9×06. El poder de la motivación. Planificación anual.

¿No os parece que el cerebro es asombroso? Llevaba dándole vueltas a correr las 200 millas de Tailandia desde que me invitaron. Ya lo he dicho y lo repito, hoy no tengo ni la certeza de ir ni menos acabar. Hoy diría que imposible. Pues aún y con todo…desde que lo dejé plasmado en el blog, siento que he dado un paso. Un paso al frente y que en mi cerebro ya se ha instalado la idea de que en diciembre del 2021 vamos a correr 200millas. Una vez expuestas las posibilidades, previamente, también he de decir que cuando suelo llegar a este punto, no suelo ir para atrás… pero a día de hoy lo veo imposible. Aún así: tengo un plan.

Quedan 15 meses aproximadamente. Los anteriores retos los he preparado con 3 meses de antelación. Cierto es que empalmaba “retos”. Ahora mismo no se ni dónde estoy, ni cuanto me faltaría para llegar al objetivo. Parto de la premisa de que parto de cero.

La idea de este 2020 era correr un ultra de 100km. Algo que como es lógico no ha podido ser. Antes del confinamiento tenía trazado otro plan… una vez acabada la temporada de cross iba a meter volumen poco a poco… plan que se truncó. Me pasé el confinamiento haciendo rodillo, todos los días. Y una vez que dejaron salir a correr por la mañana, todos los días. Forrest Gump style. Cuando ya se pudo salir del municipio lo simultanee con la bici y cuando se pudo nadar, con la natación. En julio, paré un poco y en agosto he vuelto a darle caña…Hacer he hecho, pero sin una idea, por si en algún momento me surgía algo como esto, no pillarme en el sofá.

La idea es muy simple… intentar correr un ultra de 70km otro de 100km y otro de 100 millas…antes de diciembre. Que podría ser, Ultra Trail de enkarterri, las Basque Ultra Trail series y Ehun milak… y dejar de septiembre a diciembre 2021 para entreno especifico de las 200 millas.

El entreno de las 200 millas no es muy complicado: correr y correr. Yo he tenido la suerte de rodearme de gente que sabe más que yo, y he aprendido a entrenarme. Mi idea es meter también mucho volumen de bici. Como no se puede estar 15 meses corriendo, porque te vuelves loco, aprovecharía otras carreras cortas a modo de entrenos de calidad… Porque, y esto lo hablaremos otro día, para correr un ultra no solo hay que entrenar al trote cochinero…

Poco más, el tener un objetivo hace que me mantenga vivo. Que no pare de entrenar. Algo que me resulta raro, porque llevo ya tiempo entrenado con cierta consistencia, pero no veo que sean volúmenes propios de una carrera así, luego veo que faltan 15 meses y de dónde vengo y me quedo más tranquilo. Me quedo más tranquilo, porque tengo la sensación de que aún puedo más…eso quiere decir que estoy asimilando los entrenos poco a poco. Eso y que tengo 40 años, hace 10 hubiese pasado a doblar el volumen y hubiese acabado tostado.

También lo dije en el anterior post… si no sale esto adelante, haré otra cosa… si a mi lo que me gusta es estar motivado, mirar entrenos, alimentación, material…

La imagen puede contener: texto

En próximos posts hablaremos un poco de los tipos de entrenos para esta fase que va desde septiembre a diciembre. Objetivos que quiero conseguir, planes…

Publicado por

Iker Martín Urbieta

Deportista a media jornada. Contacto: iker.martin@gmail.com Follow me: @ikermu21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *