#25N: El silencio se ha acabado

Las mujeres hemos perdido el miedo a denunciar y rechazar las violencias machistas: ¡el SILENCIO se ha acabado! Ahora lo que hacemos es tejer redes y alianzas entre nosotras que amplifican nuestras reivindicaciones feministas en un movimiento imparable, más sólido y masivo que nunca. Nadie nos va a parar.

Este 25 de noviembre, «Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres» vamos a salir a las calles de nuevo en múltiples manifestaciones en todas las ciudades para demostrar que somos fuertes, que esta Cuarta Ola del Feminismo que estamos poniendo en marcha entre tantas y tantas mujeres, va a gritar más alto y más claro si cabe, que los feminicidios, las agresiones sexuales, el maltrato del tipo que sea, el acoso… deben acabar de una vez por todas, a pesar de la gran ofensiva puesta en marcha por la ultraderecha española que en torno a la falacia que denominan la «ideología de género», pretenden negar la libertad y avances en Igualdad conseguidos por las mujeres en su lucha pacífica de más de tres siglos. Una muestra de ello son las pintadas y amenazas fascistas que tanto Pikara Magazine como Irantzu Varela han recibido durante estos días en un intento para socavar nuestra lucha. No se han dado cuenta de que somos feministas ¡y sabemos RESISTIR!

Lo cierto, y esa sí que es la lamentable y tozuda realidad, es que cada día, miles de mujeres sufren violencia machista y día tras día son asesinadas en todo el mundo. Sólo en Euskadi en 2018 la Ertzaintza registró 2.989 mujeres que fueron agredidas por su pareja o expareja, otras 870 mujeres por parte de algún otro hombre de su familia y 385 mujeres más que sufrieron violencia sexual fuera del ámbito familiar. En total, 4.244 mujeres (224 más que en 2017). Pero quedan muchos datos a añadir a estos como por ejemplo, las denuncias ante las diferentes Policías Municipales y sobre todo, las violencias machistas no denunciadas; esto al fin y al cabo es solo la punta del iceberg. Y no olviden que detrás de cada mujer agredida o asesinada hay un agresor (a veces, incluso varios).

Por ello, además de salir a la calle a apoyar las reivindicaciones del Movimiento Feminista hay que exigir a las instituciones que pongan en marcha políticas feministas que acaben de una vez por todas con esta vulneración de los Derechos Humanos. Esto no es sólo una lacra y por ello, hay que decirlo con todas las letras: las violencias machistas son una VIOLACIÓN de los Derechos Humanos de las mujeres.

Porque siendo el Patriarcado y las violencias machistas que se producen en su seno ciertamente un problema estructural, no es menos cierto que las instituciones a todos los niveles tienen una responsabilidad clara y un amplio margen de acción contra las mismas, incidiendo en la educación, la prevención, la convivencia, la cohesión social, la sensibilización y en el diseño de ciudades «vivibles y feministas» donde las mujeres ejerzamos nuestro derecho a vivir en libertad.

Es una cuestión de voluntad política, es una cuestión de demostrar que más allá de las declaraciones y condenas (imprescindibles pero siempre insuficientes) hay más herramientas que se deben poner en marcha y la principal es dotar de mayor presupuesto a la lucha contra las violencias machistas. Ahí se demuestra dicha voluntad.

Así que este año volveremos a las calles porque no vamos a renunciar a que sean de todas a todas horas; porque nuestras vidas y dignidad están en juego. Y porque ciertamente, nosotras SÍ sabemos de lo que hablamos.

Nos vemos en cualquiera de estas citas el lunes 25 de noviembre:

Bilbao: 18:50 en SAGRADO CORAZÓN

Donostia: 18:30 en EMAKUMEEN ETXEA

Gasteiz:19:00 ANDRA MARI PLAZA

GORA BORROKA FEMINISTA!

Publicado por

Carmen Muñoz

Feminista. On Fire!

Un comentario en «#25N: El silencio se ha acabado»

Responder a Marta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *