Ni mujeres públicas ni privadas:¡lo personal es político!

Como bien dijo Andrea Dworkin allá por el año 2003, “El mundo estaba dormido y Kate Millett lo despertó”

Kate Millett,  escritora, escultura, artista, es uno de los iconos del movimiento feminista radical de los años 70. Considerada una de las estadounidenses más influyentes del siglo XX, el pasado 14 de setiembre cumplió 80 años. Nació en Minnesota en el seno de una familia católica irlandesa. Es allí donde acude a la Universidad y se gradúa cum laude. Después fue a Oxford donde realizó un posgrado también con honores en literatura inglesa. Es una intelectual extraordinariamente inteligente. Empezó impartiendo clases de inglés, pero pronto decide irse a NYC donde se inicia en la pintura y la escultura, pagándose sus clases trabajando en una guardería. Pero a principios de los sesenta se traslada a Japón donde conoce al escultor Yoshimura con el que termina casándose.

Cuando vuelve a EEUU se implica políticamente en los movimientos por los derechos civiles y en contra de la guerra, y por supuesto se implica en los movimientos de liberación de las mujeres. Se convirtió en Presidenta de la Comisión de Educación de la Organización Nacional para Mujeres (NOW) que acababa de ser creada. Eran los últimos años de la década de los sesenta y su país, EEUU, estaba metido de lleno en la guerra de Vietnam contra la que ella luchó activamente en aquel año 1968 en el que se perpetró la masacre de My Lai: soldados estadounidenses entraron en el poblado y después de violar a mujeres y niñas, asesinaron a 500 menores, mujeres y personas ancianas, lo que causó un escándalo internacional.

https://www.youtube.com/watch?v=xWhqy24UCM8

Fue ese año, 1968, cuando Kate Millett terminaba su Tesis doctoral titulada Política Sexual (Sexual Politics) que se convirtió en una auténtica revolución. En su obra analiza, por primera vez, el patriarcado como un sistema de dominación autónomo de otros (capitalismo, racismo…). En él denuncia la misoginia y el heterosexismo de grandes literatos y pensadores de izquierdas. Aquí está la propia Millett contándolo en una visita a Madrid en 2010.

 

Y así, como decía al principio, el mundo despertó y su  Política sexual  fue un éxito de ventas. Escribía en dicha obra: “Ni mujeres públicas, ni mujeres privadas: «lo personal es político. Con esta afirmación se rompía un paradigma que alimentó por siglos una miope visión del mundo que suponía el divorcio entre la esfera de la reproducción y la producción, lo doméstico y lo público, lo individual y lo colectivo, lo personal y lo político. En dicho libro, Política Sexual, comienza la exploración de la dinámica de poder en relación con el género y la sexualidad.

“Lo personal es político” y “abolición del patriarcado” fueron los dos grandes lemas de lucha del Feminismo Radical. Millett y otra feminista imprescindible Shulamith Firestone fueron las máximas representantes de esta corriente de pensamiento. Las dos coinciden en centrar su análisis en lo que consideran la institución básica del patriarcado: la familia. Acuñaron conceptos fundamentales para el análisis feminista como son Patriarcado, Género y Casta sexual.

Por supuesto, aquí también llegaron los ecos y las teorías feministas de fuera de nuestras fronteras: el papel de la mujer estaba por fin empezando a cambiar. Después de siglos de lucha y dominación, comenzaba la rebelión con las feministas radicales. Amelia Valcárcel, Feminista y Catedrática de Filosofía Moral y Política, en un documental realizado por la UNED, habla sobre esto (minuto 8):

Mucho debemos a las valientes feministas de los años setenta y mucho le deben ellas a Kate Millett entre otras teóricas. Millett, poco después de la publicación de Política Sexual creó en NYC una granja-comuna para mujeres artistas ya que como he dicho, ella era además de escritora, escultora y amante del arte.

Siempre se ha declarado bisexual. Escribió su obra Sita donde recogía su historia de amor con dicha mujer. En 1984, Lidia Falcón en una , le preguntó “¿Qué significa para ti el amor?” respondió: “El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas”. Echa pestes sobre el amor romántico que tanto daño nos hace…

Hace unos años la desahuciaron y le quitaron su casa. Ahora vive en el campo, cultivando sus productos, entre otros motivos porque por los derechos de su gran obra, Política sexual, recibe únicamente 90 dólares anuales. No la han contratado en ninguna universidad. Se gana la vida vendiendo árboles de navidad.

Millett ha sido una de las mujeres más importantes para la Teoría Feminista, junto con Beauvoir, Friedman, Butler…y tantas otras. Realmente Millett revolucionó la Teoría política y feminista. Así lo demuestran sus palabras en la siguiente cita: “el sexo femenino podría desempeñar, en la revolución social, una función dirigente completamente desconocida en la historia. (…) Constituiría el punto de arranque de una verdadera revolución asentada sobre la abolición de las categorías y papeles instituidos”. ¡Urge tomar nota!

También le hemos dedicado un programa en el espacio «Nos somos recién llegadas» de la Galería de Radio Euskadi, dedicado a visibilizar a las mujeres a lo largo de la Historia. 

Publicado por

Carmen Muñoz

Feminista. On Fire!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *