Aguirre, jugador del Athletic

Miércoles 17 de abril de 2019

Carlos Aiestaran ha escrito un libro necesario e interesante sobre el primer lehendakari de los vascos, José Antonio de Aguirre y Lekube. No solo cantó en el Bihotz Alai y tocaba el Fiscorno sino era un buen deportista y jugaba en el Athletic.

Carlos Aiestaran en la presentación de su libro nos dice por qué lo ha hecho:

“He de comenzar por confesar que, probablemente, al igual que gran parte de la ciudadanía vasca, he sentido, desde que tuve cono¬cimiento real de su figura personal y política, verdadera admiración por este líder carismático que fue el primer Lehendakari de Euskadi desde su proclamación, en octubre de 1936, hasta su fallecimiento en el exilio, en marzo de 1960.

En el año 2010, en el que se cumplió el quincuagésimo aniver¬sario del fallecimiento del ‘Lehendakari’ José Antonio Aguirre, la Di¬putación Foral de Bizkaia editó el libro José Antonio Aguirre y Lekube. El fútbol: su faceta desconocida, trabajo que fue premiado exaequo en el I Certamen de Monografías Deportivas, convocado en el año 2009 por el entonces Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia.

Lamentablemente para mí, no pude incluir en su momento el papel jugado por Aguirre desde el Gobierno por él presidido, como figura clave en la promoción de actividades futbolísticas en el periodo que abarca desde el estallido de la Guerra Civil hasta la caída de Bilbao en manos de las tropas nacionales y, en especial, en la crea¬ción de la Selección Vasca de Fútbol con un doble motivo: por un lado, benéfico y, por otro, propagandístico. ¿La razón?: una cláusula del Certamen («Podrán presentarse al concurso todas aquellas per¬sonas que lo deseen, con un trabajo, en euskera o castellano, que sea original y no publicado, ni total ni parcialmente. La Diputación Foral de Bizkaia declina cualquier responsabilidad y se reserva el de¬recho a retirar el premio en el caso de descubrirse que un trabajo ha sido parcial o totalmente publicado con anterioridad a esta convocatoria»).

No pude incluir nada de ello, puesto que ya había tratado el tema en otro trabajo publicado en el año 2003: Fútbol y Metralla: Homenaje al sestaoarra rojiblanco José Luis Justel Bollar (1920 – 1938).

Habiendo transcurrido cerca de 9 años desde su presentación en público y, así mismo, aprovechando, por un lado, la circunstancia del traspaso de los derechos de edición a mi propiedad y, por otro, la ce¬lebración del octogésimo aniversario de la participación de la Selec¬ción Vasca de Fútbol (también llamada Club de Fútbol Euzkadi o simplemente Euzkadi) en la Liga Mayor 1938-39 de México D. F., me puse manos a la obra y finalicé lo que debiera haber sido desde un principio el trabajo presentado con el fin de realizar una nueva edición corregida y aumentada.

Al igual que comenté en la edición anterior, no es mi intención realizar una aproximación a la biografía del Lehendakari ni tampoco hacer un recorrido a través de su larga y dilatada trayectoria política. No en vano son muy abundantes los trabajos que sobre ambos as¬pectos se han publicado hasta el día de hoy.

No. Mi objetivo es otro. Quiero dar a conocer una actividad, una faceta de su vida mucho más ‘frívola’ que las estudiadas hasta el mo¬mento y, seguramente, desconocida por el gran público; actividad merced a la que, sin lugar a dudas, estoy convencido de que interio¬rizó una serie de valores -trabajo en equipo, sacrificio del individuo por el grupo al que pertenece, entrega sin límite por la victoria, auto¬disciplina, respeto por el adversario,…- que le serían de gran utilidad en su futuro político. Me estoy refiriendo a la enorme afición que José Antonio Aguirre tenía por el fútbol y, particularmente, a su pertenen¬cia al Athletic Club y su participación en el gran proyecto de creación de la Selección Vasca de Fútbol, así como, por extensión, a la íntima relación entre los hermanos Aguirre y Lekube con ese deporte; en efecto, todos ellos, a excepción de Ignacio, que murió a temprana edad, practicaron ese deporte.

Para finalizar esta breve presentación debo hacer dos adverten¬cias: por un lado, y aunque parezca fuera de contexto, comentar que más acorde con la época en la que se desarrolla el trabajo he decidido, en general, utilizar la grafía vigente en aquella y, por otro, que la pre¬sente edición no se corresponde con un trabajo de creación propiamente dicho, sino que se trata de una labor de investigación y recopilación de información proveniente de diferentes fuentes, infor¬mación contrastada y ordenada en el tiempo para facilitar su acceso al público en general.

Nori berea da euskaldunon legea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *