Nadie te debe nada. Disfruta.

Nadie te debe nada amigo. Muchas veces oigo y yo mismo me digo a mí mismo, el deporte me va a devolver este sacrificio. Y no es así. Suponiendo que existiera una justicia divina (que ya es mucho suponer) ésta no está para estas mierdas.

Las cosas hay que hacerlas porque te dan satisfacción a corto o a largo plazo. Y esto es lo único que puede considerarse un premio: hacer deporte durante mucho tiempo. No hay que esperar que el cosmos se alinee y nos regale un resultado. Por mucho (volumen) que entrenemos o por muchas carreras que hagamos al mes. Los resultados solo van a llegar si estos entrenos son buenos y si están bien planificados. No por mucho disparar hay más probabilidades de acertar en la diana.

Durante una época de mi vida me pasaba la vida lamentándome de mi destino… como si una mano negra me impidiese «triunfar». Siendo triunfar una mera satisfacción personal, no piense el lector en ganar nada, soy tonto, pero no tanto. Y acumulaba trabajo, fatiga, sacrificios… era de los que cuando llovía salía a entrenar y decía: hoy vale doble. Mentira, vale lo mismo. Pensado en que todo ese trabajo me llevaría a algún sitio… y ese sitio nunca llegaba. ¡Pero lo triste era que ya estaba en ese sitio! el premio era poder hacerlo en sí mismo, disfrutar de cada puto entreno. Y no lo veía. Ahora que estos momentos son menores, lo estoy disfrutando más que un jugador del Athletic en Aste Nagusia.

Por qué lo pensaba yo, ya lo sé, pero por qué lo piensa mucha gente me ha hecho pensar…a mi nivel, pero pensar. Creo que la nueva corriente de youtubers, influencers o como quieran llamarse en los que prima la acumulación porque sí en lugar de la calidad, hace que tendamos a ese pensamiento. En mi opinión, que no es más que la mía, los que se ponen mil dorsales porque les gusta y todo eso me parece cojonudo… el problema viene en el que se los pone bien porque piensa que por hacer más cosas que el resto es mejor o que el hecho de tener muchas medallas finisher es un premio en sí mismo. Normalmente estos últimos son los que creen que al final el karma les dará un resultado…

Aquí estamos de prestado, disfrutemos de lo que nos gusta, mucho o poco, lo que podamos o lo que nos dejen, azul o verde, rápido o lento… pero no caigamos en la trampa de otr@s.

 

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *