Bolas con tomate y queso feta. Tomatokeftedes

Os presento un entrante con auténtico sabor mediterráneo, es una receta griega y por ello no podía faltar en ella el queso feta (un queso de oveja muy sabroso) que es típico de esta cocina, pero además lleva tomate, orégano … y con todo ello,  hacemos una masa con la que preparamos las Tomatokeftedes, que mejor nos aclaramos llamándolas bolas de tomate, … están deliciosas y es que este buñuelo es un entremés típico de la Isla de Santorini y hasta que os lleguéis a la isla, que sin duda es la mejor manera de probarlas, de momento podéis ir haciendo boca con esta receta que os propongo.
Poner a tope la sartén, nos atamos el delantal y empezamos.

INGREDIENTES:    
3 ó 4 tomates pera, 100 gr de queso feta, 1/2 cebolleta, 1/2 cebolla roja, 1 cucharadita de orégano seco, 1 ramito de perejil fresco, unas hojitas de menta, 1 cucharadita de levadura química, 2 cucharadas de harina, sal, pimienta negra y aceite de oliva para freír.

ELABORACION
Lavamos los tomates, los pelamos, los cortamos en cuadraditos pequeños, echamos sal y los dejamos sobre un colador durante media hora para que escurran bien el agua.
Vamos picando bien fino el perejil, la cebolla, la cebolleta y la menta. Reservamos.
En un bol mezclamos los tomates con la cebolla y la cebolleta.
Con un tenedor aplastamos el queso feta que lo añadimos al bol junto con el perejil, la menta y el orégano. Seguimos mezclando.
Incorporamos a la masa la harina, la levadura y removemos para que todos los ingredientes se integren bien hasta conseguir una mezcla firme con la que poder hacer las bolas.
Dejamos reposar la mezcla en la nevera unos 30 minutos.
Para freír las bolas propongo dos formas:
1. Cogemos una cucharada de masa, la enharinamos, sacudimos la harina sobrante y a freír.
2. A la manera de Santorini, sin necesidad de enharinar, pasamos la cuchara por agua, seguido cogemos la masa y a la sartén. De esta forma la masa no se pega.
En ambos casos dejamos que las bolas se frían durante 2 o 3 minutos por cada lado.
En una sartén a fuego medio-alto, con aceite de oliva, freímos las bolas.
Las dejamos sobre papel de cocina para escurrir el aceite sobrante y a la mesa.
Seguro que os van a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *