DOS MUJERES DE BANDERA

Viernes 9 de junio de 2017

KARMELE GOÑI

Karmele GoñiFalleció el miércoles Karmele Goñi. Este periódico le dedicó dos páginas con su biografía, por lo que no insistiré ya que, el reconocimiento como Ilustre de Bilbao, premio Lauaxeta y Fundación Sabino Arana amén de sus trabajos etnográficos y de recuperación del euskera hablan de su ingente labor.

Yo solo apuntaré algo de lo que nadie hablará y fue su paso por aquel conflictivo Bizkai Buru Batzar de 1977 y que mal duró hasta 1979. Y allí le conocí de cerca y vi su personalidad de mujer combativa y sensata. Y eso que no eran tiempos fáciles. Había fallecido Ajuriaguerra en 1978, se discutía la Constitución y el Estatuto y preparábamos el regreso del exilio del Lehendakari Leizaola y todo eso con una bronca continua entre los que se denominaron Ormacistas y los que de alguna manera estaban con los diputados en Madrid.

Fueron dos años duros para ella que venía de la cultura y la investigación y que ante aquellas sesiones del BBB en el piso que tenía el PNV en Iparraguirre 39 eran para volver a casa con un dolor de cabeza sideral. Al final, nos expulsaron a ella, a Irisarri, a Garay y a mí, en el último minuto, escarceo que fue sobreseído por el siguiente BBB presidido por Xabier Arzalluz en su primera sesión.

Con el tiempo y la enseñanza que da éste, nos reunimos todos en el batzoki Larrazabal, aquellos que nos habíamos enzarzado en nimiedades, e hicimos las paces, comimos opíparamente, y se le dio carpetazo a aquellos enfrentamientos que tanto nos debilitaron y ,a raíz de aquel encuentro las relaciones fueron magníficas hasta el punto que a Txomin Saratxaga no le ha dado tiempo de convocar una comida de reconocimiento a Karmele por su Ilustre de Bilbao.

Natural de Tolosa, siempre me hablaba de su tío el alcalde de esta Villa y presidente del EBB, Doroteo Ziaurritz y de como tenía que ir a conocer Zerain, muy cercano a su villa natal, donde me decía que en tiempos de guerra había habido una antena con soldados alemanes. Casada con Txema Mugica, le vi la última vez cerca de la Alhondiga paseando con su hija. Le dije que en una de sus salas se proyectaba una película de Aguirre y allí estuvo feliz recordando cosas.

Se nos va una pionera, una luchadora, una mujer culta y sensible que deja huella. Goian Bego.

MARI ZAGALA DE CARRANZA

Entierro Mari CarranzaTambién de Tolosa, aunque su padre era alsaciano, fue una mujer referencia en el Centro Vasco de Caracas ya que presidió Emakume Abertzale Batza y estuvo casada con Fernando Carranza Iza, delegado del Gobierno Vasco en el exilio y sostenedor con sus aportes económicos de aquella Institución. Fue asimismo en Barcelona secretaria el ministro Manuel de Irujo y mujer que conoció a todos los lehendakaris hasta llegar al Lehendakari Ardanza que pasaron por su casa y degustaron su buena mano para la cocina.

Habida cuenta que sus hijas Maite y Mirentxu querían que sus aitas reposaran juntos en el cementerio familiar de los Carranza en Portugalete, el burukide Joseba Aurrekoetxea se ha esmerado en que todo fuera llevado a cabo de manera perfecta como así ha sido. Los de Portu son gente muy de Portu y tiene la consigna interiorizada de que no hay nada como Portugalete y como Fernando lo era, allí hemos estado en su histórico cementerio con Andoni Ortuzar al frente, Aurrekoetxea, el P. Mikel de Viana, un jesuita vasco venezolanos que ha rezado el responso, vascos que han vivido en Venezuela como Joseba Bilbao, Josu Rekalde, Edurne Atxurra, Pello Gorriz, Uxue Díaz de Rekarte y miembros de la Junta Municipal del PNV de Portugalete.

Por parte de su hija mayor Maite ha estado ella con su hijo y nieto que habían llegado la víspera de Catalunya, con paradita en Tudela, donde viven y donde falleció Mari a punto de cumplir 104 años y por parte de Mirentxu, la hija que vive en Austin (Texas), su hijo con su esposa y dos críos pequeños y su hija.

Antes del entierro una pareja y un txistulari les han interpretado y bailado el aurresku y tras el Agur Jaunak se ha procedido a la inhumación.

Terminada la ceremonia hemos ido al batzoki de Portugalete donde la Junta Municipial les ha ofrecido un txakoli y unos pintxo que no tienen ni en USA, ni en Barcelona.

Por la tarde eran de ir al Palacio de la Diputación para que los nietos vieran el cuadro de otro Fernando Carranza, abuelo de ellos y que había sido presidente de la Diputación de Bizkaia.

Ha sido un acto sencillo, emotivo, necesario y de justicia. G. B. Carranza-Zagala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *