Iriarte no habla de Europa. Le importa un pimiento

Martes 30 de junio de 2020

A la  Sra. Iriarte le interesa poco o nada Europa. Ni la menta en campaña. Solo le interesa el pasado y que la llamen Lehendakari, una palabra que la IA tenía proscrita pues era parte del planteamiento del estatuto vascongado. Ahora la asumen, les gusta y dicen que están Prest, el lema del PNV del Alderdi Eguna del año pasado. Pronto irán a Benidorm, pero siguen sin hablar de esa Europa de donde vendrá parte de los fondos para la reconstrucción tras los daños sufridos. Y hay que recordar que no querían las elecciones el 12 de julio sino cuando la cuestión económica estuviera en crisis total. Ellos son pescadores en río revuelto y la venta de una mayoría fuerte para hacer frente a una crisis fuerte, cuanto antes, no les gusta nada pues demuestra que no son ni serán necesarios.

Iriarte dice que Urkullu no habla del Plan Ibarretxe ni de lizarra. Eso se lo debería preguntar a la Sra. Mendía con quien quieren  pactar un frente popular ya que fue Zapatero quien con Rajoy malograron aquella iniciativa. Urkullu no solo las apoyó sino que lo tiene muy presente. Eran los tiempos en los que ETA mataba y HB aplaudía, pero no hablaban de Europa, salvo por algunos de sus eurodiputados que les decían  a los Idigoras, Rufis, Permach de turno  que ese no era el camino a seguir. Pero con poco éxito.

Hoy en el Parlamento europeo tienen un eurodiputado que es nada menos que Pernando Barrena y se puede decir que en este campo han retrocedido. Pernando Barrena se alía con todos los ismos estériles europeos. Su presencia en ese foro es inocua. Por  eso no hablan de Europa. Siguen con sus inveterados complejos. Es lo que hay. De ahí que Iriarte quiere el cuerpo a cuerpo con Urkullu, para que no se hable de cosas de futuro.

Lo malo es que se pierde la oportunidad de saber que opinan de la Unión Europea y de como hay que trabajar en ella. No siguen la política europea de donde tiene que venir parte de la solución. Allí, Pernando Barrena, siempre asume las posturas más extremas y las menos constructivas. Pero no nos quejemos. Es el país que tenemos

Afortunadamente y mal que les pese en Europa las cosas se mueven porque hay señoras como la canciller Merkel que siendo conservadora tiene muy claro que hacer con la extrema derecha y luchar contra la pobreza. Algo que la Sra. Iriarte con sus dogmas de herriko taberna, no puede comprender y alude a un Ibarretxe que si algo es, es europeísta. No como ella.

Pongamos en valor que la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, pidieron este lunes un acuerdo «eficaz» sobre el plan de reconstrucción europeo para hacer frente a las repercusiones de la pandemia, tras una reunión en la casa de huéspedes del Gobierno alemán en Messeberg, en las afueras de Berlín.

«Por un lado está la pandemia y por otro lado una situación económica que no habíamos tenido en mucho tiempo y que nos pone ante grandes retos tanto en nuestros respectivos países como dentro de la UE», dijo Merkel.

Merkel resaltó que tanto Francia como Alemania son conscientes que solo dentro de la UE podrán tener un papel importante en el mundo en temas como la digitalización o en cuestiones «de guerra y paz».

La canciller recordó también que Alemania asumirá la presidencia de turno de la UE el 1 de julio y se mostró satisfecha de que hay una visión común con Francia frente a diversos retos.

«No es suficiente que Alemania y Francia se pongan de acuerdo para que haya un acuerdo en Europa, pero es difícil que haya un acuerdo en Europa si no hay consenso entre Francia y Alemania», subrayó Merkel.

Uno de los primeros retos será la cumbre europea del 17 y 18 de julio en la que se deberá aprobar el plan financiero de la Comisión, así como el fondo de reconstrucción, basado en una propuesta franco-alemana.

«Todavía hay mucho trabajo, habrá que tener muchas reuniones previas, la mayor parte de ellas a cargo del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pero nosotros naturalmente lo apoyaremos», dijo Merkel.

El fondo, que debe estar dotado con 750.000 millones de euros, deberá apoyar a los países más afectados por la pandemia tanto con créditos como con ayudas a fondo perdido.

Esto último genera la resistencia de algunos países que consideran que el fondo debe limitarse a conceder créditos.

Merkel considera que algo que puede ayudar a que los países que tienen reservas abandonen su resistencia es la propuesta de la Comisión de ligar el fondo de programas nacionales para un aumento de la competitividad.

Macron, por su parte, consideró que «lo importante es que el fondo sea eficaz, tiene que tener un componente presupuestario», y aludió a que está compuesto tanto de subvenciones a fondo perdido como de préstamos.

Pero matizó: «Si queremos que nuestro endeudamiento común sea efectivo tendrá que tener la forma de subvenciones presupuestarias».

Macron reconoció las resistencias que el plan franco-alemán, que sirvió de propuesta a la Comisión Europea por parte de los países llamados «frugales», mereció por parte de varios del norte de Europa, pero recordó que esos Estados ya obtienen ventajas importantes por su participación en el Mercado Interno europeo.

«Les reporta mucho más que a otros», señaló Macron, quien, como Merkel, eludió precisar cómo saldrá su propuesta al final de la negociación con el resto de los socios de la UE.

Por otra parte, Merkel invitó a mirar también mas allá de la pandemia y dijo que una vez está se supere «el mundo será otro» y hay que prepararse para invertir en temas de futuro como la digitalización o la protección del clima.

Macron, por otro lado, abogó por un «cambio de modelo» como consecuencia de la crisis causada por la pandemia, con el fin de que la Unión Europea abandone «la ingenuidad» al tiempo que refuerza y protege sus valores.

Macron se refirió a que la UE ha vivido un «momento de la verdad» con la pandemia, pero que da la oportunidad de utilizarlo como una oportunidad «de éxito».

E insistió en que la Unión Europea tiene que ser capaz de defender su modelo de soberanía que concibió desde los puntos de vista «climático, digital, alimentario, sanitario, industrial y de defensa».

Cosas interesantes que a la Sra Iriarte le importan un pimiento. Lo de ella es hablar de Lizarra y de cosas del pasado. Es lo que hay.

Un comentario en «Iriarte no habla de Europa. Le importa un pimiento»

  1. Sin dejar Europa, volvamos a casa.

    Dices que «Iriarte dice que Urkullu no habla del Plan Ibarretxe ni de lizarra. Eso se lo debería preguntar a la Sra. Mendía con quien quieren pactar un frente popular ya que fue Zapatero quien con Rajoy malograron aquella iniciativa. Urkullu no solo las apoyó sino que lo tiene muy presente.

    1-Quienes van a pactar con el PSOE van a ser de nuevo, txatatatxannnnnnnn… los del PNV.

    2 – Respecto a Urkullu con Ibarretxe año 2009. «Tengo que hacer actos de fe para seguir unido a Ibarretxe» . «Y claro, tengo que seguir dando la impresión de que soy tonto, de que soy un pelele, de que me chupo el dedo», continúa Urkullu, «porque tengo una causa mayor, que es la de intentar recomponer el PNV, que no se rompa y conducirlo de alguna manera. Estoy queriendo poner en valor (…) el bien de la unidad del partido, aguantando determinadas jugarretas… y la actitud para conmigo y para con el partido no es recíproca, no ya sólo por el lehendakari, sino por otros responsables del PNV, pero también por parte del lehendakari».

    Por no hablar de la ruptura de la bicefalia en el PNV, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *