Tortitas de berenjena en salsa

Hoy nos vamos a preparar un plato con la fruta que algunos antiguos llegaron a denominar la “manzana loca”, originaria de la India tardó en llegar a Occidente, pero aquí nos gustó tanto que nos dimos bastante prisa por empezar a cocinar con ella, unos platos con los que se disfruta mucho en la mesa: pisto, escalivada, mousaka, samfaina, caponata, encurtidos …etc.
Hay temporadas que también desfila en las mejores pasarelas de la moda, pero ya en la categoría de color, porque cuando hablamos de berenjena, podemos estar eligiendo el tono de un vestido o el de una barra de labios.
Tengo muchas ganas de empezar con esta deliciosa receta, como siempre ya estoy preparada con el delantal que hoy no puede ser otro que el de color ? … ésto, lo dejo como acertijo. Empezamos.

INGREDIENTES

Para las tortitas: 1 berenjena, 1/2 cebolla blanca, 1 diente de ajo, pan de molde, 1 vaso de leche, sal, pimienta negra y aceite.
Para la salsa: 1 cucharadita de harina, sal, 1 toque de pimientón (dulce o picante), agua (o mejor si tenéis caldo de ave o de verduras).

ELABORACION

Preparamos las tortitas
Pelamos y picamos la berenjena y la cebolla en dados pequeños. Reservamos. Picamos el ajo también muy fino. Reservamos.
Ponemos una sartén a calentar a fuego medio alto y echamos un chorrete de aceite.
Añadimos el ajo de inmediato y cuando empiece a chisporrotear, incorporamos la berenjena y la cebolla que tenemos reservada.
Salpimentamos y sofreímos durante unos 8 minutos, bajando de fuego si vemos que está dorándose mucho y cuando empiece a coger un poco de color, sacamos. Escurrimos y reservamos.
En un bol ponemos el pan de molde a remojar con la leche, cuando esté bien untado incorporamos la verdura. Escurrimos y mezclamos.
Nos ayudamos con un tenedor y vamos aplastando la verdura hasta conseguir hacer una masa.
Hacemos unas bolas y las vamos colocando sobre una bandeja.
Metemos al horno (que previamente estará precalentado), a 200º durante 15 minutos.
Sacamos y reservamos.

Preparamos la salsa
En la misma sartén que hemos sofreído las verduras, la ponemos a fuego alto y echamos un chorrete de aceite, una cucharadita de harina y una puntita de pimentón.
Removemos con una cuchara de madera hasta que se integre bien con la grasa y vamos incorporando el caldo o el agua poco a poco.
Condimentamos la salsa con un poco de sal, pimienta y bajamos el fuego al mínimo. Dejamos hasta que rompa a hervir.
Apagamos y vertemos la salsa sobre nuestras tortitas y a la mesa.
Están deliciosas, espero que os gusten.




Caldo de pollo con bocaditos de berenjena

Os propongo un plato muy sencillo de cuchara …, que viene ideal para cuando aprieta el frío y se puede disfrutar tanto en el almuerzo como en la cena, aunque a mi particularmente me encanta para llevar en el tupper, un rico caldo de pollo con sorpresa de bocaditos de berenjena rellenos … y es ahí donde cada uno le puede dar su toque especial al plato.
Hoy rellenamos la berenjena con quesito y jamón york, pero se me ocurre con carne picada, con pimiento rojo y quesito, ….  o con lo que os aparezca entre valdas tras relizar un asalto a la nevera.
Receta que completamos con un yogur y a seguir trabajando, que como os he dicho, a mi siempre me acompaña en el tupper.
Vamos a ir colocándonos el delantal y enseguida estamos cuchareando.
Empezamos.

INGREDIENTES:  
Para el caldo: 1 esqueleto de pollo, 1 cebolla, 1 puerro, agua, sal y pimienta.
Para los bocaditos: 1 berenjena, quesitos en porciones, jamón york, harina, huevo y aceite.

ELABORACION:  

Preparamos el caldo preferiblemente el dÍa anterior, lo dejamos en el frigorífico y al día siguiente desengrasamos.
Echamos en el puchero el pollo, la cebolla, el puerro, cubrimos con agua, salpimentamos y a fuego alto calentamos hasta que rompa a hervir.
Bajamos la temperatura y dejamos a fuego bajo unos 20 minutos.
(Si guardamos en la nevera, aparecerá con una `laca blanca de grasa que retiramos al colar el caldo). Reservamos.

Preparamos los bocaditos:
Cortamos la berenjena en rodajas, la salpimentamos y con un toque de aceite las horneamos durante 15 minutos a 220º.
Cortamos los quesitos en rodajas y el jamón york y preparamos los bocaditos (berenjena, quesito, jamón y berenjena), pasamos por harina, por huevo y a la sartén con el aceite bien caliente.
Freímos y los sacamos colocándolos sobre papel de cocina para desengrasar.
Ahora sólo queda emplatar:  un buen plato de caldo y unos bocaditos de berenjena.
Espero que os guste.

Berenjena marinada con tomate seco y carpaccio de ternera

La berenjena es una verdura con la que preparamos un montón de platos estupendos, … aquí ya hemos sugerido la escalivada, también esta misma receta con boquerones, un baba ganush o crema de berenjena, una berenjena rellena en su salsa, … y hoy vamos a preparar una berenjena marinada que acompañamos con tomate seco, carpaccio de ternera y adornamos con unas lascas deliciosas de un queso bien curado.
Un plato fresquito, con mucho sabor y que viene fenomenal para el almuerzo o para una cena  … y si además cuando llega el momento estamos en buena compañía, no descartéis disfrutarlo con una copa de un buen vino o  aprovechamos para tomar una cerveza artesanal bien fría … es una receta bien cómoda que la preparamos con antelación y ahora, si estáis dispuestos a tomar nota de la receta, nos ponemos el delantal y empezamos.

INGREDIENTES:
Ingredientes: 1 berenjena, 150/200 g de carpaccio de ternera, 12 tomates secos, 2 dientes de ajo, 1 ramito de perejil, 2 cucharadas de sazonador Italia (que contiene pimientos rojos y verdes, tomate, ajo, albahaca, pimienta negra, orégano y pimentón), queso curado, aceite de oliva virgen extra y sal.

ELABORACION:

Limpiamos la berenjena y la cortamos en rodajas alargadas de un grosor de 1 cm aproximadamente.
Espolvoreamos con sal, las sumergimos en agua y dejamos que reposen unos 30 minutos para paliar el amargor.
Picamos el ajo, el perejil y reservamos.
En una sartén bien caliente o en la plancha,  colocamos las lonchas de berenjena, las pintamos de aceite, sazonamos y a cocinar.
Dejamos que se hagan bien unos 3 ó 4 minutos por cada lado y cuando empiezan a tomar un color doradito,  es el momento de retirarlas.
Las colocamos en un recipiente, espolvoreamos el perejil y los ajos picados.
Añadimos los tomates secos, el sazonador y cubrimos de aceite.
Tapamos el recipiente y dejamos reposar mínimo 3 horas, aunque es preferible dejar para el día siguiente.
Las sacamos de la nevera unos 30 minutos antes de comerlas.
Las colocamos sobre un colador grande para que escurran bien el aceite y emplatamos.
Servimos la berenjena, unto con el carpaccio y los tomates.
Cortamos unas lascas de queso que echamos por encima, salteamos una cucharadita del aceite marinado y a comer.
Espero que os guste.