La pausa como elemento a valorar. 8×02

Siguiendo con la filosofía del post anterior, os dejo la canción antes del texto para escucharla según lo leen, si os apetece lógicamente. Es gratis, que es una mierda, pero no te cobran. Algo que por ejemplo no pueden decir los del Mc Donalds.

Hoy voy a tratar un tema, que no afecta a todos. La merma de rendimiento por efectos externos. Entiendo efectos externos, todo lo que no sea el entrenamiento. Lógicamente si no entrenas, se produce una merma en el rendimiento… Desde cambios en el trabajo, menos tiempo para entrenar, el paso inexorable del tiempo, cambios personales…

Vaya por delante, me gusta ir de frente (así he cobrado tantas veces), que no soporto ni a los coach de garrafón, las tazas esas de que la vida es de puta madre, los de si la vida te da limones haz limonada… y mi favorita: sal de tu zona de confort. Por eso no me gustaría caer en ese perfil.

No se si estoy en plena crisis de los cuarenta (física y psíquica) o se me ha caído de golpe el edificio. Es cierto que los deportes que se tratan en este blog (atletismo, triatlón, ciclismo…) son muy honestos. Tanto entrenas, tanto rindes… pero llega un momento en el que esos caminos no discurren paralelos. Tanto entrenas, no mejoras… y eso es duro. Sigues y sigues, pero la cosa no mejora. Y es duro de asumir, yo creo que ya he pasado el duelo, pero es duro.

No voy a entrar en aspectos médicos, por razones obvias, pero esto acaba llegando, antes o después. Y quedan tres opciones o más…no sé. Bajar la bandera y dedicarse a hacer deporte salud, que es la más inteligente y la que nos va a permitir estar haciendo deporte durante más tiempo. La segunda, reducir la carga de entrenos, aprender a cuadrar vidas, descansar más…asumiendo que te vas a hacer amigo del coche escoba, la cual me parece una opción muy lógica. O la tercera, luchar contra los elementos…  y entrar con todo… la peor opción.

En mi caso personal, y este es el meollo del post, he pasado por las dos primeras para acabar en la tercera. Hay gente que sabe que no es lógico lo que hace, pero no le vale otra forma de hacerlo… yo en esta nueva época voy a tener que dar un giro más de tuerca, no entrenar más, porque si algo me ha enseñado la vida es que hay prioridades y no voy a quitar más tiempo a mi familia. Pero si entrenar mejor, recuperar mejor, comer mejor, descansar mejor…hacer todo mejor. Si no cuentas con las mismas armas que antes, las pocas que tienes han de ser más eficientes…te quedan menos disparos para andar disparando al aire.

Dando también un paso más, en un aspecto muy importante…la psicología. Vas a hacer todo lo que puedes, pero seguramente los resultados no serán los de antes. Seguramente no, seguro!!. Lo importante en esta vida es saber las cosas…nos pasa mucho a los feos, pero una vez lo sabes y lo asumes, afrontas la vida con otra actitud. Y sobre todo no comprarse: no comprarse con tu yo del pasado, con tus amigos, con tus rivales, con… cada uno es un mundo.

Hay veces que el cuerpo y le mente te piden pausa. En este caso has de tomar una decisión. Sin más, divagaciones…

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *