Tortilla paisana

kokina 1

Tremendo bajón.  Nuestra “Kokina” que desde su llegada a estas tierras coincidiendo con las fiestas de Bilbao de la mano de “Poulette” (nuestra ponedora favorita), no se ha perdido ninguna propuesta del programa festivo, anoche llegó a la granja con un gran disgusto tras asistir en el fin de fiesta a la quema de Marijaia.
Hemos tratado de explicarle que Marijaia se despide así todos los años:  a lo grande,  para renacer el año que viene con más fuerzas, … y aunque parece que con esto se ha tranquilizado un poco, es ver una cerilla y aún se le ponen las plumas como escarpias.
Jet lag, kalimotxo, juerga, diversión, … todo ello seguro que ha hecho mella en ella,  así que tras servirle un espectacular desayuno (sobre una rebanada de pan de pueblo, una exquisita tortilla paisana y un buen vaso de leche de soja calentito con unas cucharadas de miel), la hemos aconsejado descansar.
“Poulette” nos ha acercado un par de huevos para la tortilla y es la encargada de velar el sueño de “Kokina”.
Nos comenta que ahora mismo, “Kokina” está roncando la mar de feliz.
¡ Arde Marijaia !  ,… que susto.

INGREDIENTES:

2 Huevos.
Espinacas.
Chorizo.
1 Patata.
1/2 Cebolla.
Mahonesa.
Aceite.
Sal.

ELABORACION:

En un bol echar los huevos y batir bien.  Echamos un chorrito de agua y batimos nuevamente. (Este truquito se puede hacer con leche también, así no comemos tanto huevo y tenemos más cantidad, que en algunos casos como este nos vendrá fenomenal, porque tenemos que hacer tres tortillas).

  • Tortilla de patata.

Pelar y cortar la patata y la cebolla.
Poner la sartén con un par de chorretadas de aceite, cuando esté caliente echar las patatas y la cebolla.
Sazonar y estar pendiente, dando la vuelta al contenido para que se vaya haciendo bien.
Cuando esté a nuestro gusto, escurrimos bien el aceite y echamos la mezcla al huevo.
Hacemos la tortilla y al plato.  La pintamos la parte de arriba de mahonesa.

  • Tortilla de chorizo.

Cortamos unas rodajas de chorizo o desmigamos un trozo quitándole previamente la piel.  Cuando tengamos la sartén caliente, echamos el chorizo, lo removemos en la sartén para que suelte la grasilla un par de vueltas o tres y echamos el huevo batido.  Damos forma a la tortilla y al plato, colocándola encima de la de patata.  Pintamos la parte de arriba de mahonesa.

  • Tortilla de espinacas.

Retiramos bien el agua de las espinacas.  Manchamos la sartén con un poco aceite y cuando esté caliente, incorporamos las espinacas y les damos un par de vueltas.  Ahora echamos al huevo batido que nos queda y vamos dando forma a la tortilla.  Cuando esté la retiramos y la colocamos encima de la anterior.  Pintamos en la superficie de mahonesa y ya está.

El orden de las tortillas no altera el gusto final.
A mí me gusta poner a los pies, la de patata, porque es la más consistente, el chorizo en medio, porque le da una nota de color y la de espinacas encima, porque me la presenta con un toque más sano y energético (que se lo digan a Olivia, como se ponía Popeye cuando se daba un chute de espinacas).

Bueno, lo dicho, espero que os salga muy rica y que la disfrutéis mucho.  Mientras aquí me quedo tutelando a las kirikis

GALERIA DE IMAGENES:

Tortilla de patata.
Tortilla de patata.
Ponemos encima la tortilla de chorizo.
Ponemos encima la tortilla de chorizo.
Y por último, la de espinacas.
Y por último, la de espinacas.
Kokina descansa tras el susto.  Poulette, a su lado.
Kokina descansa tras el susto. Poulette, a su lado.

TORTILLAS CON ENCANTO

“Poulette” nos presenta:

2013-06-28 19.37.25

TORTILLAS CON ENCANTO, un recetario que iremos creando y que recogerá  todo lo que con un par de huevos bien batidos podemos ser capaces de ofrecer.

Poulettenuestra ponedora favorita, será la encargada de proveernos de la mejor y más fresca materia prima.

Licenciada en ciencias económicas y empresariales, trabajó durante muchos años en el mundo de las finanzas.   Hace cuatro años le sobrevino una crisis personal cuando fue consciente que  con la experiencia adquirida donde más podía aportar era en el campo de los pesticidas.  Decisión arriesgada en estos tiempos, pero nuestra Poulette abandonó los estados financieros (tiene unos huevos!!!) y se vino al campo, donde consiguió olvidar con gran esfuerzo todos sus conocimientos.  Hoy día lidera una cooperativa corral, limpia de parásitos y con muy buenos resultados.  Acaba de auditar el ejercicio 2012 y los datos  no han podido ser más positivo.  Nuestra Poulette es una gallinita muy féliz.

Así que dispuestas ya nuestras damas las ponedoras, dejemos que estén tranquilas y amén de ponerlas algún fondo musical con algún hit parade de kirikís, se me ocurre mientras que empollan y con ánimo de que no se nos aburran, sugerirles algunas novelitas: “Gallo y yo” (del gallo Jose Ramón Jiménez), “Los pilares de la Granja”, (del gallo Ken Follet) y “La sombra del Gallo”  (éste de corte erótico, en tres tomos y curiosamente de una gallina, …Erika Leonard James).

Refrenarse con títulos como “Rebelión en la granja”,  dado cómo están los tiempos, no vaya a ser que nuestras gallinitas se nos  vuelvan reivindicativas,  empezando a cacarear indignadas y nos quedamos sin nuestro par de huevos.

 

Queda inaugurada la nueva entrada.