorismo Machista”

  1. Seria bonito y justo poder debatir tu articulo, pero sabes perfectamente lo que haces y donde lo haces, aquí no se van a permitir que nadie se salga de las idea preconcebidas de esta sociedad que busca solo el bienestar de la mujer por el mero hecho de serla, por encima de los niños, de los ancianos y por su puesto de los hombres.
    Así que me voy a ahorrar dos cosas, la primera, el escribir mas ala de estas lineas y lo segundo, ver como este diario que se supone lucha por la igualdad y todas esas metáforas que nos venden bajo titulares sensacionalistas cada vez mas de color amarillo, no va a publicarlo, vetando con ello la voz de muchas personas y queriendo hacer creer que el totalitarismo remunerado de lo que se denomina Feminismo, es lo que la gente siente.
    Os caeran todas esas piedras que estais lanzando….

  2. Este artículo es vomitivo. Cuando una mujer mata a un hombre no es terrorismo feminista. Cuando una mujer mata a un niño no es terrorismo feminista. Cuando un inmigrante comete un crimen no hay que generalizarlo a todos los inmigrantes porque es injusto y generaría xenofobia. Pero cuando un senegalés mata a su mujer, entonces sí que hay que llamarlo terrorismo machista. Hay que generar todo el odio que se pueda, grandes titulares, manifestaciones de dolor, administraciones en la calle. Pero muy importante, todo ello sin señalar que era un senegalés, sino generalizándolo a todos los hombres vascos. No tenéis vergüenza. Terrorismo es el de la autora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *