«¿Para qué necesitas tú ser feminista?»

Cómo mira!

Frases como esta y otras como: pero las mujeres, ¿qué queréis?, las llevamos oyendo las mujeres muchos, mucho años. La primera pregunta hace alusión, como dice Amelia Valcárcel, a que el personal que las refiere entiende que el feminismo es  un vehículo para las incompetentes y que nos hemos refugiado en el mismo para conseguir cosas que la sociedad “si vales”, te da por sí sola.

La segunda pregunta es una de las más estúpidas, que día sí día no, tengo que afrontar con cara de póker, dando por sobreentendido que al ser una pregunta retórica, no necesita respuesta. Pero sí la necesita, lo que pasa es que hablar a personas que no quieren oír ni entender, resulta cansino y muchas veces desesperante. Así que he llegado a la conclusión de que quien pregunta cualquiera de ellas, es tremendamente ignorante porque simplemente quiere serlo.

Ahhhh! Disculpen, se me olvidaba otra que también es un clásico: pero, ¿para esto queríais las mujeres la Igualdad? Cuando dicen esto, nombran a Merkel, Cospedal y la mítica Thatcher que siempre les viene al pelo a los energúmenos que, sin pizca de pudor te lo preguntan, y al mismo tiempo que lo hacen, se crecen en sí mismos como si hubieran hallado la argumentación perfecta (seguro que también piensan que brillante) para justificarse, sin ser conscientes de su propia ignominia.

Pero lo que realmente quieren decir cuando preguntan y dicen esta sarta de tonterías no es más que una argucia para esconder el trillado argumento de que las mujeres son el peor enemigo para las mujeres (y las feministas ni te cuento!)…. Y que estamos pagando las consecuencias de la independencia que en su día reclamamos y de todo aquello que hemos conseguido. Como si no fuera nuestro derecho y como si no fuera justo!

En fin, que una ya está harta de todas estas mamarrachadas, y digo yo que aunque sólo sea por un mínimo de respeto al trabajo que hacemos y al que otras hicieron y sin el cual no estaríamos aquí, debieran quedarse un poco calladitos. Y si tiene hijas, con más razón. Ainssss… perdonen,  que es que no me acordaba que las palabras feminista y respeto no cuadran muy bien en nuestra sociedad patriarcal y androcéntrica.

En fin, que ya en el siglo XVIII, Montesquieu dijo que la medida de la libertad que tenga una sociedad depende de la libertad de que disfruten las mujeres de esa sociedad. Parece que muchas personas viven sin embargo en la Edad Media, o simplemente  no quieren que en  esta sociedad haya Libertad, Justicia e Igualdad entre mujeres y hombres. Pero no sólo de palabra, y menos de palabras (y preguntas) estúpidas!

Publicado por

Carmen Muñoz

Feminista. On Fire!

4 comentarios en ««¿Para qué necesitas tú ser feminista?»»

  1. Típica argumentación feminista.

    No se entiende nada de lo que hablas -porque se te ha olvidado contarlo, tan indignada estabas-, pero insultas a todo el mundo que tiene la osadía de pensar distinto que tú.

  2. El feminismo es necesario para las burguesas porque las etxeko-andres sabían lo que valía un peine! Esas estupideces que oyes son provocaciones de los misoginos que en Euskadi se han casado con mujeres de fuera porque tenían miedo a las de casa! El Fuero Vasco nos da los mismos derechos a las mujeres, y esa parte del Fuero no la abolió ni el mismo Franco…pero esto es como todo lo demás! Nuestras amamas viajaban de noche sin que las molestara nadie! y ahora las mujeres necesitan escoltas, tenemos que dormir con el bate de béisbol debajo de la cama no sea que se le despierte el monstruo al compañero…Tenemos que comer orgánico cuando hace 30 anos no sabíamos lo que era adulterado! Se gastan millones en recuperar el euskera cuando hace 30 se hablaba hasta en los extra radios de Bilbo …Nos roban todo hasta el alma para vendérnosla como otro invento del progresismo

  3. A las mujeres os han timado vilmente, cuando durante la 2ª guerra mundial los países quedaron despoblados de hombres y se os puso a trabajar en las fábricas, los mercados y gobiernos (hombres), descubrieron que sabiais hacerlo estupendamente. La siguiente pregunta fue ¿Qué coño hacen estas metidas en casa si pueden estar trabajando y generando ganancias?, eso fue lo que incorporó a la mujer al mercado laboral, olvidaos de chorradas románticas y de señoras con una banda azul paseando por Londres y pidiendo el sufragio.

    El problema es que eso no supuso que dejarais de trabajar en casa, al contrario, creo que la mujer nunca en la historia ha estado tan explotada como ahora. Podemos elegir los ejemplos que has puesto… Merkel, Cospedal, Margaret Thatcher, pon más si quieres, Yolanda Barcina, Esperanza Aguirre, yo que sé… Jennifer López, Angelina jolie… las que se te ocurran; ¿quién crees tú que hace la cena y pone la lavadora en casa?, no te quepa duda, ellas, y estamos hablando de mujeres poderosísimas que han dado 20 veces la vuelta al mundo.

    Lo siento mucho, pero lo que han hecho con vosotras en una auténtica estafa y encima os la habéis tragado hasta el anzuelo. Yo estoy harto de ver a mujeres presumir de ser «supermujeres» (que daño ha hecho este concepto «supuestamente» positivo), porque van a trabajar y luego se hacen las tareas de casa como unas «campeonas».

    Es de traca.

  4. A mí lo que me chirría es toda aquella persona que habla de las mujeres como seres ajenos a lo humano.
    ¿Qué queremos? La misma libertad que el resto de los humanos, los hombres.
    ¿Por qué somos feministas? Porque como mujeres, tenemos derecho a decidir sobre nuestras vidas. Tenemos derecho a decidir si trabajar o no, si ser madres o no, si ser bolleras o no… decidir sin tener a toda la sociedad esperando a juzgarnos o a crear leyes o normas que nos digan cómo dar cada paso.

    Estoy harta de que me digan cómo debo vestir, en qué puedo o no trabajar, si puedo o no puedo abortar, que tengo que sonreir y dejarme gritar por babosos por la calle.
    Harta de que me digan que debo aguantar las ostias de un marido para protejer a mis hijos, harta de cobrar menos que mi compañero sólo por no tener pene.
    Harta de que consideren que sangrar cíclicamente es sucio y vergonzoso, harta de concursos de belleza y cánones absurdos que hacen que nos odiemos al espejo.
    Harta de que me miren mal si no me depilo o si no llevo sujetador.
    Harta de que si digo SÍ sea una guarra, y si digo NO sea una guarra.

    Estoy harta de que no se nos permita parir con dignidad en los hospitales, harta de que nuestros pezones amamantando se censuren pero nuestro pezones para placer del macho no.
    Estoy harta de que todo me cueste más trabajo que a un humano con pene.

    Por eso y por muchas cosas más NECESITAMOS SER FEMINISTAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *