Albóndigas rellenas de langostinos

Si nos decantásemos por la geometría a la hora de medir las formas más habituales que rondan sobre nuestros platos, sin duda ganaban las esferas o pelotillas (que así nos aclaramos mejor) …. a modo de ejemplo están los tomatokeftedes que son unas bolitas de tomate y queso feta, los falafel también redonditos preparados con garbanzos, … croquetas ¡decidme unos ingredientes que os gusten! … y si preparamos una bechamel deliciosa tenemos en la mesa unos bocados exquisitos y ya … si nos centramos en las albóndigas,  el recetario esferoidal puede llegar a ser inacabable y hoy ampliamos éste con nuestras albóndigas de domingos rellenas de langostinos y en salsa mariscada.
Vamos a ir tomando nota de los ingredientes y una vez todo preparado nos colocamos el delantal y empezamos.

Ingredientes (4 raciones):

Para las albóndiga:

500 g de carne picada, 1 cebolla, 2 huevos, 1 docena de langostinos, 1 tomate, un toque de orégano, harina para rebozar, sal y pimienta.

Para la salsa:

Las cabezas y cáscaras de los langostinos, 2 dientes de ajo, 2 cebollas, 1 tomate, 2 zanahorias, cayena (al gusto) y 1 chorrito de Brandy.
Opcional: 1 cucharada de salsa de ostras.

Para el majado:

2 dientes de ajo, 1 ramito de perejil, 50 gr de almendras, 2 rodajas de pan y cayena al gusto.

ELABORACION:

Las albondigas:
Picamos la cebolla en brunoise (en pequeños dados de 2 a 3 mm) .
Pochamos la cebolla en la sartén sofriéndola lentamente en su propio jugo, con poca aceite y a baja temperatura durante 8 minutos.
Una vez tengamos pochada la cebolla, la mezclamos con la carne, añadimos los huevos y salpimentamos al gusto. Reservamos.

Pelamos el tomate y cortamos en brunoise.
En una sartén bien caliente lo salteamos hasta que coja un poquito de color.
Salamos, añadimos un poquito de orégano. Reservamos.

Pelamos los langostinos y los cortamos en brunoise.
Mezclamos con el tomate que hemos salteado, salamos y ya tenemos listo el relleno.

Preparamos nuestras bolitas con la carne picada, hacemos un pequeño hoyo en el centro, rellenamos con la mezcla de langostino y tomate, cerramos el hoyo y formamos la albóndiga.
Pasamos por harina y freímos con abundante aceite bien caliente en la sartén.
Sacamos y las dejamos desengrasar sobre papel de cocina. Reservamos.

Preparamos la salsa:
Picamos las verduras en brunoise y las pochamos en la sartén sofriéndola lentamente con poca aceite y a baja temperatura hasta que vaya cogiendo color. Añadimos las cabezas, las cáscaras de langostinos y la cayena.
Dejamos que doren bien para incorporar el brandy.
Esperamos hasta que se evapore el alcohol, cubrimos con agua y cocemos durante unos 15/20 minutos.
Si echamos salsa de ostras se la incorporamos a mitad de esta cocción.
Sacamos, trituramos, colamos y rectificamos. Reservamos.

Preparamos el majado:
Freímos el pan, tostamos las almendras y trituramos todo junto al resto de ingredientes (perejil, cayena y ajo).

En una cazuela echamos la salsa, añadimos el majado y metemos las albóndigas. A fuego medio cocinamos unos 5 minutos.
Apagamos y si es posible dejamos que reposen, están espectaculares.
Espero que os gusten.


Falafel. Croquetas de garbanzos con salsa tzatziki

Quién podría pensar que con el pobretón garbanzo, tan humilde como su compañera leguminosa la lenteja, podríamos cocinar una receta elegante y deliciosa, que además ya veréis que es muy fácil de elaborar y siguiendo con la misma sencillez la servimos con una salsa muy sencilla de preparar con yogur riquísima, consiguiendo un entremés muy interesante para ir abriendo boca o … ahora que viene el buen tiempo, la podemos presentar para una cena informal. Ya hemos tenido los garbanzos en remojo 12 horas, así que nos vamos atando el delantal y empezamos.

INGREDIENTES:

Para el falafel: 300 gr. de garbanzos (en remojo desde el día anterior -unas 12 horas), 1/4 de cebolla, 2 dientes de ajo (grandes), 2 cucharaditas de comino, 1 ramillete de perejil (sólo las hojas verdes), 15 gr. de levadura en polvo, sal, pimienta, harina (para enharinar nuestras croquetas) y aceite de oliva (para freírlas en la sartén).

Para la salsa: 1 yogurt, 1/2 pepino, sal y pimienta.

ELABORACION:

Los falafel. Croquetas de garbanzos.
Retiramos el agua de los garbanzos que previamente hemos tenido en remojo durante al menos 12 horas.
Trituramos y reservamos en un bol.
Picamos en brunoise la cebolla, el ajo, el perejil y lo incorporamos al bol que tenemos reservado.
Mezclamos todo bien con los garbanzos y salpimentamos a nuestro gusto.
Añadimos el comino, la levadura y seguimos removiendo todo hasta conseguir una masa homogénea.
Vamos haciendo las bolas con la masa (que no sean demasiado grandes), las pasamos por harina y las freímos con abundante aceite de oliva bien caliente hasta que estén bien doradas (unos 5 minutos).
Sacamos las croquetas a un plato forrado con papel de cocina para que desengrasen.

Para la salsa tzatziki.
Rallamos el pepino y lo mezclamos bien con el yogurt.
Salpimentamos y a la salsera.

Servimos las croquetas en una bandeja y en la salsera nuestro delicioso tzatziki.



GALLETAS DE MANTEQUILLA SALADA

Si tenéis intención de preparar esta receta os animo que además de seleccionar todos los ingredientes que os señalo, es aconsejable añadir una lata y la Biblia. En principio parece que para elaborar estas deliciosas galletas no es lógico contar con estos componentes, pero os aseguro que la caja metálica viene genial para guardarlas y la Biblia (u otro libro que os anime a mantener la palabra), es necesaria para hacer un juramento previo antes de lanzarse a hornear esta bendita masa.
La ración perfecta es la de 3 galletas para el desayuno, pero son un bocado tan delicioso que si no somos capaces de mantener la palabra tendremos que aparcarlas en el archivo de las «recetas explosivas».
En casa lo llevamos a rajatabla, yo desayuno 2 y me dejo 1 para el café de media tarde y a los míos no les queda otra que mantener la ración porque la caja sólo se abre una vez al día y el resto, para evitar saqueos, pasa a paradero desconocido.

Ya llega la hora de ponernos manos a la masa, nos ponemos el delantal y empezamos.

INGREDIENTES (20 galletas): 260 gr. de harina, 150 gr. de azucar, 1 cucharilla de levadura, 4 yemas de huevo, 150 gr. de mantequilla salada cortada en dados y 1 huevo entero para dorar.

ELABORACION:
Método tradicional:
Vamos calentando el horno a 170º .
Mezclamos en el bol la harina, el azúcar y la levadura.
Añadimos las yemas de huevo y removemos con una cuchara de madera.
Agregamos los dados de mantequilla y mezclamos primero con la espátula, vertemos la masa sobre una superficie de trabajo y seguimos amasando hasta que la masa esté homogénea.
Extendemos la masa y cortamos las galletas con el cortapastas.
Forramos la bandeja con papel de horno y vamos colocando las galletas.
Con un pincel untado en huevo batido las pintamos.
Horneamos durante 25 minutos.
Sacamos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.
Guardamos en la caja metálica y a disfrutar.

Thermomix:

Vamos calentando el horno a 170º .
Echamos en el vaso la harina, el azúcar, la levadura y mezclamos durante 20 segundos a velocidad 3.
Añadimos las yemas de huevo y removemos durante 30 segundos a velocidad 3.
Seguimos a velocidad 3 y vamos agregando los dados de mantequilla durante 1 minutos.
Vertemos la masa sobre una superficie de trabajo y formamos una bola homogénea.
Extendemos la masa y cortamos las galletas con el cortapastas.
Forramos la bandeja con papel de horno y vamos colocando las galletas.
Con un pincel untado en huevo batido las pintamos.
Horneamos durante 25 minutos.
Sacamos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.
Guardamos en la caja metálica y a disfrutar.

Espero que os gusten muchísimo.





GOFRE DE BACALAO

Hoy la intención entre fogones es divertirnos … ¡como siempre! y además acabar llenando el plato con un bocado bien rico. Tenemos la intención de preparar una masa crujiente, con apariencia de rejilla, cuyo origen es belga como el famoso detective Hercules Poirot y hasta a él le resultaría difícil desentrañar en que va a quedar todo ello, pues nuestros gofres van a ser diferentes: en vez de dulces, salados … y ya que apostamos por la sal nos acompañamos del pescado con más gracia: el bacalao.
Luego! … también vamos a salsearlos con una emulsión de piquillos de la de chuparse los dedos o de las de pilla pan y moja.

Yo ya estoy preparada, el delantal puesto, los ingredientes esperando, … empezamos.

Si en casa no tenéis gofrera, no hay mayor problema, simplemente la apariencia será la de unos buñuelos deliciosos.

INGREDIENTES (4 raciones)

Para la masa: 100 gr. de bacalao desalado, 125 gr. de leche, 75gr. de harina, 40 gr. de mantequilla, 1 diente de ajo grande, 3 huevos, 1 rama de perejil (sólo las hojas), sal y pimienta.

Para la emulsión de piquillo: 1 diente de ajo (grande), 100 gr. de pimientos de piquillo, 50 gr. de aceite de oliva, sal y azúcar.

Para las lascas de bacalao: 150 gr. de bacalao, 2 dientes de ajo (grandes), 1 ó 2 cayenas y 1 chorrito de aceite.

ELABORACION:

La masa de los gofres:
Calentamos una cazuela con la mantequilla y los ajos picados.
A fuego suave durante dos minutos dejamos que se vayan haciendo los ajos evitando que se tuesten.
Añadimos la leche y salpimentamos.
Cuando la leche comience a hervir, incorporamos la harina poco a poco y vamos mezclando con una espátula durante un minuto para conseguir evitar el sabor crudo de la harina.
Retiramos la cazuela del fuego y cuando se enfríe un poco, vamos añadiendo los huevos uno a uno, mezclando hasta que se integren bien a la masa.
Seguido agregamos el bacalao, el perejil, salpimentamos y mezclamos nuevamente.
Guardamos la masa en un bol cubierta de film en la nevera hasta que vayamos a utilizarla. (mínimo 20 minutos)

La emulsión de piquillos:
Confitamos los piquillos a fuego medio durante 10 minutos, con los ajos, un toque de azúcar y sal al gusto.
Una vez confitados, los trituramos con la batidora mientras que vamos incorporando el aceite en chorro fino.
Probamos, rectificamos la sal y tenemos que conseguir que quede una emulsión fina. Reservamos.

Para el bacalao:
Precalentamos el horno a 180º.
Colocamos el bacalao sobre una bandeja, le añadimos un chorrito de aceite y dejamos que se ase durante 5 minutos.
Mientras en una sartén echamos los ajos, la cayena, el aceite y preparamos un refrito. Reservamos.
Extraemos la bandeja de bacalao, retiramos la piel y sacamos las lascas.
Sobre las lascas, vertemos el refrito que tenemos reservado.

Montaje:
Ponemos a calentar la gofrera y una vez caliente la engrasamos y ponemos una cucharada de la masa, cerramos y dejamos que se dore bien. Así hasta que terminamos la masa.
En caso de no tener gofrera, en una sartén con el aceite bien caliente vamos echando cucharadas de masa poco a poco. Giramos los buñuelos para que se doren bien por todos los lados. Cuando estén bien dorados, sacamos a una bandeja con papel absorvente.
Colocamos las lascas del bacalao encima del gofre (o buñuelo) y decoramos con unos puntos de emulsión de piquillos.

Espero que os guste. Esta receta la preparamos hace unos días en la Escuela de Cocina de Aingeru Etxebarria. Nos encantó.

Tarta Tatin de cebolla y queso con fuet

¿A quién no le apetece llegar a casa y servirse para la merienda o la cena una irresistible porción de tarta salada? … calentita, recién salida del horno, … un auténtico momentazo. Se trata de una receta muy versátil, hoy a la cebolla la hemos acompañado con queso y fuet, pero abrir vuestra nevera, echarle un poco de imaginación y al horno. Ahora ya llega el momento de cocinar, nos ponemos el delantal y empezamos.

INGREDIENTES

Para el relleno:

Para la masa: 200g de harina, 100g de mantequilla, 1 huevo y 1 cucharada de sal. Masa quebrada, si no os apetece amasar.

Para el relleno: 1 cebolla, 1 cucharada de soja, 1 cucharada de mantequilla, 1 huevo, fuet, 3 cucharadas de agua, toque de pimienta y sal.

ELABORACIÓN

Para la masa

En un bol ponemos la harina junto con la sal. Le vamos añadiendo poco a poco la mantequilla en trozos y la vamos mezclando con la punta de los dedos hasta que obtengamos una textura de arena mojada.

Hacemos un hueco en el centro, echamos el huevo y amasamos hasta obtener una masa línea y homogénea. Cubrimos con papel film y reservamos en la nevera unos 20 minutos para que repose.

Para el relleno

Cortamos la cebolla en rodajas de unos 2 cm.

En una sartén ponemos la mantequilla, cuando esté derretida echamos la cebolla, salpimentamos y dejamos a fuego alto unos 3 minutos. Añadimos la soja, el agua, reducimos a fuejo bajo, tapamos y dejamos cocinar unos 10 minutos más.

MONTAJE

En un molde ponemos bien esparcida la cebolla, hacemos un hueco en la cebolla y cascamos un huevo dentro. Espolvoreamos el queso del tipo que más nos guste y repartimos el fuet.

Sacamos la masa que tenemos reservada y la estiramos bien hasta conseguir una lámina fina que con ella cubrimos el recipiente. La recogemos y sellamos bien por los laterales.

Horneamos a 200ºdurante 20 minutos. Sacamos y le damos la vuelta sobre el plato.

Ahora sólo queda esperar 5 minutos para no quemarnos y a disfrutar.

Espero que os guste.