El debate de las basuras domésticas ya lo hizo Bizkaia en 1995.

Miércoles 19 de febrero de 2020

No oigo más que hablar de Vertederos, responsables de esto y aquello, dioxinas y furanos tras la tragedia de Zaldibar mientras me llama la atención esa insistencia en preguntar al personal  por la calle  si está asustado y si respira bien, cuando la Sra. Begoña Jiménez del Consejo Superior de investigaciones Científicas dice y repite que no hay el menor atisbo de riesgo para la población. ¿Qué va a decir un peatón al que previamente se le ha asustado?.

Ya sé que el Corona Virus, la suspensión del partido Real Sociedad-Eibar y el decir que no se abran las ventanas asusta a cualquiera y eso es comprensible, aunque hay mucho cuervo que merodea los vertederos como buscando que a alguien le dé un patatús para llevar su bolsa de basura ideológica a su contaminado molino.

No, no hay el menor peligro y ese anuncio de las ventanas, lógicamente la prevención es un valor, ha asustado más al personal que un chino con mascarilla, aunque ahora vemos vascos con mascarilla, pero por otras razones y no precisamente medioambientales y de salud.

Pero conviene poner en perspectiva las cosas y recordar hechos porque en este totum revolutum se dicen muchas majaderías, siendo lo único importante la pérdida de dos vidas humanas.

Recordemos:

No tengo para olvidar que en enero de 1996 se celebró en Gernika un pleno monográfico, el tercero en su historia, para debatir el primer Plan Integral de Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos que salió aprobado con el 85% de los votos a favor, con los votos en contra de la entonces HB, IU, EA e Iniciativa Ciudadana. Normal.

Se oponen a todo avance y eran y son partidarios de los vertederos y del puerta a puerta.

A raíz de aquella iniciativa se puso en marcha la política de la llamada “Escalera Jerárquica” que consiste en:

  • Reducir
  • Reutilizar
  • Reciclar materialmente y energéticamente
  • Vertido cero

Cuando en el 2003, aquella Diputación  finalizó su mandato había logrado pasar de un 2,8% de reciclaje material a un 25%.

No sé en cuanto está ahora, aunque la Unión Europea pide un 50%.

Estos son datos.

El plan tenía otra gran pata y era abordar de una vez y de manera europea  el tratamiento de esos residuos sólidos urbanos y para eso  se construyó, con el acompañamiento negativo de ETA y HB, la planta Zabalgarbi. La Incineradora que la IA abertzale decía. «Incineradora, un muerto cada hora».

No sé cómo estaríamos hoy en la actualidad si esta planta no se hubiera construido.

En ese período se cerraron  los vertederos de Amoroto, Getxo, Gordexola e Igorre y recuerdo que al de Jata se le pusieron halcones para combatir a las gaviotas que se acercaban peligrosamente al aeropuerto.

En Artigas está  el gran núcleo de gestión de las basuras domésticas  de  Bizkaia no solo con  Zabalgarbi, sino  con las plantas de compostaje y las diversas plantas que se ocupan de los residuos. La Diputación de Bizkaia puso en marcha todo este plan.

Ahora bien. El Gobierno Vasco tiene otras competencias. La Diputación, las municipales.

Y el Gobierno Vasco, ya se ha visto con la tragedia de Zaldibar tiene una gran asignatura pendiente que no es otra que  construir un gran vertedero o incineradora para los residuos industriales y los peligrosos.

Aquel intento  en 1984 de Lantaron  fracasó por HB y porque esa competencia es del Gobierno Vasco que no dio la batalla. 

En política te eligen para que hagas las cosas y aquel equipo de Bizkaia las hizo con creces.

Tengo que decir, además, que el Medio Ambiente, salvo al principio con Javier Lasagabaster y Maren Leizaola, nunca ha estado en manos del PNV. Ha estado en manos de EA, EE y del PSE, que nunca abordaron este tema.

Y es que la demagogia es fácil. Nadie quiere cerca una cárcel, un hospital, un lugar para emigrantes, y luego pasa lo que pasa.

Aquel equipo de la Diputación de Bizkaia lo hubiera sacado contra viento y marea como sacó Zabalgarbi. Orduña se ofreció a hacerlo.

También se cerraron aquellas incineradoras pequeñas y contaminantes de Bermeo y Aulestia y decenas de vertederos incontrolados.

Esta historia la viví yo en casa y le dejo a usted que saque sus conclusiones.

La noticia de hoy es que Josu Erkoreka, ha destacado este miércoles que el Ejecutivo hará una auditoria interna para ver si hay algún «aspecto mejorable» en lo que se refiere a la gestión de «la situación de emergencia» generada por el derrumbe del vertedero de Zaldibar, y poder diseñar estrategias «más seguras» para la gestión de las escombreras.

4 comentarios en «El debate de las basuras domésticas ya lo hizo Bizkaia en 1995.»

  1. No digo que no se haya hecho mucho en estas décadas. Pero hay que dar pasos más ambiciosos. Ir más allá. Nos lo exige Europa, pero también la cruda realidad.

  2. Quizás Solabarrieta nos podría dar lecciones a todos de cómo se abordan estas cuestiones, pero está en el banquillo.

  3. Si,y muchas.Mujer con coraje que se enfrentó a las amenazas de ETA y a toda la demagogia alrededor de ella.Nunca se lo reconocen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *