Chupa y calla!

Comienza con el verano el festival sangriento de asesinatos machistas: que cuatro mujeres hayan sido asesinadas en 3 días solo pone en evidencia el nivel de tolerancia que esta sociedad tiene con la No puedo dejar de preguntarme qué pasaría si este nivel de crímenes hubiera sido cometido contra los hombres. Nunca lo sabremos porque nunca se permitiría que ocurriese.

Mientras, 27 mujeres han sido asesinadas este año, y también dos menores,  porque si hay que llevarse todo por delante, los asesinos lo hacen. Lo que ocurre es que muy a menudo se olvidan de que ellos son los primeros que si quieren pueden acabar con su vida, la suya propia. Se les olvida tanto, que primero arremeten contra las mujeres, porque son suyas, porque son unas putas, porque han decidido ser las dueñas de sus vidas, porque les han denunciado o porque han tenido el coraje de decirles que ya no les aguantan más… y luego, si eso, se quitan ellos la vida de pura cobardía.

Estos datos son más que alarmantes y no sé, tal y como decía en mi post de hace unos días, cómo no nos hemos echado a las calles… Este sistema patriarcal tolera hasta tal punto los asesinatos machistas que nos tiene adormecidas en un punto en el que ya corre peligro de normalizarse: llegan las fiestas y “estas cosas” pasan. Y eso asusta… ¡y mucho!

Y así con el verano se abre la veda (más si cabe) de las agresiones, de las violaciones, de los tocamientos, de la invasión de los espacios, y ya ven que más que a menudo, de los asesinatos. Ojalá se parara el reloj pero me temo que no va a ser así. O lo peleamos en las calles y en las instituciones o la lista negra seguirá creciendo.

Mientras, no se preocupen que siempre hay con lo que divertirse. Como las Manadas con las violaciones (ya no sólo en Sanfermines) o los asquerosos toca culos y toca tetas; o los indeseables sinvergüenzas que te sueltan una hostia a la mínima de cambio, y ¿cómo no? ese clásico del verano que son las txapas que luce la peña haciendo gala de lo graciosos que son, con lemas como Chupa y calla”, “Aquí mandan mis huevos”, “Tu culo será mío”, “Tú sigue leyendo mientras yo te miro las tetas” o “Llevo la bragueta abierta”. Toda una sinfonía de machistadas que se siguen comercializando y comprando a pesar de que están prohibidas. Sí, seguro que a ellos les hace gracia, aunque no tiene ni la más mínima;  primero porque son repugnantes y nos ofenden a todas las mujeres y segundo porque para mí, quienes llevan esas txapas son agresores en potencia.

Llega el verano, y llegan las fiestas y los festivales pero con un lema muy, muy claro: #NoEsNO #EzBetiDaEZ. Habrá que tatuárselo a muchos en el cerebro.

¿Puta barata?

Si apenas hace diez días pedía un “poco de por favor” a los machirulos para que midieran sus palabras y se cortaran un poco a la hora de verter insultos a las mujeres, desde mi post “Desnudas más elegantes”nos desayunamos con otro alcalde que se suma al de Málaga, Valladolid y Granada,insulta a la portavoz del PSOE en Castilla La Mancha llamándola [Enlace roto.]

DESMADRE MACHISTA

Llega el verano y por tanto el desmadre machista. Es como si el calor fuera sinónimo de luz verde para la incontinencia verbal de algunos cargos públicos que, incapaces de contenerse, se desmelenan con lo mejor de su repertorio. Siempre lo digo, cuando la sangre se concentra en el órgano con el que no se piensa, toda actividad cerebral desaparece y la verborrea de los machirulos alcanza niveles insospechados. Y el nivel como ven, va subiendo… este alcalde del PP de un pueblo de Cuenca, llama puta a una mujer y encima se jacta en FaceBook de “no querer callarse porque no le apetece”… y aquí paz y después gloria.

TWT PUTA BARATA

La machirulez campa a sus anchas estos días de Julio y no conformándose con las agresiones verbales furibundas, hace estragos en fiestas, bares y por supuesto, dentro de las casas. Así, este mes de Julio está siendo nefasto para nosotras: cinco mujeres asesinadas por la violencia machista en 15 días: quemadas vivas, apuñaladas, apaleadas, asfixiadas… En lo que va de año, 22. A día de hoy, quedan tres casos por investigar, que podrían elevar a 25 las víctimas hasta mediados de julio. Empieza a ser el pan nuestro de cada día, y lo peor es que corre el riesgo de convertirse en una sordina de fondo, y que al final nadie le preste atención.

LAS CAUSAS 

La verdad es que sería muy simple afirmar que todo esto es efecto del calor. En el caso de la violencia machista, el forense Miguel Lorente lo argumenta muy bien, desmintiendo esta creencia popular, y lo explica en torno a dos ejes: la convivencia y el control: “Hay dos factores: el hombre convive más tiempo con la mujer. Y, en los separados, el cambio en las rutinas de ellas intensifica el control de ellos, los enerva”.

En el caso de las agresiones sexuales en fiestas donde tocar el culo, las tetas y todo lo que se ponga por delante que si pertenece al género femenino pasa a ser automáticamente de “consumo popular masculino”, es una demostración sangrante de que la desigualdad pervive y que desafortunadamente las generaciones más jóvenes no están haciendo mucho por combatirla.

PUTAS, TETAS Y CULOS

Tratar a las mujeres de putas, violarlas, sobetearlas, y en último caso asesinarlas, es el exponente de una sociedad enferma donde las mujeres siguen siendo ciudadanas de segunda y la evidencia de que no tenemos los mismos derechos ni consideración social que los hombres. Mujeres libres, empoderadas, que se desnudan, que hacen lo que les da la gana y sobre todo, se acuestan con quien les da la gana, no gustan nada y para algunos por supuesto, es motivo de agresión de cualquier tipo.

https://www.youtube.com/watch?v=nEYdZ1mjpwo[/youtube

!Ay Diosas del Olimpo! (por hacer un guiño solidario a Grecia), cuánto camino nos queda por recorrer, cuántas bocas que tapar y cuantas manos manchadas de sangre que condenar. Y eso que el verano no ha hecho más que empezar… Atentas!