Ni cien horas

Martes 15 de septiembre de 2020

Suele ser normal que la oposición dé al nuevo gobierno cien días para poder opinar sobre lo que hace, y criticar lo que no hace o no gusta.

Eso ocurre en los países democráticos normales de nuestro entorno con sindicatos reivindicativos, sindicatos que no tienen vocación de ser un contrapoder político. No es lo que ocurre en Euzkadi.

Aquí al nuevo Gobierno, legítimamente ganador el 12 de julio de unas duras elecciones bajo una crisis sanitaria y económica, ve desafiada su representación por unos sindicatos que sólo buscaban el pulso político y marcar una estrategia de erosión desde el primer suspiro. Ni cien días, ni cien horas, ni cien minutos. Una huelga por la huelga y para no lograr nada.

Y ahora vienen los del minutero a decir que les ha seguido el 65%, mientras el gobierno lo cita en el 45%. ¿Y qué?.  ¿Esto que es?. Una carrera o algo tan serio como la educación del futuro de un país.

¿Qué han logrado?.

Si, sabemos que están ahí y que a algunos les importa poco la educación. Solo el contrapoder político.

Un enlace sindical me preguntaba airado si yo no sabía que ellos son elegidos y que existe el derecho a la huelga.

Sé las dos cosas pero denota el buen señor que equipara el sufragio universal secreto con garantías con una elección parcial y en el caso de ELA-LAB, elecciones orgánicas cuyos resultados están cantados de antemano. Como el el antiguo PRI. Se elegía un presidente por seis años y tras su mandato desaparecía de escena para siempre. ¿Alguien se acuerda de Etxeberria, Elorrieta y Muñoz?. Comparar pues una elección universal con una parcial describe una mentalidad.

Y sobre el derecho a huelga por supuesto doy partidario de ella así como decir que esta huelga ha sido un auténtico disparate. No confundir el derecho a huelga con esta desastrosa e inservible huelga.

¿Es tan difícil entender por la gente de buena voluntad?

7 comentarios en «Ni cien horas»

  1. El comentario de ayer vale también para el comentario de hoy.
    Tu comentario está pendiente de moderación. Esto es una “vista previa” , tu comentario estará visible cuando se “apruebe”.
    Podemos decir que : algunas frases de Anasagasti, son de sospechosa objetividad.
    Pues ayer este comentario realizado, en flipo ¿ y ustedes ?, no ha estado visible, es decir: eliminado.
    Espero que este comentario de hoy lo publiquen.
    Gracias

  2. Alguno de los manifestantes lo tuvo que pasar mal. Alguno de los obligados, por ser nuevos, a llevar la bandera, peor.
    A poco sentido común que tuvieran.

    Esta falta absoluta de responsabilidad en forma de huelga, ha quedado marcada a fuego en muchos miles de personas normales , que temen lo que viene en todos los aspectos.
    Ayudar a avanzar en un estado de pandemia y pérdida generalizada de empleo, parece el sentimiento de cualquier persona normal.
    Hacer una huelga general, no ayuda, sino todo lo contrario. Cualquier persona normal lo entiende.

    Lo anormal es creerse que vivimos en los tiempos de Facundo Perezagua y que las familias se tienen que abastecer unicamente en tienda de raya.

    Los sindicatos han quedado marcados tras esta huelga general que ha resultado ser absurda para cualquier persona normalmente formada.
    Con una obsolescencia galopante, anclados como están en el siglo XIX, estaban al borde del abismo y con esta huelga política, buscando sus propios intereses, han dado un paso al frente.

  3. Yo le pondría al socialista Alfonso Gil de Consejero de sanidad y de Educación a la vez.
    Como concejal de movilidad de Bilbao, él solito va a acabar con el cambio climático como nos recuerda cada día en la prensa.
    Así que le veo totalmente capacitado para diseñar y ejecutar todas las soluciones a los problemas de seguridad por el bicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *