Tosta de tortilla paisana en pimiento con crema de mahonesa con crujientes de verdura

Tosta de tortilla paisana en piimiento sobre crema de mahonesa con crujiente de verdurasEsta mañana, de la mano de la verdura más pasota de la huerta (que en principio tiene fama de que le importa todo un poco lo mismo), … se nos ha llenado de una farsa deliciosa y ha sido el responsable de que se cuaje muy bien nuestra receta.
Mezclado bien con los huevos, han saltado a su interior bien fritos (sin prisa, es decir pochando) la patata, la cebolla, las espinacas y el chorizo, lo que vienen siendo los ingredientes de una excelente tortilla paisana …, incluso cuando han vuelto de nuevo todos a la sartén bien repantigados en el pimiento, nuestra paisana iba con una txapela de lo más elegante.
Luego, mezclamos la mahonesa con unos crujientes de cebolleta y pimientos y nos ha quedado una crema deliciosa.
Ha llegado el fin de semana y aquí no perdonamos, siempre iniciamos el día con una tosta deliciosa y espero que esta propuesta os guste .
Delantal y empezamos.

INGREDIENTES
pimiento pat copia_Fotor

Tosta de tortilla paisana sobre crema de mahonesa y crujientes Collage_Fotor
Para la tortilla
2 pimientos italianos
3 huevos
2 patatas medianas
1 cebolleta
50 gr. de espinacas
Chorizo (al gusto)
Sal
Aceite de oliva

Para la crema
1 cebolleta
!/2 pimiento
Pimienta negra molida
4 cucharadas de mahonesa
Sal
Aceite de oliva

ELABORACIÓN

Tosta de tortilla paisana sobre crema de mahonesa con crujientes Collage_Fotor
Preparamos la tortilla
En una sartén calentamos aceite y cuando esté caliente echamos la patata picada y la cebolleta.  Sazonamos y cuando coja un tono dorado bajamos el fuego y que se vaya haciendo poco a poco unos 20 minutos.
Tenemos las espinacas cocidas y unos minutos antes de retirar la sartén las incorporamos y mezclamos.  Probamos, rectificamos y pasamos por un colador para retirar el aceite.
En la sartén caliente, ponemos dos minutos el chorizo cortado, retiramos y reservamos.
En un bol batimos los huevos y añadimos las patatas, la cebolleta y las espinaca que tenemos reservadas y también el chorizo.
Mezclamos bien y reservamos.

Preparamos los pimientos
Cogemos los pimientos, limpiamos, cortamos los rabitos y despepitamos el pimiento.
Colocamos en unos vasos largos para poder meter la farsa con facilidad ayudándonos de una cucharilla.
Rellenamos los pimientos y a la sartén que estará con aceite bien caliente.
Colocamos los pimientos y vamos girando para que se haga bien por todo su entorno y que nos cuaje la tortilla.
Retiramos en una fuente, esperamos dos minutos a que atempere y cortamos en rodajas.

Preparamos la crema de mahonesa
Cortamos pimiento y cebolleta muy bien picadito y freímos con aceite bien caliente para que se toste.
Sacamos, desengrasamos, echamos un toque de pimienta y mezclamos con la mahonesa.
Reservamos.

Sobre la tosta untamos la crema de mahonesa y encima vamos colocando las rodajas de tortilla que tenemos preparadas.
Rociamos un toque de aceite y a comer.
Tosta de tortilla paisana en pimiento sobre crema d mahonesa con crujiente de verdurasTosta de tortilla paisana en pimiento Collage_FotorPimiento relleno de tortilla paisanaTosta de tortilla paisana en pimiento con crema de mahonesa con crujientes.

Pastel de espinacas con pollo

Pastel de espinacas con pollo_FotorSi Popeye levantase la cabeza hoy declaraba fiesta en su hogar pues seguimos con las verduras de temporada y hoy le ha tocado el turno a la que más alardea de fuerza dentro de todas estas hojas de huerto.

Pero curiosamente se trata de un mito erróneo dado que durante muchos años se creyó que la proporción de hierro en las espinacas suponía 35 miligramos por cada 100 gramos. Con estos miligramos en el mundo de la verdura, la espinaca más que sacar pecho tenía coraza por las cifras y lo que nos parece inexplicable es que con estas cantidades de mineral  como a nadie no se le ocurrió simultanear la explotación de las minas con unos grandes huertos para abastecer a la industria siderometalúrgica. Todo parte de Erich, de los von Wolf, alemán (que hay que deciros todo), estudioso del paraíso Popeye que tuvo un error y se lió con la coma (estaría con hambre) y en vez de registrar 3,5mg que era el hierro real que tenían estas maravillosas hojitas, pues puso 35 miligramos y se quedó tan fresco. Esto fue en el año 1870 y hasta 1937 nadie lo corrigió.
Para entonces ya andaba Popeye soltando guantazos a Brutus en la creencia que dicha fuerza le llegaba de las raciones verdes que se engullía, … pues porque Brutus no era muy listo, porque tras esta certeza que ahora tenemos, le da por defenderse y nos empotra al “anclitas” con pipa y todo. Pero reflexionemos, tras esta revelación queda claro que los alemanes cometen errores ¡parece mentira! y ´¿por qué no nos han contado que le hacía Olivia a nuestro marino para que estuviese tan desbocado?
Bueno, quitemos un poco de hierro al asunto y disfrutemos de este pastel con pollo que me lo he comido ya y está delicioso.
Ahora toca el delantal y empezamos.

INGREDIENTES  (para 2 personas)
pastel de espinacas ingredientes_Fotor
½ bote de espinacas cocidas.
2 salchichas de pollo
Aceite de oliva virgen extra.
Pimienta
1/2 cucharilla de pimentón

ELABORACION
Colocamos las espinacas sobre un colador para que escurran bien.
Ponemos la sartén a calentar a fuego fuerte y echamos un chorrete de aceite.
Incorporamos las espinacas y rehogamos bien bajando la temperatura.
Echamos un toque de pimienta, sal y seguimos removiendo para que se doren un poquito.
Cuando estén a nuestro gusto, sacamos y reservamos.

Preparamos las salchichas en la parrilla o en la sartén hasta que estén hechas.
Sacamos y cortamos en rodajitas.
Mezclamos las espinacas con las salchichas troceadas y las ponemos en el bol que nos va a servir de molde.
Reservamos la punta de la salchicha que será la guinda del pastel.

Giramos el molde utilizado y ahí tenemos nuestros exquisita propuesta.

En la sartén echamos una cucharada de aceite, dos cucharadas del caldo escurrido de las espinacas, 1/2 cucharilla de pimentón y rehogamos bien todo al fuego.
Esta salsita se la echamos por encima al pastel y luego con unos germinados (de rabanito y ajo hemos puesto en casa), o cebollino bien cortado (hemos puesto un par de ramitas), o huevo cocido o lo que nos apetezca adornamos, lo presentamos bonito y a comer.
Puedes dejar preparado el pastel en la nevera y unos minutos antes de servirlo le das un “calentón” rápido en el microondas.
Tras la historia contada y los interrogantes que nos han surgido de nuestra discreta Olivia, apuesto por denominar a este calentón, el “toque Olivia”.
Un beso a mi madre, que tiene un nombre precioso.
Cuando estén hechas, sacamos

Espinacas de pastel con pollo_FotorPastel de espinacas y pollo elaboración_Fotor

 

Pencas rellenas de morro y patas de cerdo con puré de espinacas

la foto-1355_Fotor 1Para evitar que comiendo esta hortaliza se nos quede cara de acelga, sinónimo de mala cara o gesto torcido, sugiero incorporar a este puré una sorpresa que preparamos con lo que vienen siendo las piernas de la acelga, es decir las pencas y rellenarlas con un pastel que preparamos de ese animal que nos encanta y del que aprovechamos hasta los andares, …nuestro querido cerdo.
Con el morro y las patas, que cada día se entiende más que en esto de la gastronomía se denominen manos de ministro, cocinamos todo.  Seguido, aún estando las patas calientes, hemos quitado los huesitos y junto con el morro hemos realizado una especie de pastelito que luego nos ha servido para rellenar las pencas.
Sinceramente el resultado ha salido espectacular, ha resultado un plato divino.
Me imagino que ya estáis con ganas de empezar a preparar este suculento plato, así que ya sabéis que necesito que os coloquéis el delantal y empezamos.

INGREDIENTES
la foto-1344_Fotor  2la foto-1353_Fotor_Collage 3_Fotor2 patas de cerdo
1 morro de cerdo
Pimienta negra
8 pencas de acelga
Harina
2 huevos
1 Tomate
1 chalota
150 fr. de espinacas hervidas
1 diente de ajo
3 pimientos del piquillo
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta negra

ELABORACION

la foto-1354_Fotor_Collage 7_Fotor
la foto-1358_Fotor_Collage_Fotor 9Preparamos las patas y el morro
Limpiamos bien las patas y el morro y a temperatura alta lo colocamos en una olla express cubierto de agua.
Salpimentamos y cerramos.  Cuando la olla empiece a silbar bajamos la temperatura y dejamos a fuego lento 90 minutos.
Abrimos y colamos. Por una parte reservamos la salsa y por la otra tenemos la carne, que cuando se atempere iremos quitando los huesitos de las patas.
Cortamos bien y mezclamos con el morro.
Preparamos una especie de masa sobre un papel de horno y cuando se enfrié empezamos a rellenar.
Cortamos las pencas y vamos rellenando.
Pasamos por harina, sacudimos bien,  huevo y a la sartén.
Sacamos las y colocamos sobre papel de horno para desengrasar.

Preparamos la verdura
En una sartén, incorporamos las verduras bien cortadas y limpias.
Dejamos que se vayan pochando poco a poco.
Cuando estén blanditas, incorporamos un trozo de gelatina del cocido de las patas y el morro, a la salsa y que se vaya integrando con las verduras.
Pasamos por la batidora y nos preparamos a emplatar.

EMPLATADO:

Colocamos el puré en el plato y sobre el mismo colocamos las pencas.
Salteamos unos cuantos piñones y esparcimos por el plato
Ahora, a comer!!!

la foto-1358_Fotor_Collage_Fotor 9_Fotor_Collage 9_Fotor
la foto-1358_Fotor_Collage_Fotor 9_Fotor_Collage_Fotor

Tortilla paisana

kokina 1

Tremendo bajón.  Nuestra “Kokina” que desde su llegada a estas tierras coincidiendo con las fiestas de Bilbao de la mano de “Poulette” (nuestra ponedora favorita), no se ha perdido ninguna propuesta del programa festivo, anoche llegó a la granja con un gran disgusto tras asistir en el fin de fiesta a la quema de Marijaia.
Hemos tratado de explicarle que Marijaia se despide así todos los años:  a lo grande,  para renacer el año que viene con más fuerzas, … y aunque parece que con esto se ha tranquilizado un poco, es ver una cerilla y aún se le ponen las plumas como escarpias.
Jet lag, kalimotxo, juerga, diversión, … todo ello seguro que ha hecho mella en ella,  así que tras servirle un espectacular desayuno (sobre una rebanada de pan de pueblo, una exquisita tortilla paisana y un buen vaso de leche de soja calentito con unas cucharadas de miel), la hemos aconsejado descansar.
“Poulette” nos ha acercado un par de huevos para la tortilla y es la encargada de velar el sueño de “Kokina”.
Nos comenta que ahora mismo, “Kokina” está roncando la mar de feliz.
¡ Arde Marijaia !  ,… que susto.

INGREDIENTES:

2 Huevos.
Espinacas.
Chorizo.
1 Patata.
1/2 Cebolla.
Mahonesa.
Aceite.
Sal.

ELABORACION:

En un bol echar los huevos y batir bien.  Echamos un chorrito de agua y batimos nuevamente. (Este truquito se puede hacer con leche también, así no comemos tanto huevo y tenemos más cantidad, que en algunos casos como este nos vendrá fenomenal, porque tenemos que hacer tres tortillas).

  • Tortilla de patata.

Pelar y cortar la patata y la cebolla.
Poner la sartén con un par de chorretadas de aceite, cuando esté caliente echar las patatas y la cebolla.
Sazonar y estar pendiente, dando la vuelta al contenido para que se vaya haciendo bien.
Cuando esté a nuestro gusto, escurrimos bien el aceite y echamos la mezcla al huevo.
Hacemos la tortilla y al plato.  La pintamos la parte de arriba de mahonesa.

  • Tortilla de chorizo.

Cortamos unas rodajas de chorizo o desmigamos un trozo quitándole previamente la piel.  Cuando tengamos la sartén caliente, echamos el chorizo, lo removemos en la sartén para que suelte la grasilla un par de vueltas o tres y echamos el huevo batido.  Damos forma a la tortilla y al plato, colocándola encima de la de patata.  Pintamos la parte de arriba de mahonesa.

  • Tortilla de espinacas.

Retiramos bien el agua de las espinacas.  Manchamos la sartén con un poco aceite y cuando esté caliente, incorporamos las espinacas y les damos un par de vueltas.  Ahora echamos al huevo batido que nos queda y vamos dando forma a la tortilla.  Cuando esté la retiramos y la colocamos encima de la anterior.  Pintamos en la superficie de mahonesa y ya está.

El orden de las tortillas no altera el gusto final.
A mí me gusta poner a los pies, la de patata, porque es la más consistente, el chorizo en medio, porque le da una nota de color y la de espinacas encima, porque me la presenta con un toque más sano y energético (que se lo digan a Olivia, como se ponía Popeye cuando se daba un chute de espinacas).

Bueno, lo dicho, espero que os salga muy rica y que la disfrutéis mucho.  Mientras aquí me quedo tutelando a las kirikis

GALERIA DE IMAGENES:

Tortilla de patata.
Tortilla de patata.
Ponemos encima la tortilla de chorizo.
Ponemos encima la tortilla de chorizo.
Y por último, la de espinacas.
Y por último, la de espinacas.
Kokina descansa tras el susto.  Poulette, a su lado.
Kokina descansa tras el susto. Poulette, a su lado.