Yemen y el hambre letal

Yemen: a medida que la COVID-19 avanza en el país los niños y niños se enfrentan a la muerte por falta de ayuda

A final de año el número de niños con desnutrición podría ascender un 20% y llegar a 2,4 millones

Cuando un niño no tiene ni fuerzas para llorar. La imagen de la vergüenza de los países «desarrollados»

Informe completo (en inglés) y material audiovisual, disponibles AQUÍ.

SANÁ/ADÉN/AMMÁN, 26 de junio 2020- Millones de niños en Yemen podrían verse empujados “al borde de la hambruna” debido a la gran falta de financiación de la ayuda humanitaria y en plena pandemia de la COVID-19. Es la conclusión de un nuevo informe de UNICEF sobre los más de cinco años del conflicto en el país.

Yemen five years on: Children, conflict and COVID-19 (Yemen, cinco años después: niños, conflicto y COVID-19) alerta de que, mientras el sistema e infraestructuras sanitarias –que están destrozados- tratan de lidiar con el coronavirus, la ya desesperada situación de los niños podría deteriorarse considerablemente. Según el informe:

  • Otros 30.000 niños podrían desarrollar desnutrición severa aguda, potencialmente mortal, durante los próximos seis meses. El número total de niños menores de cinco años con desnutrición podría ascender un 20% y llegar a 2,4 millones, casi la mitad de todos los niños del país en ese rango de edad.
  • Otros 6.600 niños menores de cinco años podrían morir antes de final de año debido a causas prevenibles, lo que supone un aumento del 28%*.
  • El sistema sanitario se dirige al colapso. Después de años de conflicto, solo la mitad de las instalaciones sanitarias están operativas, y hay un gran déficit de medicamentos, equipamiento y personal.
  • La falta de acceso a agua y saneamiento está facilitando la propagación de la COVID-19. Unos 9,58 millones de niños no tienen acceso suficiente a agua segura, saneamiento o higiene.
  • Con las escuelas cerradas, 7,8 millones de niños no tienen acceso a educación.
  • El no ir a clase y el empeoramiento de la economía podrían poner a los niños en un mayor riesgo de trabajo infantil, reclutamiento por parte de grupos armados y matrimonio infantil. Naciones Unidas ha registrado que 3.467 niños, algunos de tan so 10 años, han sido reclutados y utilizados por los grupos y fuerzas armados en los últimos cinco años.

“No hay palabras suficientes para explicar la magnitud de esta emergencia cuando los niños, en lo que es ya la peor crisis humanitaria de la historia, están luchando por su supervivencia mientras la COVID-19 toma fuerza”, explica Sara Beysolow Nyanti, representante de UNICEF en Yemen. “Si no recibimos fondos urgentemente, los niños se verán empujados al borde la hambruna y muchos morirán. La comunidad internacional estará entonces enviando el mensaje de que las vidas de los niños en una nación arrasada por el conflicto, la enfermedad y el colapso económico, simplemente no importan”.

El informe advierte de que si a finales de agosto no se han recibido 54,5 millones de dólares (48,4 millones de euros) para financiar servicios de salud y nutrición:

  • 23.500 niños con desnutrición severa aguda estarán en un mayor riesgo de morir;
  • Más de un millón de niños no recibirán suplementos de micronutrientes vitales y vitamina A, y 500.000 mujeres embarazadas y lactantes perderán apoyo esencial en materia nutricional, como asesoramiento sobre alimentación de bebés y niños, o suplementos de ácido fólico y hierro.
  • Cinco millones de niños menores de cinco años no serán vacunados contra enfermedades mortales.
  • 19 millones de personas perderán acceso a atención sanitaria, incluidos un millón de mujeres embarazadas y lactantes y sus hijos.

El informe también destaca que, a menos que se garantice la llegada de 45 millones de dólares (40 millones de euros), los servicios de agua y saneamiento para 3 millones de niños y sus comunidades, algo esencial, empezarán a cerrar a finales de julio. Esto tendrá un impacto muy negativo en los más de dos millones de niños desnutridos que son especialmente vulnerables, y cuyo estado nutricional podría empeorar desastrosamente si la ayuda se interrumpe.

En total, UNICEF está haciendo un llamamiento por valor de 461 millones de dólares (410 millones de euros) para su respuesta humanitaria en Yemen, y otro de 53 millones de dólares (47 millones de euros) solo para la respuesta a la COVID-19. Hasta ahora, el llamamiento para dar respuesta a la pandemia solo ha recibido el 10% de los fondos necesarios, y el llamamiento humanitario el 39%.

UNICEF está trabajando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades de Yemen para llevar a los niños la ayuda vital que necesitan desesperadamente. Esto incluye:

·         Mantener los servicios generales de salud y los programas humanitarios para los niños en todo el país, incluyendo el suministro de agua segura y saneamiento, apoyar la educación y mantener fuera de peligro a los niños más vulnerables;

·         Trabajar para evitar la propagación de la COVID-19 a nivel comunitario llegando a más de 16 millones de personas con información sobre cómo protegerse a través de mensajes en televisión, radio y redes sociales;

·         Conseguir, transportar y distribuir suministros para la pandemia;

·         Salvar vidas gracias a la formación de 30.000 trabajadores sanitarios sobre prevención de contagio y control, y la distribución de miles de kits de higiene.

“UNICEF está trabajando contrarreloj en una situación increíblemente difícil para llevar ayuda a niños que la necesitan desesperadamente, pero solo tenemos una parte de los fondos necesarios para ello”, recalca Nyanti. “Los niños de Yemen necesitan una paz y estabilidad duraderas en su país. Hasta que esto se logre, debemos hacer todo lo que podamos para salvar vidas y proteger su infancia”.

Nota para los editores:

* El modelo sobre niños menores de cinco años que podrían morir debido a causas prevenibles al que se alude en la nota de prensa se basa en el siguiente estudio de la Escuela de Salud Pública de Bloomberg, Universidad Johns Hopkins (JHU): Robertson, Timothy, et al., Early estimates of the indirect effects of the COVID-19 pandemic on maternal and child mortality in low-income and middle-income countries: a modelling study, The Lancet Global Health, mayo 2020.

PARA COLABORAR EN LA LUCHA CONTRA EL COVID-19

UNICEF España ha puesto en marcha una campaña de captación de fondos para contribuir a la lucha contra el coronavirus. Cualquier persona interesada en colaborar puede hacerlo a través de las siguientes vías:

o   En la página web www.unicef.es

o   En el formulario www.unicef.es/donacion-emergencia-coronavirus

o   Llamando al número de teléfono gratuito 900 907 500 (horario de lunes a viernes de   9:00 a 21 h, y sábados de 11:00 a 17:00 h)

o   Si eres empresa, escribe a empresas@unicef.esAcerca de UNICEF


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *