Con el hijo no hubiera habido transición

Sábado 11 de enero de 2020

Hay un personaje del actor-cómico José Mota que le dice a uno de sus amigos. ”!!!Tonto, que eres Tonto!!!! Y lo repite varias veces. Si me hubiera tocado subir a la tribuna me hubiera gustado decírselo desde la distancia de tres metros esto al hijo de Adolfo Suárez que cuando hablaba un orador/a que no le gustaba le daba la espalda. Es lo que hemos visto en la televisión y en esta composición muy lograda que habla por sí misma y que circula por las redes.

No se puede ser más tonto, menos político, menos demócrata, menos hombre de centro que lo hecho por este niño mimado que dijo en una entrevista que el trataba muy bien a su servicio doméstico, que en Toledo lamentó el asesinato de un guardia civil y lamentaba que ya no podría comer sus queridas cebollas de Soma de Langreo, y que es un metepatas de libro que si no se hubiera apellidado Suárez para rato estaría chupando de la piragua como lo está haciendo desde la mesa del Congreso porque allí donde ha ido, salvo en lo de cazar, el hombre ha fracasado, desde tratar de ser militar a un buen abogado con bufete. No da para más, aunque se casara con la hija del ganadero Samuel Flores y el braguetazo le ha cundido.

La foto que corre en las redes habla por sí sola. Ahí están saludándose el secretario general del movimiento de Franco, que lo fuera hasta que el dedo del rey, que puso allí Franco, le designara presidente y que al ser elegido en junio de 1977 comenzó a ejercer como presidente democrático, cosa que no le gustó al dueño del dedo mágico designador. Pero el caso es que aquí está dándole la mano a la quintaescencia del mal, la secretaria general del Partido Comunista de España Dolores Ibarruri, tras volveré ésta del exilio y ser elegida democráticamente diputada.

¿Se imaginan que Adolfo Suárez padre hubiera hecho la niñería de Adolfo Suárez hijo?. Desde luego hubiera habido de todo menos aquel insuficiente desmontaje democrático del tinglado autoritario.

La gente joven, que no conoce estas historias ya que no salen en los medios, aunque si en las redes, deben saber que el padre, que no era precisamente un demócrata al uso, se portó como un demócrata porque era un tipo valiente y listo, pero que el hijo, que vive del nombre y apellido del padre está más en la línea de Vox que de un partido democrático. Suárez Illana, que además le quiso quitar el ducado de Suárez a su hermana es como un pollito. Cada pasito, una cagadita.

Desde luego con tipos como éstos tendríamos todavía a los generales marcando el paso. ¡Y eso que le gusta torear!.

Pues vaya con el yerno de Flores!!!

Un comentario sobre “Con el hijo no hubiera habido transición”

  1. Al leer tu titular creía que te referías a otro hijo, el «preparao», con el que tampoco habría habido transición. Parece que éste está menos disperso por las comisiones que su padre, el «campechano», al que lo único que le importaba era donde hacía la siguiente «batida» y no sólo de elefantes.
    Con respecto a la saga Suárez, siempre certero, Iñaki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *