Pensionistas. Todo lo que toca Sortu, se pudre.

Viernes 21 de febrero de 2020

Hay noticias que pasan desapercibidas. Y sin embargo tienen su importancia porque son no solo hechos previstos sino que corroboran lo que ya algunos estaban diciendo. Todo lo que toca Sortu, se pudre.

Le ha pasado a EA en Bildu. Se la comió. Por eso hay que decir que estamos  no ante un movimiento de Bildu, sino de Sortu, el famoso partido comunista De las Tierras Vascas. El nombre se lo pusieron ellos. Y es un nombre que les hace justicia. Ya se sabe, para cualquier comunista que se precie, el fin justifica los medios, y ellos no podían tolerar que una legítima reivindicación no quedara bajo su manoseo y bajo su control.

La noticia es relevante y la trabajó A Diez Mon en Deia. Se veía venir. Un movimiento desde la base que aglutinaba a gentes de varias sensibilidades pero con un problema común eran capaces de unirse y demostrar que podían hacer visible una necesidad, una demanda y un  interés. El de unas pensiones justas.

Y lo estuvieron haciendo cada lunes y su imagen quedó grabada en la retina de toda Euzkadi y de toda España hasta que Sortu metió su zarpa y, a través de ELA y LAB, convocaron una huelga general, el pasado 30 de enero para ir fundamentalmente contra el gobierno de Urkullu cuando el Gobierno Vasco no tiene competencias en pensiones. Su beligerancia, su odio, no era la hoja de ruta del movimiento de pensionistas y ante el abuso sindical, el entrometimiento espurio de las gentes de Sortu, ya han empezado a crear una grieta en un movimiento modélico.

La grieta entre los pensionistas vascos aumenta día a día y la Plataforma de Barakaldo anunció que no participará en las reuniones del colectivo por el «control agobiante» que está haciendo EH Bildu de ellas. Siguiendo los pasos de otras asociaciones, la última que se descabalgó fue la de Santurtzi la semana pasada, los jubilados barakaldarras se mostraron muy críticos con la instrumentalización del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) por parte de la izquierda abertzale.

«Se ha instalado un pensamiento único que responde a intereses partidistas. Es lo que ocurrió con la huelga del 30 de enero, en vísperas de la convocatoria de elecciones al Parlamento Vasco», afirmó el colectivo de pensionistas de Barakaldo en un comunicado.

La huelga del mes pasado ha sido precisamente el detonante del cisma, que ya había registrado las primeras bajas a finales del año pasado y que ha perdido en una semana dos de sus organizaciones más numerosas. La Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Santurtzi anunció el lunes de la semana pasada que no volverá a acudir a las reuniones del Movimiento hasta que el grupo que ha tomado el control «rectifique» y se recupere «la unidad, la pluralidad» y la «autonomía» de las plataformas locales. Según denunciaron, las últimas votaciones «no reflejan la realidad del movimiento».

Por ello, tras pedir que nadie se atribuya «la representación de las y los pensionistas de Santurtzi, la plataforma de esta localidad de Ezkerraldea acordó no volver a acudir a las reuniones que se celebran en el edificio de la Bolsa en la capital vizcaina y centrarse en participar en las movilizaciones de su zona y «en cualquier otra que respete la pluralidad» y «decida todo por consenso».

«También acudiremos a las manifestaciones de Bilbao si están respaldas por las asociaciones que integran el movimiento de pensionistas y no aparecen símbolos radicales ni partidistas», subrayaron.

En la misma línea, la Plataforma de Pensionistas de Barakaldo anunció  que pese a ser parte del MPB «desde que se formó» dejará de participar en sus convocatorias hasta «que vuelva a funcionar como en sus orígenes», es decir buscando el máximo consenso.

En su opinión, la huelga del mes pasado y la necesidad de que fuera convocada por sindicatos «abrió la puerta a la entrada de siglas en el movimiento» y ha supuesto una ruptura definitiva de la unidad, explicaron desde el colectivo en declaraciones a DEIA.

«No se respeta la autonomía de las asociaciones y de las plataformas de los pueblos. Todas las comisiones de trabajo están supervisadas por la misma asociación -Pentsionistak Martxan, ligada a EH Bildu- y se imponen decisiones con mayorías que carecen de representatividad y legitimidad», afirmaron.

En este sentido, recordaron que la mayor asociación vasca de jubilados, Nagusia, ya decidió hace unos meses dejar de acudir a las concentraciones que se celebran cada lunes en Bilbao y que, desde entonces, la afluencia de pensionistas a esa movilización se ha reducido a la mitad. La huelga y el momento escogido para celebrarla ha terminado detonando la escasa unidad que quedaba después de que empezaran a resquebrajarse el movimiento.

Con todo, la Plataforma de Pensionistas de Barakaldo mostró su disposición a acudir a manifestaciones con otras asociaciones «siempre que sean unitarias, se respete la pluralidad y no haya ninguna intromisión sindical ni partidista».

4 comentarios sobre “Pensionistas. Todo lo que toca Sortu, se pudre.”

  1. Nueva avería de la autodenominada izquierda abertzale.

    Pero el asunto no viene de ahora.
    Hace ya algún tiempo, por hablar algo diferente del tiempo atmosférico en el ascensor con un vecino veterano, le comenté, que al ser lunes si iba a ir a la manifestación semanal.

    Me dijo que ya le habían tomado bastante el poco pelo que le queda.
    Que él y sus amigos, asiduos desde hacía tiempo todos los lunes, no iban a volver a ir, dada el absurdo intento de manipulación de la gran manifestación de pensionistas desviandose a Sabin Etxea, sede del Partido Nacionalista Vasco para no se sabe que, habiendo sido el único partido que había arrancado migajas del gobierno español, que es quien tiene la capacidad de moverse.

    Desde aquel dia, las manifestaciones ha sido cada vez más escasas y el postre lo ha puesto ese sindicato que sueña con ser grupo de presión política, con la fracasada huelga del día 30, mezclando churras con merinas.

    Es sabido que la autodenominada izquierda abertzale rompe todo lo que toca. Desde el Igarobide, el fantástico movimiento de jubilados y hasta la Selección Vasca.
    Y todo por intentar una y otra vez pasar por Sabin Etxea para intentar romper todo lo posible.
    Angelitos…

  2. Un tipo engolado y prepotente ,propietario de una consultora financiera decía hace unos días en DEIA que los pensionistas son muy insolidarios con los jóvenes y que al pagar sus pensiones se impide la creación de empleos bien pagados y se engorda la deuda pública española.
    Aparte de la ruindad moral que rezuma la ideología de este hombre (los actuales pensionistas han pagado con sus impuestos el llamado estado de bienestar de los ahora jóvenes, entre otras cosas) destila también una preocupante insinuación de selección biológica de los ancianos en función
    de su renta, algo parecido a lo que hizo Hitler con los enfermos mentales o con los «inútiles»en general.
    Mietras tanto consultores financieros sin escrúpulos asesoran a los ricos para evadir impuestos mediante complicadas ingenierías financieras.
    Esa gentuza sí que es insolidaria.

  3. Desde que vi en primera fila a Fray Tasio con su nueva teja, lo primero que pense ya se ha «jodido» la reivindicacion.
    Porzierto solidariadad para cotizar.
    Y yo para mi quiero el mismo incremento en cantidad y/o % que se le suba al que mas le suban.
    Las viudas son la mayor injusticia existente al cobrar el 60% de la jubilacion del marido, pero ojo señoras nunca dos pensiones, elijan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *